Senado de la República.
LXIII Legislatura, Tercer Año de Ejercicio.
Miércoles 22 de noviembre de 2017
 
 
 
 
 
Versión Estenográfica SolemneVersión Estenográfica MatutinaDescargue la versión de impresión o edición en formatos abiertos.


SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL MIÉRCOLES 22 DE NOVIEMBRE DE 2017.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
CÉSAR OCTAVIO PEDROZA GAITÁN

ÍNDICE

ORDEN DEL DÍA

ACTA DE LA SESIÓN ANTERIOR

COMUNICACIONES DE CIUDADANOS SENADORES

Una, de las Senadoras Laura Angélica Rojas Hernández y Angélica Araujo Lara, con la que remiten el Informe de su participación en el 72o período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, que se realizó del 18 al 25 de septiembre de 2017, en Nueva York, Estados Unidos

Una, del Senador Daniel Gabriel Ávila Ruiz, con la que remite el Informe sobre el reconocimiento realizado por la Fundación "José Pagés Llergo, A.C." al Canal de Televisión del Congreso de la Unión, mediante la entrega del Premio Nacional de Comunicación "José Pagés Llergo 2017", otorgado por la producción y transmisión de la serie documental "Nuestra Carta Magna: Memorias de un siglo", realizada para conmemorar el centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos"

Una, de la Senadora Luisa María Calderón Hinojosa, que exhorta a la Cámara de Diputados a aprobar la minuta en materia de seguridad y justicia denominada mando mixto y, en su caso, a la Cámara de Senadores a dictaminar y aprobar la Ley de Seguridad Interior

COMUNICACIONES Y CORRESPONDENCIA
INSTITUTO FEDERAL DE TELECOMUNICACIONES

Oficio con el que remite el Tercer Informe Trimestral de Actividades 2017

RESPUESTAS A ACUERDOS PROMOVIDOS POR SENADORES

Dieciocho oficios con los que remite respuestas a acuerdos aprobados por la Comisión Permanente y por la Cámara de Senadores

CÁMARA DE DIPUTADOS

Oficio con el que remite proyecto de decreto por el que se declara el tercer domingo de marzo de cada año como “Día Nacional del Tequila”

Oficio con el que remite proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

Oficio con el que remite proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan los artículos 11 y 12 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente

Oficio por el que comunica modificaciones en la integración ante el Organismo Internacional Parlamentos por las Américas (ParlAméricas)

COMPARECENCIA DEL TITULAR DE LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN, EN EL MARCO DEL ANÁLISIS DEL QUINTO INFORME DE GOBIERNO, EN MATERIA DE POLÍTICA INTERIOR

MENSAJE INICIAL DEL SECRETARIO DE GOBERNACIÓN, LICENCIADO MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG

LA ASAMBLEA GUARDA UN MINUTO DE SILENCIO POR EL SENSIBLE FALLECIMIENTO DEL PADRE DEL SENADOR ADOLFO ROMERO LAINAS

INTERVENCIONES
Senador Manuel Cárdenas Fonseca
Senadora María Elena Barrera Tapia
Senadora Angélica de la Peña Gómez
Senador Ángel Benjamín Robles Montoya
Senadora Adriana Dávila Fernández
Senador Ernesto Gándara Camou
Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez
Senador Carlos Alberto Puente Salas
Senador Celestino Cesáreo Guzmán
Senadora Dolores Padierna Luna
Senador Víctor Hermosillo y Celada
Senadora Angélica del Rosario Araujo Lara

POSICIONAMIENTOS DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS
Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México
Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática
Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo
Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional
Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional

MENSAJE FINAL DEL SECRETARIO DE GOBERNACIÓN, LICENCIADO MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG

DICTÁMENES DE PRIMERA LECTURA

De las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se deroga el artículo 158 del Código Civil Federal

De las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 1915 del Código Civil Federal

De las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 149 bis del Código Penal Federal

De las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se adiciona el artículo 160 del Código Penal Federal

De las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforma el primer párrafo del artículo 54, el inciso c) de la fracción I del artículo 90 y el primer párrafo del artículo 97; se deroga el último párrafo del artículo 54 y la fracción II del artículo 84; y se adiciona un último párrafo al artículo 52, todos, del Código Penal Federal

De las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto que reforma los artículos 19 de la Ley de Amparo, Reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y 163 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación

De las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que el Honorable Congreso de la Unión declara el día 10 de septiembre de cada año como el “Día Nacional para la Prevención del Suicidio”

De las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforman los artículos 27 y 133; y se adiciona un párrafo a la fracción II del artículo 27 y una fracción XIV al artículo 134 de la Ley General de Salud

De las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que el Honorable Congreso de la Unión declara la segunda semana de junio de cada año, como la “Semana Nacional del Donante Voluntario de Sangre y sus Componentes”

De las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que el Congreso de la Unión declara el primer sábado del mes de junio, “Día Nacional Del Glaucoma”

De las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 184 Bis de la Ley General de Salud

De las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos, el que contiene proyecto de decreto por el que el Honorable Congreso de la Unión declara el 5 de abril de cada año como "Día Nacional contra el Cáncer de Pulmón"

EFEMÉRIDES

CITA


SESIÓN ORDINARIA DE LA H. CÁMARA DE SENADORES,
CELEBRADA EL MIÉRCOLES 22 DE NOVIEMBRE DE 2017.

PRESIDENCIA DEL SENADOR
CÉSAR OCTAVIO PEDROZA GAITÁN

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: (11:10 horas) Solicito a la Secretaría informe a la Asamblea, el resultado del cómputo de asistencia de los señores senadores.

El Secretario Senador David Monreal Ávila: Honorable Asamblea, conforme al registro de asistencia, se han acreditado 66 ciudadanos senadores.

En consecuencia, hay quórum, señor Presidente.

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Se abre la sesión del miércoles 22 de noviembre, correspondiente al Primer Período Ordinario de Sesiones de Tercer Año de Ejercicio de la LXIII Legislatura.

Se declara un receso a la sesión ordinaria para pasar a la sesión solemne, convocada para esta fecha.

(Receso)

PRESIDENCIA DE LA SENADORA
GRACIELA ORTIZ GONZÁLEZ

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: (A las 12:14 horas) Se reanuda la sesión.

El orden del día está disponible en el monitor de sus escaños, con lo cual se informa de los asuntos que corresponden a la agenda de hoy.

El acta de la sesión anterior se encuentra publicada en la Gaceta de este día.

En consecuencia, consulte la Secretaría a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Consulto a la Asamblea, en votación económica, si se aprueba el acta referida.

Quienes estén porque se apruebe, favor de levantar la mano.

(La Asamblea asiente)

Quienes estén porque se rechace, favor de levantar la mano.

(La Asamblea no asiente)

Es aprobada el acta, señora Presidenta.

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Se recibieron las siguientes comunicaciones:

Una, de las Senadoras Laura Angélica Rojas Hernández y Angélica Araujo Lara, con la que remiten el Informe de su participación en el 72o período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, que se realizó del 18 al 25 de septiembre de 2017, en Nueva York, Estados Unidos.

Una, del Senador Daniel Gabriel Ávila Ruiz, con la que remite el Informe sobre el reconocimiento realizado por la Fundación "José Pagés Llergo, A.C." al Canal de Televisión del Congreso de la Unión, mediante la entrega del Premio Nacional de Comunicación "José Pagés Llergo 2017", otorgado por la producción y transmisión de la serie documental "Nuestra Carta Magna: Memorias de un siglo", realizada para conmemorar el centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos".

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: La Asamblea ha quedado enterada.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Recibimos también una comunicación de la Senadora Luisa María Calderón Hinojosa, que exhorta a la Cámara de Diputados a aprobar la minuta en materia de seguridad y justicia denominada mando mixto y, en su caso, a la Cámara de Senadores a dictaminar y aprobar la Ley de Seguridad Interior.

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: Remítase a la Cámara de Diputados.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Se recibió del Instituto Federal de Telecomunicaciones su Tercer Informe Trimestral de Actividades 2017.

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: Remítase a la Comisión de Comunicaciones y Transportes.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Se recibieron dieciocho oficios de diversas dependencias, con respuestas a acuerdos promovidos por Senadores y aprobados por la Comisión Permanente y por la Cámara de Senadores.

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: Informo a la Asamblea que dichas respuestas se han remitido a los Senadores promoventes y se encuentran publicados en la Gaceta.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Se recibió de la Cámara de Diputados un proyecto de decreto por el que se declara el tercer domingo de marzo de cada año como “Día Nacional del Tequila”.

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: Túrnese a las Comisiones Unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: También de la Cámara de Diputados se recibió un proyecto de decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: Túrnese a las Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público y de Estudios Legislativos, Primera.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Asimismo la Colegisladora nos remitió un proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan los artículos 11 y 12 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: Túrnese a las Comisiones Unidas de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Estudios Legislativos, Segunda.

Pasamos al siguiente asunto.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Por último, la Cámara de Diputados nos remitió un oficio por el que comunican modificaciones en la integración ante el Organismo Internacional Parlamentos por las Américas (ParlAméricas).

La Presidenta Senadora Graciela Ortiz González: La Asamblea ha quedado enterada. Remítase copia de la documentación a la Junta de Coordinación Política y a la Comisión de Relaciones Exteriores, América del Norte.

A fin de dar cumplimiento al Resolutivo Primero del acuerdo que modifica el correspondiente, que señala a los funcionarios que comparecerán en el Senado de la República para el análisis del V Informe de Gobierno del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, recibiremos este día  la comparecencia del licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, para analizar la política interior del país.

En el salón contiguo a este recinto se encuentra el Secretario de Gobernación, por lo que solicito a las Senadoras y los Senadores, Cristina Díaz Salazar, Héctor Larios Córdova, Isidro Pedraza Chávez, María Elena Barrera Tapia, Miguel Romo Medina, Luz María Beristain Navarrete, Miguel Ángel Chico Herrera, Gerardo Sánchez García, Verónica Martínez Espinoza, Esteban Albarrán Mendoza y Carmen Dorantes Martínez, acudan a recibirlo y  lo acompañen a entrar a este salón de sesiones.

(La Comisión cumple)

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ERNESTO CORDERO ARROYO

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Se reanuda la sesión.

Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, sea bienvenido a esta comparecencia a la que se convocó con motivo del análisis del V Informe de  Gobierno.

Asiste usted en cumplimiento a la obligación derivada del segundo párrafo del artículo 69, y de conformidad con el artículo 93, ambos constitucionales, por  lo que este acto se realiza bajo los principios que establece la relación corresponsable entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo de la Unión.

Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, como es de su conocimiento, el artículo 69 invocado compromete a los servidores públicos a que asistan en comparecencia a informar bajo protesta de decir verdad.

En consecuencia, procederé a tomarle la protesta correspondiente. 

Le solicito ponerse de pie.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Se solicita a todos los presentes ponerse de pie.

(Todos de pie)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, en los términos de lo dispuesto por los artículos 69 y 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, le pregunto:

“¿Protesta usted decir verdad en la información que exponga a esta Asamblea, y ante las preguntas que le formulen las señoras y los señores Senadores?”.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: “¡Sí, protesto!”.

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: “De no cumplir con el compromiso que asume ante la Asamblea, la Cámara de Senadores estará en posibilidad de iniciar los procedimientos a que haya lugar”.

Favor de tomar asiento.

La comparecencia tendrá un formato que asegura la participación de todos los grupos parlamentarios representados en esta Asamblea.

Daremos inicio con una intervención del licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, hasta por un tiempo de 20 minutos.

Señor Secretario, tiene usted uso de la palabra y de la tribuna.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Senador Ernesto Cordero, Presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Señoras y señores integrantes de la Mesa Directiva.

Señores coordinadores de los grupos parlamentarios.

Señoras y señores Senadores:

Acudo a esta soberanía convencido de la gran importancia que tiene el diálogo entre poderes y  la rendición de cuentas. 

Se trata de un ejercicio republicano que fortalece nuestra democracia y que nos brinda la oportunidad de analizar, desde la corresponsabilidad, los retos y avances que tenemos como país.

Inicio, en este sentido, con el tema de protección civil que es clave para salvaguardar la integridad y la tranquilidad de las y los mexicanos ante las situaciones de emergencia.

Como ustedes saben, los sismos que vivimos nos pusieron una dura prueba, pero también dieron muestra de las grandes fortalezas que tenemos como país.

Desde el primer minuto existió una reacción oportuna y coordinada entre instituciones, y esto no es producto de la casualidad, sino del trabajo que se ha realizado durante los últimos cinco años consolidando el Sistema Nacional de Protección Civil a partir de un enfoque preventivo y no sólo reactivo, poniendo en marcha el Plan MX como medio para garantizar una articulación efectiva de capacidades y de esfuerzos armonizando los marcos jurídicos en las entidades, respaldando a estados y municipios en el desarrollo de sus políticas públicas y sus instituciones, integrando los sistemas de monitoreo y alerta temprana, fortaleciendo las estrategias y herramientas para la reducción y gestión integral de riesgos y, muy importante, agilizando los procesos de atención a contingencias.

Fue a partir de estas bases que la emergencia se pudo superar para entrar de lleno y de manera pronta al proceso de reconstrucción, para lograrlo se ha realizado un esfuerzo de grandes dimensiones.

Por darles un ejemplo, con el total de escombros removidos en el sureste de la República podríamos llenar, dos veces y medio, el Estadio Azteca; pero a pesar de la dimensión del reto el trabajo realizado ha permitido superar la emergencia en breve tiempo.

Hoy las comunidades afectadas no solamente están de pie, sino que están avanzando y recuperando la normalidad, lo mismo en el centro que en el sur de la República.

La construcción y autoconstrucción de viviendas está en marcha.

En los lugares afectados se están distribuyendo ya las tarjetas de apoyo y se está impulsando la reactivación económica.

Todo ello de la mano con la ciudadanía que está participando no sólo para reconstruir, sino también para fiscalizar los recursos y supervisar los procesos.

En Chiapas y Oaxaca incluso se han entregado ya las primeras viviendas, en lo anterior hemos mantenido una presencia permanente en los municipios y las zonas afectadas.

Ni un solo día se ha dejado de acudir a las regiones y de atender directamente a las personas, familias y comunidades damnificadas; ni un solo momento dejaremos de estar junto a ellas y a ellos hasta lograr la recuperación plena porque ante los desafíos compartidos no hay mejor camino que la unidad.

Una unidad que no significa unanimidad, sino que se construye a partir del diálogo y de acuerdos; acercando a quienes piensan diferente y tendiendo puentes en la pluralidad; avanzando a partir de las propuestas y sin recurrir a las descalificaciones; sumando y privilegiando las coincidencias, nunca dividiendo.

Es de esa manera que durante estos cinco años se han logrado las transformaciones más profundas en la historia reciente de nuestro país, transformaciones estructurales que afectaron intereses, eliminaron privilegios y derivaron paradigmas, y que lógicamente generaron resistencias.

Pero cada una de ellas se ha logrado procesar en un entorno de gobernabilidad democrática sin perder el rumbo y cuidando la estabilidad, escuchando y dialogando con todas y todos, lo mismo con gobernadores, alcaldes y legisladores que con la iniciativa privada: maestros, estudiantes, grupos campesinos y organizaciones sociales.

Tan sólo el día de ayer estuvimos reunidos con un grupo amplio de campesinos que traen planteamientos lo mismo estatales que federales y ante los cuales, en todo momento, buscamos generar soluciones integrales, y lo hacemos actuando siempre de frente, siempre con franqueza y siempre con una política de puertas abiertas buscando que los conflictos se encaucen por la vía institucional y se resuelvan de manera pacífica porque las instituciones son la base de una convivencia fincada en la ley, el respeto y la tolerancia, y porque son ellas la herramienta más efectiva para hacerle frente a los retos del país.

Retos como los que se han presentado en materia de seguridad en donde estamos enfrentando una situación muy compleja, una situación que nos llama, como nunca antes, a la corresponsabilidad entre poderes y órdenes de gobierno porque se trata de un desafío que no conoce de fronteras territoriales o ideológicas, que afecta y compromete a todos por igual, que de ninguna manera puede prestarse a cálculos políticos ni a la improvisación, y ante el cual no podemos quedarnos únicamente en atender lo inmediato.

Por eso los esfuerzos se han concentrado en la construcción y fortalecimiento de instituciones como el único cimiento para la tranquilidad duradera, y así lo hemos hecho poniendo en marcha el número único de atención a emergencias que ya opera a nivel nacional y ha procesado hasta el día de hoy más de 61 millones de llamadas.

Se han ampliado las capacidades y la profesionalización de la policía federal mejorando prestaciones, apoyos y creando la división de gendarmería. Esto se ha reflejado en sus niveles de reconocimiento que se encuentran en sus máximos históricos.

De igual manera se construyeron y se pusieron en operación el Centro Nacional y los cinco Centros Regionales de Fusión de Inteligencia para generar información y acciones focalizadas de acuerdo con los retos específicos de cada contexto.

Y para construir comunidades más fuertes y menos vulnerables se ha continuado con los esfuerzos de prevención social de la violencia y delito a pesar de contar con menos recursos.

A su vez, se ha brindado un respaldo decidido y permanente para fortalecer y profesionalizar las instituciones locales de seguridad destinando, por ejemplo, más de 2 mil 100 millones de pesos para la creación y consolidación de las Unidades Especializadas de Combate al Secuestro en las 32 entidades federativas; y más de 70 mil 800 millones de pesos en la infraestructura, capacitación, equipamiento y dignificación de las corporaciones locales.

Asimismo, ya se cuenta con diagnósticos precisos sobre las corporaciones policiales en cada estado y con un modelo óptimo policial con indicadores objetivos y plazos puntuales que permitirán guiar y medir los avances en la materia.

Dichos diagnósticos se harán públicos para que así se puedan evaluar y verificar, y para que así la actuación de quienes somos responsables en el tema de seguridad se pueda no sólo evaluar, sino también sancionar por la sociedad porque vemos el reto de la seguridad con perspectiva de Estado, no sólo de gobierno, por eso hemos actuado muy cerca y siempre en coordinación con las entidades y con los municipios sin ver diferencias entre colores ni ideologías.

Pero hay que decirlo con toda claridad, que hay camino por delante, que el reto que enfrentamos nos exige ir más allá de lo inmediato y que se necesitan cambios de fondo en el diseño de modelo de seguridad, particularmente para disminuir la asimetría que existe entre las instituciones federales y locales porque lograr una tranquilidad de largo aliento exige que dejemos de ser un país donde alrededor de 600 municipios no cuentan con una corporación policial.

Y donde de mil 800 corporaciones que existen la mitad tiene menos de 20 elementos; y donde el 40 % de sus integrantes ganan menos de 4 mil 600 pesos al mes y, en su mayoría, no reciben el equipamiento, la capacitación y las condiciones laborales que requieren.

Ante esta situación es fundamental reformar un modelo que proviene del siglo pasado y que ya no responde a la realidad actual para usar un esquema que propicia la dispersión de fuerzas y la debilidad crónica a otro que brinde mejores bases para construir policías locales sólidas, confiables y con mayor capacidad de respuesta.

De lo contrario, factores como la improvisación, la falta de continuidad en las políticas públicas o los cambios de gobierno seguirán frenando los avances.

El respaldo federal a estados y municipios habrá de continuar sin distinciones, sin politizar y poniendo en primer lugar el interés de la sociedad tal como lo hemos hecho en estos últimos cinco años.

Aquí, permítanme reconocer la labor del Ejército, la Marina Armada y la Policía Federal que ha sido fundamental para que muchas comunidades recobren la tranquilidad que merecen.

(Aplausos)

No obstante su participación en estas tareas no pueden ni deben ser  permanentes, por eso es fundamental que los gobiernos locales asuman a cabalidad su corresponsabilidad, de contar con corporaciones policiales profesionales y confiables; sobre todo en un país como el nuestro con diversas regiones y con un amplia extensión territorial y geográfica en el que es indispensable construir instituciones locales fuertes para seguir haciendo frente en unidad a los desafíos.

Y, para ello también se requiere de una justicia más humana, efectiva y oportuna que haga valer la ley  y dé respuesta a la legítima exigencia social de poner punto final a la impunidad.

Es por eso que este gobierno realizó un esfuerzo sin precedentes para impulsar la implementación del nuevo sistema de justicia penal.

De los 21 mil millones de pesos invertidos durante  los ocho años de la etapa de transición, 9 de cada 10 se erogaron en este gobierno, porque comprendimos la dimensión del reto, y ahora estamos impulsando la consolidación del sistema como la mejor manera para su fortalecimiento.

Sabemos que existen áreas de oportunidad que deben subsanarse con trabajo responsable y permanente tal como se sigue haciendo en materias como capacitación, infraestructura y equipamiento, porque es con instituciones sólidas como mejor se defiende y se protege la dignidad de las personas. 

Por eso también seguimos trabajando en  materia de derechos humanos a partir de una política de Estado, sumando y articulando los esfuerzos de la sociedad y los tres órdenes de gobierno con una apertura sin precedentes al escrutinio de organismos internacionales y a la colaboración para atender sus recomendaciones, y poniendo en marcha acciones puntuales y de fondo ante los retos que enfrentamos.

Nunca como ahora se  había invertido y trabajado tanto para erradicar la violencia de género; lo hemos hecho a través de un programa nacional que ha respaldado a más de 16.2 millones de mexicanas para empoderarse y ejercer sus derechos.

Por ejemplo, hoy contamos ya con 38 centros de justicia para las mujeres en 26 entidades federativas, cuando en 2012 eran apenas 7.

De igual manera se está trabajando con las entidades federativas y con la ONU para intensificar y emplear la labor preventiva contra la trata de personas.

Se transitó de un enfoque asistencial a uno de derechos en atención y protección integral a niñas, niños y adolescentes.

Se cuenta ya con nuevas herramientas para investigar, perseguir y sancionar la tortura, y precisamente hace unos días el Presidente promulgó la Ley General Sobre Desaparición de Personas, resultado del trabajo conjunto entre la sociedad, el gobierno y, por supuesto, el Congreso de la Unión.

Un instrumento que será clave para actuar de manera más ágil y coordinada ante estos casos y, sobre todo, para hacer cumplir la exigencia de justicia.

Porque es necesario enfrentar con decisión nuestros desafíos, para construir mejores realidades que dignifiquen a las personas.

Esa misma convicción nos llevó a poner en  marcha una política integral en  materia de población, que le regresó a esta agenda la importancia que ameritaba y que está haciendo del derecho a la identidad una herramienta de inclusión, gracias a la interconexión de registros civiles se han entregado más de 4 millones de actas de nacimiento interestatales, de éstas, 3.8 millones se expidieron en territorio nacional y más de 200 mil en el extranjero.

Se simplificó el trámite de Apostille en beneficio de la población México-Americana que hoy puede obtener su CURP o su acta de nacimiento con mayor facilidad y en mucho, mucho menos tiempo.

Se fortalecieron con tecnología y capacitación los registros públicos del país, y se avanza en la consolidación de la CURP como llave de acceso a todos los trámites y a todos los servicios.

Asimismo, se ha trabajado en favor de comunidades históricamente marginadas, como las poblaciones indígenas, donde se han entregado cerca de 50 mil actas de nacimiento que hoy pueden traducirse en 30 lenguas originarias más habladas en nuestro país. Porque los derechos no son  para quedarse en el papel, ni por supuesto en el discurso, tiene que ejercerse y garantizarse con hechos y resultados concretos.

Así lo estamos haciendo valer también en el tema de migración en ambas fronteras, atendiendo a los retos en esta materia.

En el norte se vigiló el cumplimiento de los acuerdos con Estados Unidos en materia de  repatriación para que las y los mexicanos que retornan lo sigan haciendo en condiciones dignas y seguras, con puntos y horarios fijos recibiendo atención médica, documentos, alimentación y traslados.

Ahora, además hemos ampliado la oferta de oportunidades y alternativas productivas en colaboración con la iniciativa privada, así como la certificación de habilidades para que nuestros migrantes puedan reinsertarse a la vida social y también a la económica.

Y en el sur, hemos entregado ya casi medio millón de tarjetas de visitantes y de trabajador fronterizo para incentivar el tránsito ordenado y seguro, porque vemos a la migración no como factor de encono, sino  como una palanca para el desarrollo, la unión y la fraternidad.

El balance que hoy realizamos como parte de este ejercicio republicano debe contribuir a refrendar a la democracia como punto de encuentro y corresponsabilidad y, sobre todo, para seguir construyendo desde la pluralidad las respuestas que México exige y merece.

Gracias por su atención. 

Y quedo atento a sus preguntas.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Compañeras Senadoras y Senadores, les informo, y antes de proceder a las participaciones de los señores Senadores, me  permito hacer el siguiente anuncio.

Les informo que esta madrugada ocurrió el lamentable deceso del señor Manuel Romero Zamudio, padre de nuestro compañero Senador Adolfo Romero Lainas.

A nombre del Senado de la República le expresamos un pésame muy sentido a  nuestro querido amigo Adolfo Romero, y le solicitamos transmita a toda su familia  la solidaridad del Senado en el duelo que viven en estos momentos.

Les solicito ponernos de pie para guardar un minuto de silencio en  memoria del señor Manuel Romero Zamudio.

(Todos de pie)

(Se guarda un minuto de silencio)

Damos paso a la ronda de preguntas y respuestas conforme lo establece el numeral 3 del Resolutivo Segundo del acuerdo aprobado el 3 de octubre pasado.

En esta fase los grupos parlamentarios tendrán cinco minutos para plantear su pregunta. Inmediatamente el compareciente responderá por un lapso de hasta cinco minutos. Las preguntas se organizarán en dos rondas, conforme a la distribución dispuesta en el acuerdo.

En consecuencia, tiene el uso de la tribuna el Senador Manuel Cárdenas Fonseca.

El Senador Manuel Cárdenas Fonseca: Con el permiso de la Presidencia.

Señor Secretario, bienvenido a este ejercicio de rendición de cuentas.

Compañeros legisladores, permítanme expresarle al Secretario, en nombre propio, una disculpa porque la agenda del Senado el año pasado no permitió que se cumpliera con este ejercicio al que nos obliga la ley.

Y trataré de centrarme en aquello para lo que es este ejercicio, no habiendo tenido el año pasado esta práctica y refiriéndose este año, este momento al 2015, quisiera comentar con usted algunas cosas que en el mosaico nacional lastiman en el día a día, no sin reconocer en usted habilidades, destrezas, capacidades y la confianza que le tiene su jefe, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, entendiendo que en el lato sensu, en lo macro, usted está como dicen viendo el bosque y sus colabores en el día a día tratando de arreglar en su responsabilidad que las ramas de alguno de los árboles del bosque no sufran contaminación, pareciera ser que sus colaboradores antes que ayudarlo a usted en su esfuerzo le agregaban negativos a su desempeño en estos dos años a los que me referiré, pondré un ejemplo en particular que en Sinaloa lastimó mucho.

El gobierno del señor López Valdez tuvo como jefe de la policía al señor Aguilar Íñiguez bajo el argumento que para combatir la delincuencia la cuña tenía que ser del mismo palo, y el señor Aguilar Íñiguez dos años fue declarado no apto para el ejercicio del encargo, 2014-2013, fue la última vez, y cuando se le cuestionó si iba a renunciar, él dijo que el examen de control de confianza que a él le interesaba era el de Malova.

Y bueno, en Sinaloa nos sentimos muy desprotegidos del órgano responsable en el sector coordinado de la dependencia a su cargo, no nada más que esta persona con plena impunidad durara los seis años, sino que aparte retara de esa manera al orden jurídico.

Igualmente en Sinaloa, en los centros de reclusión se han dado un sinfín de fugaz de las cuales no tenemos claridad por qué se dan con tanta facilidad. De lo que sí tenemos claridad es que los exámenes de control de confianza y quien califica quiénes son aptos para estar en estos centros de reclusión, desde celadores, agentes de la SEIDO, hasta los directivos, es el orden federal, ahora entonces quien está validando las capacidades de esas personas es el orden federal y no los órdenes estatales, y ahí tenemos un hoyo negro terrible, no me voy a referir al presente año porque va para peor.

Señor Secretario:

Tengo el gusto de conocerlo de hace varios años, de respetarlo, de ver en usted una gente que se aplica en la responsabilidad de su encargo, pero hay temas a quienes fuimos a la facultad de derecho, y aquí lo he criticado con bastante regularidad, como el de la llamada Conago, que no tiene documento legal alguno que le dé vida jurídica, y sin embargo en uno de los años que aquí me refiero tuvimos el descaro hasta de llevarlos a firmar como testigos de honor en un evento con un organismo internacional, es un grupo de facto, es un poder fáctico, y lo he dicho aquí, y se lo he dicho a quienes han presidido la Conago.

Desde antes de que estuviera el gobernador de Morelos y ahora que estaba el jefe de gobierno de la Ciudad de México, que si interpretáramos el concepto de su actuación en la Real Academia de la Lengua, caería perfectamente en una de las acepciones que sobre el particular dice pandilla.

A mí me preocupa sobremanera, señor Secretario, que todos nos estén reclamando el Estado de derecho dentro y fuera del país, usted vaya y dé la cara, usted vaya y enfrente en la banqueta, en la cancha de básquetbol, en el lugar de la tragedia, y pareciera que la disfuncionalidad del sector coordinado no lo ha acompañado en ese ímpetu y en ese sentido de la responsabilidad.

Usted hablaba ahorita de las Fuerzas Armadas a quienes les reconocemos su función y el trabajo que han desarrollado; sin embargo, algo que ha lastimado mucho, señor Secretario, y en lo que yo le pediría y sería mi pregunta a la luz de que el próximo año ejerceremos un presupuesto o se ejercerá un presupuesto que ya fue aprobado.

¿Qué piensan hacer para la debida estructura del gasto? Para que en los gobiernos estatales no se tome el recurso, que es de los trabajadores, desde la aportación del patrón o la aportación del trabajador mismo, y los gobernadores con una desfachatez digan: “es que lo retuvimos”; no, si lo hubieran retenido ahí estaba, lo dispusieron.

Y uno es dinero de la Federación como patrón, no es de los gobiernos estatales, y otro es del trabajador mismo que es absolutamente ajeno, y todos los estados tienen un problema gravísimo en sus pasivos laborales, en sus fondos de pensiones, y ahora, por otro lado, nos llega una minuta de dictamen de la Cámara de Diputados en la que van a poder utilizar para gasto corriente parte de las aportaciones.

De igual suerte en esta medida de la discrecionalidad del gasto, en el ejercicio del gasto, señor Secretario, lo que se plantea es, como sucede en Sinaloa, que el día de ayer el Gobernador del estado plantea una inversión de 700 millones de pesos para crear un centro en condiciones más dignas para las Fuerzas Armadas, cosa que es loable, pero el problema es que no le damos el tránsito legal, señor Secretario.

Sinaloa no tiene convenio de coordinación con la defensa desde hace tres años, el único que existe de acuerdo a acceso a la información es para apoyo a las viudas o a las cónyuges cuando el esposo ha quedado en condiciones de no poder seguir desempeñando el encargo.

En este entorno macro, dejando de lado la política migratoria y otros temas o de población, señor Secretario, es fundamental que con su experiencia en el ejercicio de lo público y de la política, con su experiencia, como es Gobernador, con el reconocimiento que le tienen los titulares del Poder Ejecutivo, estatales, se haga algo desde la dependencia a su cargo, que entiendo que usted lo invita a hacer todos los días, pero sus colaboradores no lo acompañan.

Yo voy a poner un ejemplo. El Senado debiera de ver el Pacto Federal, sin embargo, nos pasamos en el olvido, por no decirlo de otra manera, a los congresos estatales.

¿Qué les cuesta documentar, legal y fehacientemente, pongo un ejemplo, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos plantea, que es el Congreso del Estado, el que deberá pedir el auxilio del orden federal cuando esté sesionando ordinariamente, y cuando no lo esté haciendo lo podrá hacer el Ejecutivo, es decir, cuando estén en receso y esté funcionando la diputación local permanente? Y no lo hacen.

¿Será meritorio para las Fuerzas Armadas seguirlas llevando en ese desaseo legal?

¿Será meritorio para la sociedad mexicana que hayamos creado una correa de transmisión en la que la calidad de vida de sus habitantes se ha visto diezmada terriblemente, porque ni siquiera se respetan los espacios competenciales del ejercicio del encargo en las entidades federativas?

Por esa razón, señor Secretario, yo no le preguntaría sobre un evento en particular.

Y sí le preguntaría. ¿Qué es, para corregir estos problemas de presencia cotidiana durante 2014 y 2015? En la que pareciera que la estrategia era que todos fueran culpables para que todos resultaran inocentes, podamos corregir esto, y con su sapiencia, su experiencia, su buena disposición podamos tener un 2018 en el que verdaderamente estén orientadas ya las órdenes, las políticas para que haya un ejercicio del gasto, no haya una deformación de la estructura del gasto, y después todos los titulares de los poderes ejecutivos anden a salto de mata.

Y por otro lado, les podamos corresponder a las Fuerzas Armadas conforme a lo que es el derecho positivo vigente actual, seguridad en la actividad que se desarrolla.

Muchas gracias, señor Secretario.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senador Cárdenas.

Solicito al Secretario de Gobernación haga uso de la tribuna para responder lo expuesto por el Senador Cárdenas.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias, Presidente.

Senador Manuel Cárdenas.

Senadoras y Senadores:

En todo este proceso que hemos venido atendiendo en materia de seguridad, uno, y parte fundamental es el tema de los controles de confianza.

Aquí lo he dicho en esta tribuna, hace algunos años, en el 2008, se determinó iniciar en este proceso de una manera más agresiva, me refiero a los controles de confianza, impulsado por sociedad civil, y después se vio que la necesidad de diferenciarlos, de no aplicarlos de manera homogénea, de clasificarlos, incluso, de acuerdo a la responsabilidad de unos y otros cuerpos de seguridad.

Hoy, aprobado que está, y acordado, déjeme decirlo de alguna manera, así con la propia sociedad civil interesada en estos procedimientos. Hoy hay controles de confianza en los estados, apoyamos con los controles que se realizan en la PGR, que se realizan en el Cisen. Sólo apoyamos, pero la definición respecto al resultado que se da, sí está en los estados, sí está en que los estados, de ninguna manera pueden seguir teniendo en operación, como sucede en muchas entidades y en muchos municipios, a quienes no pasaron estos controles de confianza, y esto, por supuesto, lo único que queda de parte del gobierno de la República es señalarlo, como lo dije hace un momento, daremos a conocer el diagnóstico completo y ahí viene en el tema, de los que no han aplicado los controles de confianza, para que se sepa qué estado, qué entidad y qué municipio está retirando, sé que hay problema de liquidez, pero eso no quiere decir que por ello los puedan seguir dejando en las calles, al servicio de la ciudadanía, cuando no están aptos para ello, y por eso es importante que se haga transparente.

¿Quién sí cumple con la ley?  ¿

¿Y quién no cumple con la ley desde los municipios, el Estado y la Federación?

Los Centros de Reclusión están en la misma circunstancia, los centros, apoyamos en los procesos, con protocolos, pero la operación también corresponde a los estados, y recodar cómo está dividido nuestro país, un país federalista.

Nosotros buscamos acercamiento, buscamos coordinación, les damos todo el respaldo, todo el apoyo, todas las sugerencias, todos los lineamientos, incluso, pero están en mandato de los estados hacerlas suyas o no, porque algunas no están en ley.

Por eso la urgencia, y esto va obligado al punto final de ustedes, Senador, la urgencia de poner en ley lo que no está regulado.

Usted refirió a las Fuerzas Armadas. Lo hemos escuchado aquí, en el debate, durante mucho tiempo, uno que va más ligado a tema de derechos humanos, cuando creo que debe estar ligado al tema de regulación lo que ya está sucediendo y evitar que se cometan actos desproporcionados, en el caso de que alguien osara comportarse de esa manera en las entidades o en los municipios.

No hay regulación al respecto, no hay Ley de Seguridad Interior, y con ello está, en sólo una decisión desde un escritorio, el decidir si van las Fuerzas Armadas en apoyo a los estados y a los municipios, sí, a petición de los mismos.

Pero no habla de protocolos, no habla de tiempos, no habla de esta temporalidad en la que deben de estar sólo en presencia, nuestras Fuerzas Armadas, en los estados.

Sí se ha urgido. Escuchaba el último discurso del Secretario de la Defensa, si ellos no están pidiendo estar en los estados, ni en los municipios hacer tareas que no les corresponden.

Ellos, lo que están pidiendo, es que si esto va a seguir, hay que regularlo, y esta ley no es para las Fuerzas Armadas, y yo quisiera dejarlo aquí muy claro ante el Senado de la República. La Ley de Seguridad Interior es para la seguridad de los ciudadanos, es para regular la actuación de las fuerzas armadas, no es para darles protección.

Y respecto a los recursos, Senador, hemos, desde el área de Gobernación, apoyado y respaldado para que de manera transparente se ejerzan de mejor manera recursos como el Fortaseg, señalado, quienes llevan un atraso y lo vamos a hacer aún más grande. No puede ser que no se haga un gasto efectivo y transparente del mismo.

La Auditoría Superior de la Federación lo señala, ahí hay una deficiencia muy grande. Siempre se piden más recursos, pero no se gasta lo que se tiene, y me refiero a centros penitenciarios en la aplicación de recursos para estos lugares y para el fortalecimiento de las policías.

Nosotros creemos que con la otra ley que estamos solicitando, que es del modelo de policía, ahí también podrían ponerse sanciones a quien no ejerza debidamente los recursos en esta materia, y sanciones para quien no cumpla con responsabilidad el encargo que tiene hacia la protección de las y los mexicanos.

Creo que es urgente buscar un acuerdo para caminar en estas dos leyes que son fundamentales para regular todo lo que usted ha mencionado en su exposición.

Gracias, Senador.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor Secretario.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora María Elena Barrera Tapia.

La Senadora María Elena Barrera Tapia: Con su permiso, señor Presidente.

Señoras y señores integrantes de la Mesa Directiva del Senado de la República.

Señor Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, sea usted bienvenido a esta soberanía.

Una de las grandes situaciones y problemas que vivimos todos los días y, que atentan sistemáticamente  los derechos humanos, es el grave problema que vivimos de violencia en nuestro país, y específicamente el que instrumentan las mujeres, mujeres de nuestro país, de cualquier edad, sin importar condición económica, hoy pareciera que tenemos un grave problema no tan sólo al salir a la calle o al salir al trabajo, al dejar a los niños a la escuela, sino también a estudiantes, y lo más grave aún, que la mayoría de las veces no es afuera, sino también dentro del domicilio donde ocurre la violencia.

Este fenómeno se ha producido durante varias generaciones, sabemos que es uno de los grandes cánceres de nuestra sociedad, oculto, porque además implica hablar de nosotros mismos y tal vez por ello es más difícil de poderlo identificar.

Es por eso indispensable la acción del Estado mexicano, para generar condiciones que garanticen una vida libre de violencia para las mujeres, así como mayor equidad para lograr también su pleno desarrollo.

Señor Secretario, sabemos que desde el inicio de la actual administración, el  gobierno de la República se propuso ambiciosos proyectos para acabar con el lastre que representa la desigualdad y la violencia contra las mujeres, incluso dentro del Plan Nacional de Desarrollo     2013-2018, se estableció la estrategia transversal de perspectiva de género.

Se promovió el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades   y la no discriminación y, en particular, en el ámbito de su competencia, se impulsó el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres 2014-2018.

Si bien, es innegable el compromiso que se ha tenido por parte del gobierno, para eliminar este daño, también es muy importante que se identifiquen cuáles han sido los logros, porque pareciera que fuera, allá afuera, no vemos cuál es el avance, toda vez que las noticias, la radio, la televisión solamente hablan y solamente ponen el dedo donde se está presentando  un caso más, un caso doloroso de un feminicidio.

Por ello, estamos conscientes de que la violencia contra las mujeres  en todas sus formas, es un problema complejo, la tarea de combatirla requiere también del esfuerzo de todos, de la sociedad, de los gobiernos en sus diferentes niveles  y también de los Poderes de la Unión.

Sabemos que desde la Secretaría de Gobernación que usted dirige, se ha trabajado en coordinación  con estos actores.

Sobre todo para hacer frente al problema y particularmente en el marco del Sistema Nacional de Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres.

Tenemos conocimiento que se ha impulsado esta política de manera transversal para garantizar a todas las mujeres  el acceso a una vida libre de violencia.

Por ello, señor Secretario, ¿qué acciones han llevado a cabo, desde la Secretaría a su cargo, para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y, particularmente, para apoyar a las  entidades federativas a realizar a esta tarea?

Y también que esta soberanía y que quienes nos están escuchando pudiéramos conocer ¿cuáles son los resultados tangibles, medibles, con indicadores que se han tenido en relación a este tema?

Por su respuesta, muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Adelante, Secretario.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias, señor Presidente.

Este es uno de los temas más relevantes que se presentan en el mundo. Hay cifras que se han dado a conocer en diferentes foros internacionales, pero me centro en México. México según diferentes tipos de mediciones, se habla que hasta un 60, 65 % de mujeres mayores de 18 años, alguna vez, por lo menos en su vida ha sufrido violencia contra ellas.

Y esta cifra pudiera seguir aumentando si desde el gobierno  o desde todos los ámbitos de responsabilidad pública no pudiéramos hacer una acción  conjunta, coordinada para poder erradicar y, por supuesto, sancionar la violencia de género.

Y tenemos muchos conflictos para poder enfrentarlo, déjenme darles un dato y ayer mismo lo comentábamos, tuvimos un encuentro de todos los centros de justicia para las mujeres que se han construido, todas las titulares, y ahí hablábamos sobre  que de cada diez mujeres que han sido agredidas, ocho,  no se lo cuentan absolutamente a nadie y del resto, por ser doblemente victimizadas, no coloca ningún tipo de  denuncia.

El tipo de vejaciones o el tipo de violencia contra las mujeres se da en el hogar, se da en la escuela, se da en la calle, con actitudes machistas, y se da, a lo largo, a veces de toda su vida.

Las acciones no solamente tienen que ser  para sancionar, sino para prevenir y estamos trabajando de manera muy importante con los gobernadores, pero también estamos trabajando para que desde la propia familia, desde la propia escuela se pueda modificar esta actitud que se tiene, que se siga pensando que es un acto normal, del cual nos tenemos que seguir acostumbrando todos, y pareciera que para erradicar la violencia contra las mujeres, sólo le corresponde a las mujeres, y el factor fundamental es el de los hombres, por eso hemos impulsado diferentes campañas.

Hemos venido trabajando con los estados para capacitarlos y profesionalizarlos a los servidores públicos con perspectiva de género, y me refiero a algo puntual, ¿porque una mujer no va a denunciar? Porque se puede encontrar un Ministerio Público que no entienda, que no sepa conducirse y genere todavía una violación mayor a esa mujer que acudió ante él, para buscar justicia, doblemente victimizada.

Hay estados, y por eso también trabajamos para homologar legislación al respecto, hay estados que todavía castigan más el robo de ganado, que la agresión contra las mujeres, y por eso nos reunimos con todos los congresos locales para explicarles y decirles y poder hacer las modificaciones al respecto.

Les hablaba de la inversión en los 38 centros de justicia, que muy posiblemente a veces ni se conozcan, habían siete construidos, hoy se ha construido la mayoría, pero además no solamente es para lo que luego se piensa, que es un refugio, sí para protección, es sí para su apoyo jurídico, pero también para el empoderamiento de las mujeres, para que no puedan y deban regresar a la misma circunstancia de donde salieron.

Hoy estos centros que queremos que exista por lo menos uno por estado, han cambiado la vida de casi 500 mil mujeres, hoy hay una línea que hemos dejado que siga y subsista, 01800hablalo, donde se han atendido a miles y miles de mujeres, se les ha orientado y se les ha protegido. Tenemos una política de Estado en la  materia, una política que nos permita en este esfuerzo sin precedentes de todas y de todos, erradicar este problema desde una perspectiva amplia y desde una perspectiva integral. Y esto, reitero, debe ser con el trabajo coordinado y la corresponsabilidad de todos.

Se han invertido muchísimos recursos, pero tenemos que avanzar aún más, tenemos que trabajar aún más desde lo local, tenemos que trabajar para, como lo hemos venido haciendo,  para avanzar con pasos firmes, como la despolitización que se hizo de la alerta de género.

Algunos de su experiencia local podrán saber que no había este proceso porque estaba totalmente politizado. Hoy hay grupos de especialistas, universitarios, de la sociedad civil que nos ayudan para que no se tenga que llegar ni siquiera a ese momento, sino se haga todo un proceso antes, para que se hagan todas las políticas públicas para erradicar la violencia de género.

Estamos trabajando con las entidades, hoy se han declarado dos entidades federativas con alerta de género, más de 90 municipios, pero no queremos llegar hasta ese momento. Y no queremos que se entre en el proceso o conflicto mediático, sino la acción contundente para erradicar la violencia.

Desde el hogar, trabajar mucho, desde la propia comunidad, haciendo entornos en los que permitan la libertad de la mujer. Y quitar esos señalamientos, que le sucedió una cosa u otra en la agresión hacia una mujer, porque se lo buscó, para cambiarlo por un discurso de libertades para todas las mujeres, para hacer su vida con éxito y felicidad y no a partir de estereotipos que vengan desde una comunidad o desde una sociedad entera.

Vamos a seguir trabajando con organismos internacionales, vamos a seguir con campañas por ellas, con el apoyo y total responsabilidad de nosotros, para tener mejores indicadores y para erradicar y sancionar la violencia de género.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Secretario.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Angélica de la Peña.

La Senadora Angélica de la Peña Gómez: Buenas tardes señor Secretario de Gobernación, licenciado Miguel Ángel Osorio Chong.

Señoras y señores:

Es imposible no observar que la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, que impulsó este gobierno el 2 de enero de 2013, para integrar la formulación y ejecución de las políticas, programas y acciones tendientes a garantizar la seguridad pública de la nación y de sus habitantes, proponer al Ejecutivo Federal la política criminal y las medidas que garanticen la congruencia de ésta, entre las dependencias de la Administración Pública Federal, así como a coadyuvar a la prevención del delito, ejercer el mando sobre la fuerza pública para proteger a la población ante todo tipo de amenazas y riesgos con plena solución a los derechos humanos y libertades fundamentales, la integridad y los derechos de las personas, así está inscrito el artículo 27 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en su fracción XII, cuyos preceptos acabo de referir y que todo lo mencionado tiene como fin las libertades, el orden y la paz públicos, así dice la ley.

Se desaparece al Secretaria de Seguridad Pública. Hoy a cinco años, ya tenemos un balance de esa decisión que tomó el actual gobierno, y la política de las policías pasan de manera integral a la Secretaría que usted encabeza.

Estamos a finales del sexenio, sin que hubiera una política efectiva para la profesionalización y capacitación de las policías para poder reemplazar a las Fuerzas Armadas en las labores de seguridad pública que se heredó del calderonismo.

Las tasas de homicidios dolosos se dispararon, este año será el peor año, después de 20 años. Y este mes será el peor de lo que va del año. Las policías siguen siendo inconfiables, la persecución de la delincuencia organizada sigue siendo un fracaso, la diversidad de la delincuencia organizada va a la alza, insisto, en toda su diversidad, y por supuesto lo más grave es que constatamos todos los días que hay un crecimiento de las violencias, no lo podemos ocultar.

Y si a esta situación le agregamos la deficiente implementación del sistema acusatorio, entonces, señor Secretario, tenemos la tormenta perfecta.

Esta comparecencia se da en un contexto de real preocupación de las y de los mexicanos por el crecimiento de estos delitos, que no se puede ya seguir maquillando las cifras, y mucho menos de puede menospreciar estas cifras.

Y en este contexto es necesario mencionar que el día de ayer se impactó nuestro ánimo frente al asesinato del ombudsman de Baja California Sur, el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Baja California Sur, Silvestre de la Toba Camacho, que como sabemos, murió junto con su hijo, y su esposa y su hija se encuentran graves, y por supuesto tengo que mencionar que este deleznable hecho también impacta al sistema de organismos de Derechos Humanos Nacional y de las entidades federativas.

En este marco verificamos que los recursos del Presupuesto de Egresos para Seguridad siguen determinados en mayor medida para las Fuerzas Armadas evidenciando que la propuesta del gobierno federal en 2012, para constituir, entre otros proyectos la Gendarmería, para enfrentar la crisis que dejaba el sexenio anterior, hoy frente a los datos duros es un fracaso.

Recordemos que ese proyecto se presentaba como la gran apuesta del gobierno al inicio de su administración en el marco de una súper Secretaría que usted encabeza, esa fue la reforma, la gran reforma que caracterizó al sexenio, la reforma a la Ley Orgánica de Administración Pública.

Pero hoy observamos que se siguió, por desgracia, la misma estrategia y obvio, pues no nos extrañe su fracaso.

Señaló usted en su intervención, en esta tribuna, que se requiere otra gran reforma, pues es necesario recordar que su partido tiene detenida la minuta en la Cámara de Diputados para constituir una coordinación inscrita en un Mando Mixto que no deje al garete a los municipios, sino que les apoye y consolide y no nos ponga servilmente bajo la conducción del gobernador, cualquier que sea.

Que articule realmente la coordinación en los tres órdenes de gobierno para realmente cumplir con la ley, como dice la ley: “preservar las libertades, el orden y la paz pública”.

Claro que es necesario reconocer, como usted aquí lo mencionó, reconocer a las Fuerzas Armadas porque han asumido la responsabilidad que le corresponde a la autoridad civil.

Señor Secretario, puedo hacer varias preguntas sobre muchos cuestionamientos del quehacer del gobierno, y particularmente del área que usted encabeza.

Sólo hago una, una sola pregunta, ¿por qué no se fortaleció el Sistema de Seguridad Pública para atender el crecimiento de las violencias que hoy tienen sumido al país en una situación desastrosa y que alcanza a toda la población de todas las edades y de todas las condiciones?

¿Por qué en vez de dedicar los recursos que están inscritos en el Presupuesto de Egresos de la Federación para fortalecer las policías militares, inscritas en las Fuerzas Armadas, no se dedicaron en sus recursos desde el principio del sexenio para fortalecer a las corporaciones policíacas y no tener el desastre que hoy tenemos?

A cinco años me parece que debiésemos tener una relación genuina de sinceridad para que nos pueda decir, en serio, ¿qué fue lo  que pasó durante todos estos cinco años y que hoy se evidencias como un fracaso evidente, insisto, que no se puede ocultar?

Por su respuesta genuina, sincera, autocrítica, le agradezco anticipadamente.

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Adelante, Secretario.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias, Presidente.

Senadora Angélica de la Peña.

Senadoras y Senadores:

Primero, por supuesto la modificación que se hizo a la Ley Orgánica de la Administración Pública no fue la gran reforma, yo creo que las grandes reformas, las que todas pasaron por aquí, estructurales, le están dando viabilidad, crecimiento y desarrollo al país, visto no solamente desde el Gobierno, creemos que desde la sociedad y a nivel internacional.

La modificación que se planteó, quiero puntualizar, se presentó a partir de lo que estaba sucediendo en nuestro país: dispersión de esfuerzos, falta de coordinación sin liderazgo desde el ámbito federal, que entonces no podía bajar a los estados, estados; yo era Gobernador sin respaldo y sin apoyo porque desde arriba no había coordinación.

Esta decisión tiene resultados positivos, Senadora, hoy hay una espléndida coordinación entre todas las instituciones federales, espléndida, no hay competencia y hay resultados respecto a la actuación porque escucho, sí, muchas cifras que hay que analizarlas y que, por supuesto, nos dicen las malas circunstancias, que ya admití hace un momento, pero también los grandes logros como capturar a quienes, de no haberlo hecho, estarían en las circunstancias verdaderamente dramáticas en nuestro país.

108 de los 122 que nadie los menciona, cuando en muchas comparecencias anteriores, en muchos otros lugares, en otras legislaturas anteriores siempre era el tema respecto a estos delincuentes.

Hoy han sido logros de nuestras Fuerzas Armadas de la Policía Federal, hoy es el esfuerzo del Estado mexicano ante la impunidad que se generaba al no detenerlos, ante la complicidad de la que se hablaba al respecto de ellos.

Y también ha generado esta modificación que hoy se tenga una Policía Federal, que recibimos en una creación enorme, que nos tocó consolidar para el servicio del país.

Y cuando usted habla de presupuesto creo que usted me exige hablar con claridad y verdad.

Yo le digo que faltó agregar muchos datos a lo que usted manejó de manera muy general.

Mucho de este recurso, en lo que refiere a la Secretaría de Gobernación, fue destinado a los estados, Senadora.

Ustedes no refieren a cinco Centros de Fusión de Inteligencia, Cisen, en cada región, cinco, con una inversión de más de 7 mil millones de pesos al servicio de los estados para que ahí puedan hacer todos los procesos para dar con todos los delincuentes, y no necesariamente estar acá, a nivel nacional

Tampoco escuché hablar sobre los más de 3 mil millones de pesos que se han puesto en los estados para hacer las Unidades Antisecuestro que no existían, y donde existían no tenían ningún protocolo y procedimiento.

Hoy son unidades reconocidas por la propia sociedad civil; hoy en estas cifras, que también se han hecho públicas, pues no se refieren, las positivas, que no son del gobierno, son de todos, una baja casi del 20 % del secuestro porque hemos creado instituciones, porque les dimos todos los equipos para su profesionalización y para su actuación, porque pusimos incluso capacitación nacional e internacional y limitantes respecto a la remoción, movilidad de los integrantes de estas agrupaciones.

Los que están preparados para combatir el secuestro no pueden estar combatiendo otro tipo de delito, ese fue un acuerdo nacional que no hemos venido todos respaldando, para eso sirvió esta modificación.

Usted le pone, de verdad, un pero a la Policía Federal que hoy es una de las más confiables a nivel nacional y reconocida a nivel internacional, o a la actuación de los militares o de los marinos.

Las malas actuaciones las hemos señalado y hemos puesto en su proceso al respecto de quienes han cometido algún exceso.

Pero como conjunto la Policía Federal ha venido teniendo una actuación ejemplar y de apoyo a los estados.

Muchos de los recursos que se han aplicado van directamente a las entidades.

Y respecto a ese presupuesto a las Fuerzas Armadas no es para hacer Policía Militar. Es que por muchos años esos militares, a los que les exigimos mucho y a veces no tienen tanto, no tenían el equipo o ya se había hecho viejo el equipo con el que contaban, y para evitar tragedias se aplicó mucho de este recurso para su apoyo y fortalecimiento, ahí están esos recursos a los que usted refiere.

Sinceridad me pide, hay que dar el siguiente paso, un paso responsable.

¿Hay una minuta en la Cámara de Diputados? es cierto, no sé si sepa usted y todas las Senadoras y Senadores que estuve con la Mesa Directiva, estuve con todos los coordinadores y les dije que eso que aquí se aprobó tenía serias deficiencias que iban a generar mayor descontrol y problema.

Y les dejé tres hojas en las que se evitarían complicaciones, porque yo recuerdo bien, una de ellas, por ejemplo, que aquí se aprobó, que dice: si alguna de las unidades de una corporación no está haciendo, no está cumpliendo con su responsabilidad, se puede retirar; y entonces, dejan la corporación, una parte de la corporación del municipio, otra se la lleva el estado, la dispersión de recursos, el orden para los recursos, se volvía complejo.

O se queda con la policía o se le quita toda la policía.

No estamos en contra del orden mixto, lo que estamos en contra es que se haga y se generen problemas mayores al orden, al debidamente de este proceso.

Sí necesitamos ese paso, Senadora; sí necesitamos que si hoy hay 600 municipios que no pueden hacer un solo policía, que no pueden tener una sola corporación; si se va a dejar la ley como está, hay que darles el recurso suficiente para ser una institución seria y responsable.

Y sí necesitamos que si se van a citando los municipios, de esas 1,800 corporaciones que existen, y reitero, 600 no, hay 600 municipios que no tienen un solo policía, que no tienen una sola corporación, darle la suficiencia para que no tengan menos de 20 policías para cubrir a una población de 20 o 40 mil personas.

Sí se requiere un nuevo modelo policial, sí se requiere, a la luz de las estadísticas y de los datos, que por cierto, Senadora, usted dice que a la omisión o a la poca transparencia es este gobierno el que le abrió todos los datos a la sociedad civil para no estar discutiendo cifras, para ver nuestra realidad y actuar en consecuencia.

Entonces, sí creemos que fuera de foros, y en la discusión seria y responsable que ustedes hacen y entre cámaras se vea cómo puede funcionar un nuevo modelo de policía; dada las estadísticas, poquitas a las que he referido en este momento.

Y sobre el nuevo sistema de justicia penal, dimos un brinco a un modelo de cien años para pasar a un modelo garantista, del cual estamos de acuerdo, pero que tiene dificultades y problemas, seguimos en la capacitación, seguimos cuidando todos estos procedimientos, no estamos de acuerdo en algo que lesione, lacere esta reforma constitucional, este modelo; no queremos llevarlo a casos como el de Chile, que se tardaron hasta 15 años, y que en su consolidación, queremos que se haga pronto, que se haga bien, y aquí  también la participación de los estados ha sido fundamental, y con ellos estamos trabajando.

Esas serían las respuestas admitiendo los problemas que se tienen, pero también con soluciones.

Y una de las soluciones, lo dije, tal vez no se me escuchó, es que tenemos el diagnóstico completo, con tiempos, plazos para que cada entidad forme las constituciones, más allá de partidos políticos, y más allá de períodos de gobierno.

Muchas gracias por su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Secretario.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Benjamín Robles Montoya.

El Senador Benjamín Robles Montoya: Gracias,  Senador Presidente.

Lo esencial es que el Estado represente a la sociedad, lo esencial es que el Estado represente a la sociedad, dejó dicho uno de los principales ideólogos de su partido, señor Secretario; y también  dijo, que, para los que no quieren oír la historia, en su sordera llevan su penitencia.

Me refiero, como usted sabe, a don Jesús Reyes Heroles.

Y digo todo esto, señor Secretario, porque lo negativo para la gestión de su Secretaría y del gobierno de la República en lo general es que han mostrado una insensibilidad crónica y una incapacidad probada.

Ni representan los intereses, clamores y causas de la sociedad, al menos, Secretario, de la inmensa mayoría de los mexicanos ni tampoco han sabido escuchar o dejarse ayudar ni siquiera orientar.

Insisto, digo esto porque nunca antes un gobierno había estado tan alejado de su pueblo. Nunca antes un Secretario de Gobernación había sido rebasado de tal manera que la gente atiende más a otros titulares, y aun a otros actores antes que a quien encabeza ese ministerio y que por mandato de ley es quien coordina a los secretarios de Estado y demás funcionarios de la Administración Pública Federal.

Sin embargo, como siempre ha sucedido durante su gestión, Secretario, en el Senado de la República estamos dispuestos a dialogar con usted, porque aun aquí no perdemos el sentido de la responsabilidad para la cual nos han llamado nuestras respectivas entidades federativas.

Mire, de las 46 fracciones del artículo 27 de la Administración  Pública Federal que le atribuyen el despacho de diversos asuntos, de verdad que hice el esfuerzo por encontrar resultados fiables, que le dieran algún crédito a su gestión, algún avance positivo, algo que  justificada venturosamente su paso por este importante cargo.

Fue inútil, de verdad que fue inútil, porque las cifras alegres o  los indicadores son incompletos en la mayoría de los casos o resultan opacados, sí, resultan opacados por las problemáticas torales de la política y la seguridad en su país.

Y digo esto, porque con la reforma del 2013, a su cartera, algunos albergaron esperanzas, que hoy por hoy, todas, todas desde mi punto de vista han sido derrotadas.

Secretario: Al hilo de los asuntos que hemos seleccionado en nuestro grupo parlamentario realizaré las preguntas y cuestionamientos directos a los cuales por supuesto agradeceré su respuesta.

Usted tiene la responsabilidad de conducir las relaciones del Ejecutivo con diversos poderes e instituciones, en eso se incluyen también los gobiernos de las entidades federativas y los gobiernos municipales, y hay que decir que la relación, pero sobre todo, la atención de las preocupaciones de dichos alcaldes han sido hasta ahora desastrosas.

Porque, cómo podría calificarse de otra manera, cuando dichas autoridades, Secretario, siguen siendo presa de extorsiones, y otros, han perdido incluso hasta la vida sin que el Estado mexicano pueda hacerse responsable y darle garantía a dichos presidentes para el ejercicio  de sus cargos.

Secretario: ¿Hasta  cuándo reconocerá usted su responsabilidad para garantizar a  los presidentes y a las presidentas municipales de todo México las condiciones de vidas para el ejercicio de sus funciones?

Porque, deber suyo, Secretario, es promover la activa participación ciudadana, pero sin embargo, hace algunos días su jefe, el Presidente de la República trató de enmendar la plana a diversas organizaciones civiles y a la ciudadanía en general condenando a que participe aun con su opinión en los asuntos nacionales.

Y, por eso le pregunto, ¿abordó usted este tema con el Presidente?, antes o después de dicho acto.

¿Qué postura le merecen a usted las opiniones del mandatario en este tema?

Como para mí, le puedo decir también, para millones de mexicanos, la inseguridad es una enorme preocupación, todavía, hace algunos años se podían andar con  libertad y cierta confianza por una inmensa proporción del territorio nacional.

Hoy es todo lo contrario.

Resultado primero de una errónea estrategia de combate al crimen, y luego con una evidente falta de capacidad, y que se ha entregado el territorio pues a la delincuencia.

De hecho, el principal logro de esta administración, es hacer más democrático este país, sí, es ironía, es ironía porque lo digo que hoy busca, ha logrado igualar la inseguridad y el crimen en todas las clases, en todos los estados y en todos los rincones, le pregunto: ¿se hace usted responsable de la inseguridad que priva en México?

Y finalmente. ¿Se hace usted responsable de algo, señor Secretario?

Porque, por ejemplo, y esto es muy importante que lo responda usted con claridad y con datos fehacientes, pues de verdad está en juego la credibilidad del gobierno entero, dado que usted es el encargado de la política interna de este país.

Le pregunto. ¿Está usted inmerso en la contratación de empresas cercanas a usted, constructoras principalmente, que han obtenido, según se ha registrado en un medio nacional, cerca de 63 contratos por parte de diversas instancias federales, se hace usted responsable de eso?

¿Se hace usted responsable de algo, señor Secretario?

Y concluyo, porque sé bien que pocos se atreven a cuestionarlo de frente, pero creo que es un deber de mexicano hacerlo así, en México debe haber más verdad y menos escándalo, más valentía y menos corrupción, debe haber más esperanza.

Le agradeceré sus respuestas a estas preguntas, señor Secretario, que están formuladas, insisto, de forma directa y merecen, por lo tanto, respuestas directas.

Reyes Heroles decía: “en la sordera llevan la penitencia”.

Y esa penitencia les está por llegar.

Y el pueblo sabiamente sabrá imponérselas con rigor y con justicia.

Espero sus respuestas.

Y una última acotación, porque me asumo como vocero del Partido del Trabajo, y le quiero decir a usted y al Presidente, a través de usted, que la persecución que están recibiendo nuestros dirigentes sabemos que es porque hemos tomado la decisión de ir en alianza con Morena y López Obrador, es una decisión irreversible, hagan lo que hagan nosotros iremos en alianza y estamos listos para enfrentar esa persecución.

Es cuanto.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senador Robles.

Adelante, señor Secretario.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Con gusto, Senador Benjamín Robles.

Senadoras, Senadores, habré de contestar cada una de sus preguntas, porque yo soy de los que creo que lo que algunos expresan en la demagogia, en la solución fácil no es camino de un proyecto y de una opción responsable, y nosotros en este gobierno nos hemos conducido con gran apertura.

Mire usted, este gobierno y en lo que en mi área corresponde he tenido más reuniones para hacer políticas públicas que en cualquier otra parte de la historia de la propia Secretaría de Gobernación.

A diferencia también, su servidor y todo el equipo que me acompaña acudimos a los estados y a los municipios, no sólo estamos sentados buscando la crítica hacia las entidades o los municipios, vamos ahí, los atendemos, les respondemos y les apoyamos, por cierto, asumiendo cada quien su responsabilidad, pero las más de las acciones que se hacen en este gobierno y en lo que toca a mí área están construidas con la sociedad, esa sociedad que luego no se escucha, Senador, esa sociedad que luego cuando sale a manifestarse se les llaman que son demagogos o que son parte de un grupo de privilegios, pero hay que recordar que esa sociedad debe escucharse, no como en los años del 2003, 2004, en el que la sociedad se le señaló fuertemente cuando pedían mayor seguridad, mayor justicia.

Hablamos con todos, Senador, no excluimos a nadie, con todos los grupos sociales absolutamente, con los que traían una gran crítica y con los que traen crítica y propuestas, y con ellos hemos y seguiremos construyendo y, por supuesto, con la sensibilidad de cambiar lo que no ha funcionado, pero con ellos mismos los hemos podido atender y ver que se pueden construir mejores escenarios, y lo hemos venido haciendo y avanzando.

Usted seguramente no lo sabe, pero me reúno y hacemos trabajo con todos los legisladores locales de manera cotidiana y trabajamos, Senador, junto con ellos.

Lo hago con los alcaldes que ahora están organizados en una sola organización, en un solo ente, y con ellos también construimos soluciones a los problemas que tienen, pero asumiendo que tienen responsabilidades.

Y aquí hay una gran contradicción, no se quiere dar la modificación a un nuevo modelo de policía y usted viene y señala que no se puede ni siquiera dar seguridad a los policías, es que ellos que tienen la responsabilidad de cuidar a la sociedad tampoco tienen las capacidades para hacerlo, las capacidades institucionales, y usted viene y dice: “protejan a un alcalde que está en riesgo”. ¿Y la sociedad? ¿Y la responsabilidad de ellos de dar seguridad a la sociedad?

Pero aún y con esto, Senador, no hemos dejado de apoyar a ningún alcalde que se dice en riesgo una vez revisada su circunstancia, hemos atendido a todos en diferentes regiones, y hoy servicio de protección federal con muchos alcaldes, muchísimos, pero también les estamos exigiendo que ellos hagan algo para proteger a la ciudadanía, a la que usted no mencionó, por cierto.

Y es por eso que urgimos a que se dé ya una reforma que permita poner a cada quien en su lugar, pero también que permita que quien no puede con esa responsabilidad de seguridad la asuma el Estado cada entidad federativa, pero se sigue en las discusiones, se sigue en la demagogia, se sigue pensando en soluciones fáciles y también no se observan los avances que se han logrado, porque así como asumimos que hay dificultades en algunas regiones, le invito a que pudiera conocer, por ejemplo, el caso de éxito de lo que se ha logrado en La Laguna, dicho por la propia sociedad, por los propios empresarios, y le podría mencionar varias entidades de la República, no como aquí se ha dicho por algunos que en todas las regiones y en todos los lados, esa es la publicidad que a algunos les gusta hacer de nuestro país, yo lo que digo es que tenemos dificultades, lo asumimos y lo estamos enfrentando, y estamos apoyándoles a las entidades.

Sobe el foro que usted refiere, se lo contesto puntualmente, no estuvo usted ahí, lo que refirió el Presidente es que así como hay que estar abiertos a la crítica, también al reconocimiento, y que nunca escucha de algunos un reconocimiento al policía, al miembro del Ejército o al marino, que nunca se escucha de algunos muy críticos un buen trabajo de algún miembro de nuestras Fuerzas Armadas o de la Policía Federal, como ha sucedido cotidianamente, y sólo se asume crítica hacia esas instituciones, eso es lo que pasó en ese foro.

Y sobre lo que usted refiere a mi persona, no tenía por qué comentárselo a usted, pero lo contesté. Primero, decir que no tengo nada que ver con ninguna de estas áreas, como SCT y otras, que pusieron en esta nota, y lo dejo claro en público que no tengo nada que ver en ningún conflicto de intereses con ninguna de las empresas ahí referidas.

Lo que he logrado ha sido con mi propio esfuerzo durante más de 35 años de trabajo.

(Aplausos)

Es público, es público, lo que tengo es público, por cierto, a mí no me heredaron, ni me han donado absolutamente nada. Soy producto de mi propio trabajo y el resultado de ello.

(Aplausos)

Y asumiendo cada quien nuestra responsabilidad, y entrando en lo que usted ha marcado, efectivamente estamos inmersos en un proceso electoral, pero no nos escudemos en el proceso electoral ante acciones irregulares y mal manejo de los recursos públicos.

La PGR tiene obligación de señalarlo, y el señalado de defenderse. Nosotros no nos meteremos en cuestiones políticas, como lo hemos venido validando en todos estos cinco años de gobierno.

Yo no veo el temor y el miedo por la dificultad ante señalamientos, que como el mío, estoy dispuesto abrir y explicar todo, pero también espero que todos los entes, incluidos partidos políticos puedan estar dispuestos y abiertos y no se escuden en un proceso electoral o en una alianza para rendirle cuentas a la sociedad.

(Aplausos)

Gracias.

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Secretario.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Adriana Dávila Fernández.

La Senadora Adriana Dávila Fernández: Buenas tardes a todas y a todos.

Presidente de la Mesa Directiva, gracias por la palabra, por el uso de la palabra.

Señor Secretario, sea usted bienvenido.

Quiero, primero, decirle que me dirijo al Secretario de Gobernación de este país, no a Miguel Ángel Osorio Chong.

Creo, como usted, que la demagogia no sirve de nada si no hay acciones contundentes, pero también creo que hay ciertas responsabilidades que los cargos públicos nos dan.

Actualmente México atraviesa por una de sus etapas más críticas de los últimos tiempos en materia de seguridad.

A cinco años de que este Senado de la República colaboró para concretar reformas fundamentales en materia de impartición de justicia, seguridad pública y protección a los derechos humanos, tenemos un resultado que nadie deseaba, un gobierno desesperado por la crisis de inseguridad generada por inacción y complacencia, resultados malos en materia de seguridad y una sociedad que justificadamente no cree en sus autoridades por los altos índices de impunidad y también de corrupción.

En principio es preciso establecer que las reformas en materia de Sistema Acusatorio y de Derechos Humanos, esas que aún sostienen la posibilidad de que México pueda revertir estas crisis de inseguridad, fueron concretadas desde el sexenio pasado.

Ahora remontémonos al 2013, en esta administración, cuando en contra de lo que muchos de nosotros opinábamos, se realizaron reformas en materia de política interior, principalmente relativo a la centralización de las facultades concebidas anteriormente a la Secretaría de Seguridad Pública Federal, para trasladarlas a la Secretaría de Gobernación.

Hace unas semanas, el Presidente de la República pretendía hacer una apología de los pobres resultados en materia de seguridad, reduciendo al absurdo real, de que uno de los grandes males de este país era la corrupción y decía: “Si hay un choque aquí en la esquina ¡Ah! Fue la corrupción”.

En efecto, señor Secretario, la corrupción, esa que el Gobierno Federal minimiza, en realidad es un mal que evita el combate efectivo de los delitos, trasgrede y vulnera la sociedad de muchas formas.

Pensar que únicamente esta tiene lugar a partir de un pago para obtener algo de forma ilegal, es una visión muy simple y muy limitada. Son muchas las formas de cometer actos de corrupción y sus consecuencias.

Otra muestra del daño que puede causar la corrupción, la he conocido en virtud del encargo que tengo como Presidenta de la Comisión Contra la Trata de Personas, y que tuve la oportunidad de enfrentar, pero también de padecer.

La gran simulación de este combate a la trata de personas, y agradezco que estén aquí los responsables de las áreas de la Secretaría de Gobernación, porque esta simulación a través de adulaciones pagadas a una sola activista que tiene el monopolio de la crítica o del aplauso a los gobiernos, y que además se llevó y se redujo al término de que es un pleito de carácter personal, realmente tiene un señalamiento muy claro, señor Secretario, es: “Si pagas cualquier contrato que yo te dé, tienes un premio, si no lo pagas serás acusado de tratante”.

Todo es cuestión de entrarle a la simulación. Este funcionamiento es muy fácil.

Hemos cambiado el “cooperas o cuello”, a “Le entras o accedes o te conviertes en tratante”.

¿Cuál es la consecuencia?

El resultado el basado en un premio otorgado, que además la propia Organización de las Naciones Unidas ya señaló que no tiene ni otorga premios.

Los gobiernos, tanto federal como estatal, estatales, perdón, dejan de dirigir esfuerzos y recursos sin preventivo.

Total, para qué, si ya se compró un premio que dice: “Que combato el delito”, pero además, lo dicen, de trata de blancas con la ignorancia del término de los usos, de los términos arcaicos, porque ni siquiera conocen lo que significa la trata de personas.

Entonces, vemos cómo la erradicación del delito a la investigación y la búsqueda de la justicia quedan del lado de virtud, de que alguien, sin ninguna calidad, autoridad realizan una supuesta certificación a cambio de algo más.

Entonces, el caso que le expongo del Presidente de la República, no es el choque de la esquina que refiere el Presidente, es un hecho real que acontece a diario de forma cotidiana y que daña y vulnera el Estado de derecho generando impunidad, tráfico de influencia y más, y más delincuencia.

Mal ejemplo ese del choque, que por cierto, si de algo esas características se dieron, es que alguien cometió una infracción.

Los anteriores hechos que yo le mencioné, por cierto, que los haré del conocimiento de las instancias correspondientes en materia penal, y por cierto también de responsabilidades de los servidores públicos, que presentaré en los siguientes días estas denuncias.

Me vuelvo al tema de inseguridad. Quiero decirle, señor Secretario, lo siguiente:

Este es el análisis y evaluación de la Comisión Intersecretarial 2015, que llegó un año después.

El 2016, ya ni hablamos, porque sólo se cambió, de acuerdo a la Secretaria Técnica, por cierto un nombramiento que no es correcto, de la misma comisión, el término de “víctimas”, por “posibles víctimas”, y de “sentencias”, por “sentencias de primera instancia”.

Hago entrega, señor Secretario, porque tengo la seguridad y la certeza de que no le dieron información.

Y quiero que me pasen la primera lámina, por favor.

Le voy a dar algunos nombres para ver si los conoce.

Ema Gabriela Molina Canto, Yucatán.

Mara Fernanda Castilla Miranda, Puebla.

Guillermina Parrilla Santiago, Tamaulipas.

Carmen Obispo Hernández, Tamaulipas.

Anayetzin Damaris, Ciudad de México.

Jazmín Contreras López, Tlaxcala.

Quizás aquí nadie sepa quiénes son ellas. Todas ellas son víctimas de un delito llamado “feminicidio”, señor Secretario.

Déjeme decirle, que en el caso concreto del estado de Yucatán, Ema Gabriela Molina Canto se le dictaron medidas precautorias en el 2016.

Pasó un año, y en marzo de 2017, fue literalmente, literalmente asesinada, víctima de feminicidio, afuera de su casa. Hasta la fecha tenemos problemas para la reparación del daño. 

Quiero decirle que en el informe que le entregué, la Comisión Intersecretarial le entrega cuatro datos cotejados con algunas auditorías: 2 mil 13 víctimas; 6 mil 655 víctimas; 439, 2 mil 115 y 460 víctimas de trata de personas aparentemente rescatadas.

¿Sabe cuántas fueron atendidas? Cero, señor Secretario, ninguna, ni reparación de daño, ni atención de primera instancia.

Pero le voy a dar otros nombres, que quizás, que quizás sí conozca.

Alejandro Orozco Rubio.

Emilio Orozco de la Garza.

Pablo Orozco de la Garza.

Germán Villar Barajas, por cierto que ya murió, y que sigue apareciendo como representante legal de algunas asociaciones y empresas.

Teresa Edith Chamosa,  que tiene, por cierto, un proceso de coyotaje en la delegación Cuauhtémoc.

Mariana Ruenes y Madai Morales Albino, todos ellos, dueños, representantes de empresas, fundaciones, marcas registradas e instituciones educativas, todos ellos que aparecen en esta primera lámina.

Y quiero que pasemos a la segunda lámina, señor Secretario, que usted la verá.

Los giros que tienen estas familias, tan sólo de estas empresas que le entregaré copia y que le entrego también copia de los contratos que aquí  están y que son de carácter público, tan sólo de estas empresas, se le dio a la familia Orozco de la Garza, algo así como 13 millones 930 mil 333 pesos de contratos de adjudicación directa que, por cierto, debo decir,  rebasan, rebasan la adjudicación directa, es decir, los montos de la adjudicación directa.

Tres empresas invitadas con un dato que le adelanto, curiosamente las tres empresas con los mismos representantes legales.

¿Cómo se le llama esto? Se le llama “corrupción”, señor Secretario.

Eso, 2 millones y medio a un hijo, 1 millón 670 a otro,  3 millones 433 a otro, 1 millón 746, etcétera, etcétera, etcétera.

Apoyos dos desde la Secretaría de Economía, desde el fondo del emprendedor del gobierno del Distrito Federal, desde la Casa de la Moneda, desde el Fondo de Desarrollo Social, sin contar, además, señor Secretario, todos los inmuebles otorgados  por el SAE, Sistema de Administración y Enajenación de Bienes, que se le dan a una sola asociación civil,  o a dos, con los mismos dueños, 11 millones 524 mil pesos  de propiedades para una sola persona.

El tema es, señor Secretario, por qué entonces el informe dice de tantas víctimas y la SAE dice que hay cero víctimas.

No entiendo de dónde el SAE otorga esos bienes, genera esos bienes y establece esos temas.

Señor, la palabra es muy simple, se le llama “corrupción”.

No le voy a dar más datos de otros estados, porque los únicos que pudimos conseguir por transparencia fueron los del gobierno federal.

Aquí está la relación y contrato por contrato de cada una de esas empresas.

No es un tema personal, señor Secretario, soy Presidenta de una Comisión.

Aquí están el número de viajes que realiza la señora Orozco, junto con sus hijos, junto con sus parientes, junto con los temas, es más, nos representa, diciendo que tenemos el mejor modelo en materia de trata de personas de atención  a víctimas, las cuales son literalmente explotadas, porque a costa de ellas se está viviendo de este tema.

Y si a ese tema, estoy hablando de todos los estados y ahorita, no se preocupe, porque yo no tengo en este momento partido, para aquellos que piensan que es un tema personal.

Este tema y estas empresas, señor Secretario, que le pido, que evidentemente investigue de estas asociaciones, porque también, seguramente conocerá estos  inmuebles que no están identificados de asociaciones como Reintegra, Fundación Camino a Casa, Casa Sobre la Roca, etcétera, etcétera, etcétera, son a cambio de lo que usted va a ver a continuación, un premio entregado en el año 2014, por su lucha contra la trata de personas a Javier Duarte…

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Senadora Dávila, continúe, por favor, y le agradeceremos brevedad.

La Senadora Adriana Dávila Fernández: Sí.

Yo le agradezco, pero éste no es un tema personal, sólo quiero aclararlo, señor Presidente de la Mesa. Porque este es un tema de contratos dados por la Administración Pública Federal y por los contratos dados de manera  irregular por las administraciones estatales, y si eso no es competencia, no entiendo cómo.

Premió a Javier Duarte, premió a Borge, premió a Nacho Peralta, recientemente que entró por su combate a la trata de personas o su ayuda en la campaña electoral, premió a Eruviel Ávila, con el mayor número de feminicidios, premió a Miguel Mancera, premió a Moreira, premió a Velasco, premió a Rafael Moreno Valle, premió a Elías Azar, todo esto con el aval de los gobiernos, porque demuestro en el informe que le acabo de dar, que ninguna de las sentencias que están ahí son en materia  de trata de personas, ninguna de las sentencias que están ahí, son  en materia que corresponde a esto, y resulta ser que hay más de 200 organizaciones civiles que están siendo invisibilizada, mientras la señora va en una camioneta blindada, otorgada por el gobierno federal o por el gobierno del Estado de México, Ema Gabriela Molina Canto muere porque no se le dictaron medidas cautelares afuera de su casa.

No, señor Secretario, no es un tema personal.

Este es un tema de datos y cifras que están ahí, y lamento mucho que la Senadora, integrante de la Mesa Directiva no lea siquiera porque se demanda en los informes, en los que ella misma planteó, no es el tipo penal siquiera, señor, el que estoy discutiendo aquí, son actos viles, son actos graves, son actos de corrupción, que permiten que este gobierno con esta asociación que sólo es un ejemplo como con muchas otras  que se están avalando, sigan estos actos que nos están lastimando como país.

Debo decirles, señor, que hay organizaciones muy serias, las mismas que están abandonadas, a las que no se les hace caso, a las que no se les lleva a Dubái, ni se les monta en camellos, a las que no se les lleva cenas en Argentina, a las que no se les pagan premios al Vaticano, a las que no se les da nada, esas organizaciones, señor, están evidentemente, evidentemente en esta desprotección del Estado mexicano.

Yo quiero decirle a usted, señor Secretario, porque me parece que la Senadora está bastante impaciente, pues ni modo, tiene que escucharme, los datos de transparencia, señor están en los contratos que estoy presentando.

Le voy a dar el último dato, y con esto concluyo ante la impaciencia de mi compañera.

El 6 de octubre de 2016, Alberto Kibrit recibe de parte de Alejandro Orozco de la Garza, el Premio Hoja en Blanco por las donaciones económicas realizadas a esta asociación  y a las fundaciones Casa sobre la Roca.

¿Sabe quién es Alberto Kibrit, señor? Le voy a dar el dato, él fue fundador de la Exposexo.

¿Tiene algo de malo que hay una Exposexo? No, señor, yo no soy nadie para calificar la moral de nadie.

Lo que sí, es que antes se satanizó ese tema, y cuando se le empezó a dar dinero a este tipo de personajes, de pronto desapareció la crítica, por obra y magia del Espíritu Santo.

Señor, le pido dos cosas, la primera, le entregaré todos estos documentos para que sean las áreas correspondientes las que investiguen  y haré las demandas correspondientes por la responsabilidad  posible de servidores públicos, de la Administración Pública Federal,  así como le pido a mis compañeros que revisen esas empresas que estarán evidentemente en el resto y pueden pasar la siguiente lámina.

Y también le pido, señor, que si algo me llega a pasar a mí, en mi estado, por cualquier cosa, lo hago responsable de lo que esté sucediendo.  

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senadora Dávila.

Adelante, Secretario.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Con su permiso, señor Presidente.

Senadora Dávila.

Senadoras y Senadores:

Mire, sí tengo que hacer algunas precisiones, particularmente en el nuevo Sistema de Justicia Penal, este se aprueba en el Constituyente del 2008, en el 2012 llevamos un avance sólo del       15 %. Le toca a este gobierno hace todo el esfuerzo junto con las entidades, con el Poder Judicial para poderlo implementar  en el mismo momento aquel 18 o 19 de junio  del año pasado para que pudiera entrar en vigor inmediatamente y pudiera estar a lo largo del país, que no hubiera diferente injusticia, porque provenía uno de diferente estado.

Y yo sí creo que es una de las grandes fortalezas que tenemos en lo futuro. Yo sí creo que  se ha hecho una buena inversión,  pero aquí refiero a las varitas mágicas, hay que trabajar, hay que tener el esfuerzo contundente de todos los entes responsables para tener el resultado que queremos, de esta impartición de justicia, es un proceso largo, ha encontrado dificultades, hay quienes han pedido que se modifique y es tanto como regresar al antiguo sistema, y nosotros por supuesto no hemos presentado ningún tipo de modificación o iniciativa al modelo que fue aprobado por el Constituyente.

Pero no puedo dejar pasar el que pareciera que se le debe a un gobierno, es el Estado mexicano quien propició esta modificación, y a nosotros su implementación, y estamos pegado para que esto suceda y suceda de la mejor manera.

Usted se refiere mucho al tema de corrupción.  Lo único que le digo es que es este gobierno también, que poco se plantea muchas veces en el debate, el que impulsa el Sistema Nacional Anticorrupción, que son ustedes los que lo aprueban, modifican, lo hacen más robusto, reconocimiento, pero es este gobierno el que  lo impulsa, y también a través del pacto por México, se los quiero recordar a todos.

Pero sabiendo esta crisis de impunidad y de corrupción que se señala desde la sociedad a diferentes entes de responsabilidad pública, es por eso que se piensa en este sistema, que esperemos ya pronto esté funcionando para bien de los mexicanos.

Sobre los temas que usted refiere, yo lo primero que le diría es, estaré atento a las denuncias que haga, a la denuncia correspondiente. Le comento que ningún peso, ningún contrato, y ninguna protección vienen de la Secretaría de Gobernación, nada, absolutamente nada, y se lo puedo sostener con documentos. Y que si hay denuncia e irresponsabilidad respecto a algún funcionario, hágala y por supuesto le daré seguimiento puntual.

Y éstas otras tantas organizaciones que usted refiere, Senadora, puede usted platicar y consultar con ellas si no han tenido, con miembros de la Secretaría, o con su servidor, reuniones varias al tema de la trata.

No sé de quiénes otros, y no sé cuáles otros premios, acá estamos decididos a entrar a un problema, y lo hemos venido trabajando también con los estados, cada estado tiene sus comisiones de víctimas, hay que reclamar y hacer el señalamiento a ellos. Cada estado tiene que hacer lo que le toca de su procuraduría, usted señaló casos que yo conozco y que provienen de diferentes estados. Y mire, me voy a ahorrar comentarlo para no politizar el tema, pero son de diferentes estados de la República, de diferentes partidos políticos, hay que hacer que cumpla con su responsabilidad, y que le den el procedimiento que sigue y la sanción y el castigo correspondiente.

Todos estos casos que usted señala, que nos duelen, porque también se refirió al tema de feminicidio, para eso todos estos procesos que hemos venido haciendo para que a diferencia de lo que antes no se daba, por muchos años, hoy sí hay alerta de género, ya le señalé en cuantos estados, y ya le señalé en casi 100 municipios.

Antes totalmente politizado, antes era para ver a quién tocaban de un partido o del otro, del segundo donde venía el gobernador, no entendiendo que estaba la vida de una mujer en riesgo. Hoy el procedimiento es totalmente diferente y por supuesto que le estamos dando seguimiento con las entidades.

Y por último, Senadora, con todo respeto, si usted siente que está en riesgo, yo le diría con mucho respeto, hagamos un procedimiento para si es necesario dar la protección  federal que corresponde.

Gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Secretario.

Tiene el uso de la palabra el Senador Ernesto Gándara.

El Senador Ernesto Gándara Camou: Con su permiso, señor Presidente.

Compañeras Senadoras y Senadores de la República:

Señor Secretario, sea usted bienvenido una vez más a este Senado de la República, en donde hemos tenido su presencia en muchas ocasiones, en el Pleno, en las comisiones, y hemos visto siempre su disposición, tanto de usted, como de su equipo y, desde luego, en ese ejercicio tan importante democrático de rendición de cuentas.

Hace más de una década que la seguridad pública se convirtió en una de las preocupaciones más sentidas de los ciudadanos.  En 2012 el Gobierno del Presidente Peña Nieto recibió un país profundamente agraviado por un fenómeno delictivo creciente y por una violencia que se pretendía combatir con más violencia.

Ante ello el Gobierno de la República asumió como una prioridad de Estado, hacer frente y revertir este fenómeno desde una perspectiva integral y de largo plazo.

Más allá de las competencias que tiene la Secretaría de Gobernación, esta asumió un liderazgo responsable en esta materia para coordinar y potenciar capacidades institucionales que anteriormente operaban desarticuladas, y por hacer inteligencia y desde luego prevención en lugar de reacción.

Reconocemos el esfuerzo del Gobierno de la República para fortalecer las capacidades del Estado en todos sus niveles, y desde luego en los poderes en materia de seguridad, particularmente el impulso serio que ha creado la creación de las unidades estatales para el combate al secuestro, la creación del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia; la entrada en operación, sin precedentes, del número único de atención de emergencias, 911; la creación de capacidades humanas y operativas y logísticas para el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio ya es una realidad y vamos por el camino correcto.

Y vemos de gran importancia que este trabajo liderado por el Gobierno de la República a nivel nacional, ha tenido también un esfuerzo correlativo en el plano internacional, el trabajo comprometido de la Secretaría a su cargo ha permitido fortalecer la relación bilateral con el Gobierno de Estados Unidos en materia de seguridad, en un contexto que quizás sea el más complejo de la relación y la historia reciente.

Celebramos que gracias a este trabajo por primera vez las autoridades del país vecino hayan reconocido que la violencia criminal que afecta a México está relacionada con el incremento en la demanda de drogas ilegales y el tráfico ilícito de armas en Estados Unidos.

Por eso estamos totalmente de acuerdo en que esto no es de echarnos la culpa unos a otros. Esto es de asumir una responsabilidad compartida y de hacer una autocrítica también de qué es lo que estamos cumpliendo cada uno de nosotros, y particularmente aquí en el Poder Legislativo. 

Lo que tenemos pendiente, la Ley de Seguridad Interior que como bien dice usted, señor Secretario, no es nada más para reconocer desde luego y precisar el trabajo y las facultades de las Fuerzas Armadas y de las instituciones de seguridad pública en los estados y en los municipios y en la Federación, es una ley que pretendemos que sea para beneficio de los ciudadanos y para que tenga una mayor aportación en los resultados del tema de seguridad pública.

Por eso sí es cierto, hemos visto en los últimos años del 2012 al 2015 hubo una baja en el tema de seguridad pública, afortunadamente hubo una baja en cuanto a los delitos, y hemos tenido un repunte reconocido por el propio Ejecutivo Federal, y por eso le quisiéramos hacer la pregunta, señor Secretario.

A su consideración cuál es el diagnóstico que tiene el Gobierno de la República, y a qué factores considera usted que se puede atribuir el último repunte de la violencia a la inseguridad reciente, tomando en cuenta que estamos hablando de algunos delitos del fuero común, tomando en cuenta el esfuerzo del gobierno federal en materia de captura, detención y procesamiento del 92 % de los principales delincuentes, y la desarticulación del crimen organizado en puntos muy claros y muy concretos como el caso de Tláhuac, por cierto, señor Secretario, en donde se ve muy claramente una investigación ante el delegado y, desde luego, qué es lo que se está haciendo en este respecto.

Aquí se ha venido, por algunos compañeros de otros partidos, con todo su derecho, a hablar de casos que se dan en materia de seguridad, de causas que, efectivamente, se tienen que investigar, pero no hay que olvidar cuál es el punto fundamental de nuestra responsabilidad compartida.

Hace unos momentos un compañero de otro partido mencionaba, enunciaba algunas frases de un distinguido priísta, del cual nos sentimos muy orgullosos, don Jesús Reyes Heroles, y pues quisiera aprovechar, si vamos a hacerlo así, para enunciar dos frases muy concretas que decía varias veces el maestro Reyes Heroles:

La primera es “el que resiste apoya” y, la segunda, decía mucho en reiteradas ocasiones en sus discursos, “que siempre valdrá más la fuerza de la política que la política de la fuerza”.

Y es precisamente en base a estos y otros principios que el gobierno del Presidente Peña Nieto, y desde luego como usted, como intérprete en materia de política interior y de todo su equipo, estamos trabajando, estamos de pie, vamos para adelante y queremos en ningún momento bajar la guardia y, desde luego, tener una mayor seguridad pública en el presente, pero, sobre todo, a largo plazo.

Y eso se logra, como se ha hecho en este gobierno, con responsabilidad fortaleciendo las instituciones, haciendo acuerdos, yendo a donde está el problema y, desde luego, haciendo los más amplios consensos.

Señor Secretario, por sus respuestas, muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL SENADOR
CÉSAR OCTAVIO PEDROZA GAITÁN

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Gracias, Senador Ernesto Gándara Camou.

Señor Secretario.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias, señor Senador.

Senador Ernesto Gándara.

Senadoras y Senadores:

Creo que vale la pena hablar de cómo desde el gobierno se ve que podríamos avanzar de una manera más significativa en el tema por la tranquilidad y por la seguridad.

Mire, si hoy hemos avanzado en la coordinación a nivel federal, si hoy hay entendimiento entre las fuerzas de seguridad federal y hay la decisión de total apoyo a los estados, lo que yo les diría es que más allá de estar en las culpas, en echar las culpas, lo que deberíamos de buscar es desde el legislativo, y lo sugiero respetuosamente, tomar los acuerdos necesarios para que con modificación o sin modificación se les pueda dotar de capacidades a las entidades y a los municipios.

Hemos hecho nuestra parte y entiendo cuando no se quiere a veces escuchar el esfuerzo del Estado mexicano, que no es de un gobierno. Pero si alguno asume, alguien aquí asume que haber logrado cinco Centros de Fusión de Inteligencia que están en cinco regiones del país, que son tener toda la información, toda la tecnología al servicio de las entidades y de los municipios es poco, yo les quiero decir que ojalá dentro del tiempo que ustedes, en sus amplias actividades se puedan dar un espacio, conocer esas capacidades con las que hoy contamos, que no quedarán concentradas en la Federación, sino en los estados.

Y que la misma posibilidad y suerte de espacio de su tiempo lo puedan ir a ver para ver las capacidades de los, que se han construido para el combate al secuestro y las capacidades que se han logrado y la tecnología que se les ha dotado.

Por eso les hablo de una cascada, vamos de lo macro hasta lograr lo más importante que hoy es lo que más tenemos como debilidad, que son nuestras policías municipales que no logran la confianza de la ciudadanía.

¿Por qué? Porque no tienen las capacidades institucionales.

Por ello, Senadoras y Senadores, creo que el paso que sigue, y que es urgente, es un acuerdo que va más allá incluso de lo legislativo, pero sí de las fuerzas políticas, sí de los gobiernos de los estados para que demos lo necesario incluso dejando como está la ley así, en la responsabilidad de los municipios, si es que no se quiere avanzar en una ley para combatir el crimen del siglo XXI y no el del XX.

Dar recursos, capacidades y sanciones a los que tienen en su haber la responsabilidad de la seguridad pública en ese ámbito donde tenemos un problema muy serio, que es el municipal y, por supuesto, el estatal, y también asumir desde la Federación nuestra total responsabilidad.

Pero sí se requiere dar ese paso porque si no aquí seguiremos unos a otros señalando las cifras y, como dije hace un momento, hasta las culpas.

Déjenme explicarlo de otra manera.

De los 2 mil 450 municipios que existen en el país sólo existen en tres regiones algún tipo de seguridad regional, y hay muchos esfuerzos, porque se requiere, de muchas entidades y municipios por hacer seguridad metropolitana, y resulta que no se puede porque no tienen capacidades institucionales.

Y estos 600 municipios que no cuentan con un solo policía está a la decisión del gobierno del Estado mandarles un poco de seguridad y sólo por algunos días porque no les alcanzan los recursos para llevarla.

Creo indispensable, urgente, que ya se tome una decisión al respecto de recursos y de dotarles de capacidades para que pueda entonces ampliarse el espectro de protección a los ciudadanos, y profesional en todos los estados de la República por parte de la seguridad municipal y estatal.

Hemos avanzado de manera muy significativa; hemos profesionalizado lo que nos toca hacer, pero falta la parte más importante ahí en el núcleo de la entidad y del municipio, si no todos seguirán siendo discursos, y si no todo seguirá siendo que hubo fallas y que no sirvió la estrategia si no damos el paso del fortalecimiento a los estados y a los municipios para formar sus propias capacidades.

Gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador César Octavio Pedroza Gaitán: Muchas gracias, señor Secretario por su respuesta.

Damos ahora paso a la segunda ronda de preguntas y respuestas.

Corresponde el uso de la palabra al Senador Alejandro Encinas Rodríguez.

El Senador Alejandro de Jesús Encinas Rodríguez: Muchas gracias, señor Presidente.

Buenas tardes, señor Secretario.

Ahora sí que la última y nos vamos porque esta será la última comparecencia de usted ante esta Legislatura del Senado de la República, ya el año que entra será otra la situación política del país.

Y nos toca ahora en cinco minutos tratar de hacer una evaluación de cinco años de gobierno, lo cual no es una tarea sencilla, aunque hablando con toda sinceridad, pues lo cierto es que resultaría muy fácil solamente circunscribirnos a señalar que esta es una administración marcada por los escándalos políticos y por las incompetencias gubernamentales muy derivadas de la corrupción que ha permeado a las instituciones públicas y que ha mostrado una gran incapacidad en competencia para enfrentar los profundos problemas que vive nuestro país.

Ahí está el listado de hechos puntuales y concretos que mis compañeras y compañeros han enlistado a lo largo de esta comparecencia.

Pero hay muchos más, está, por ejemplo las ejecuciones extrajudiciales de Tlatlaya y Tanhuato, la desaparición forzada de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, la fuga del Chapo Guzmán, que no se ha aclarado con profundidad la responsabilidad real de los funcionarios involucrados; el asesinato de periodistas, de alcaldes, de activistas sociales que quedan impunes; el caso de Ranferi Hernández y toda su familia en el caso de Chilapa, en Guerrero donde ayer fue victimada una niña también como parte de los feminicidios que se vive en este país; la violencia de agentes de miembros de la Policía Federal Preventiva contra la sociedad civil, contra la población civil en Nochixtlán o en Apatzingán.

El problema de regreso, una nueva institucionalidad de la tortura y de la violación a los derechos humanos en las instituciones encargadas de garantizar la seguridad y la protección de los mexicanos.

El creciente número reconocido por la propia Secretaría de Gobernación de personas desaparecidas o desplazadas por la violencia y la inseguridad.

La censura a la libertad de expresión que ejercen concesionarios de los medios públicos, y que el gobierno, contando la Secretaría con una agencia especializada en garantizar estos derechos, no lo cumplen o incluso la censura en la información histórica que resulta absurdo que hoy en el Archivo General de la Nación se censure el acceso a la información histórica que antes se tenía a pesar de las restricciones de la ley pleno acceso.

La existencia del espionaje político a los disidentes, como el caso de Pegasus, que no se ha dado ninguna información ni explicación al respecto.

Y fundamentalmente un problema de fondo que es el de la corrupción.

Una corrupción que impregnó no solamente la Casa Blanca, la estafa maestra, la generación más corrupta que haya tenido conocimiento este país de gobernadores, y el caso extremo, las investigaciones que hoy realiza el gobierno del Brasil sobre los sobornos de la empresa Odebrecht a funcionarios mexicanos para financiar campañas electorales a cambio de contratos  públicos en nuestro país.

Ha sido muy mal quinquenio el que ha vivido nuestro país, el más violento de los últimos años.

Ustedes ofrecieron garantizar la seguridad y la tranquilidad de todas y de todos los mexicanos, y basta ver los titulares de la prensa el día de hoy, de cómo se señala que el mes de octubre de 2017 ha sido el mes más violento de las últimas dos décadas, con 2 mil 371 homicidios, pero el problema es que no solamente estamos ante el mes más violento de la historia contemporánea de nuestro país, sino  estamos ante el año más violento, el 2017, de las últimas dos décadas en México, donde en los 50 meses de su gestión se han cometido 95 mil 300 homicidios, 3 mil homicidios más que los que se cometieron en los seis años del gobierno anterior.

Ahí está el caso lamentable de La Paz, donde no solamente, como lo señalaba la Senadora Angélica de la Peña, está el asesinato del presidente de la comisión estatal de derechos humanos en Baja California Sur, junto con su familia, sino en esta que fue una de las ciudades más tranquilas del país, este año ha sufrido 700 homicidios.

Queremos que nos devuelvan la paz, no solamente en la Ciudad de La Paz, sino en el país.

Y ahí está en  materia de gobernabilidad problemas más profundos, una verdadera crisis institucional derivada, sin lugar a dudas de un proceso de descomposición de la moral pública, y donde se manifiesta de manera muy nítida en los asuntos vinculados con los procesos electorales del país.

Hay que asumir que la reforma electoral, la última reforma electoral que fue aprobada aquí, por unanimidad, ha fracasado, y que los subjetivos que se plantaron para eliminar el secuestro de los gobernadores de los órganos locales no se cumplió, y no solamente se mantiene el secuestro de la autoridad gubernamental en todos sus niveles, sino que el dinero la corrupción, la compra de conciencias sigue siendo el factor determinante en los resultados electorales en una ley que resulta más rentable violarla que cumplirla, porque aquí las violaciones a la ley se mantienen en la impunidad.

Está el caso más reciente, las elecciones en Coahuila, no quiero referirme a las del Estado de México,  que nos llevaría una hora hacerlo, pero cómo a unos días de que el nuevo gobierno debiera asumir su mandato, se mantiene una controversia entre las propias autoridades electorales sobre la validez o no de esa elección.

Entonces, la pregunta es, ¿todos estos problemas que aquí se han presentado y los que he numerado son una desafortunada coincidencia?

Es la mala ventura del país o su gobierno o es la corrupción y el rotundo fracaso del gobierno federal y sí, y de gobiernos estatales y gobiernos municipales, derivados de esta crisis profunda de las instituciones  públicas del país.

Señor Secretario:

Usted es el Secretario de Gobernación más poderoso en la historia del país, por lo menos en el papel, porque hay que recordar que al inicio de esta administración se modificó la  Ley Orgánica de la Administración Pública Federal que disolvió la Secretaría de Seguridad Pública para transferir las funciones de seguridad pública a la Secretaría de Gobernación, poniendo a disposición por primera vez en la historia política de nuestro país  bajo el mando del Secretario de Gobernación, a una fuerza armada, a un cuerpo policial represivo, y ahora pues el Secretario de Gobernación no solamente es el responsable de  la conducción de la política interior, de la relación con los medios de comunicación, de coordinar el gabinete y a los funcionarios de la Administración Pública Federal, sino también es el responsable de la seguridad  pública en el país.

Usted, señor Secretario, es una especie de primer ministro dentro de un régimen presidencialista, es responsable de la política interior y de la seguridad pública, de negociar y de reprimir; usted tiene al mismo tiempo la mesa de negociación y el garrote, y ese es el problema de fondo que implica el diseño institucional sobre el que se finca actualmente la Secretaría de Gobernación, y ya desde la discusión, pues esto yo se lo he planteado en comparecencias anteriores, ya desde la reforma que se hizo la ley orgánica señalamos que era muy irresponsable vincular la política interior con la de la seguridad  pública, ya que esto generaría no solamente tensiones sino contradicciones de la propia autoridad para cumplir  plenamente con sus funciones públicas.

Y, yo le preguntaba, con quién estamos, quién es nuestro interlocutor, el Secretario responsable de la política interior en el país o el policía encargado de la Secretaría de Seguridad Pública.

Y al paso del tiempo vemos que lo que ha prevalecido desde la Secretaría de Gobernación es el predominio de la visión policial fundada en la razón de Estado, en lugar de procurar la seguridad de las personas.

Se militarizaron las tareas de seguridad  pública y se criminalizó la protesta social generando un gran vacío en las tareas de gobernanza y en la interlocución con  los actores sociales.

Porque sí, efectivamente usted ha dialogado con muchos manifestantes, pero el problema no es dialogar, el asunto es resolver los problemas. De qué sirve sentarse a dialogar, cuando en las demandas sociales no encuentran respuesta.

Usted señaló, por ejemplo, a pesar de este escenario, en su comparecencia en la Cámara de Diputados, al contestarle a uno de los Diputados que lo interpelaron que nos encontramos en la etapa de mayor gobernabilidad de los últimos 15 años, dice, y dijo: “esta es la etapa en la que no halla afuera manifestaciones, no hay un SME que no sea escuchado”. Pues, la verdad, es que son muchas las manifestaciones, le pongo un ejemplo.

Entre el 16 de septiembre del año pasado y el 15 de septiembre del presente hubo 6 mil 263 marchas en la Ciudad de México, 60 % de las cuales son por demandas de carácter federal, y la inmensa mayoría no han encontrado en ningún momento respuesta.

Yo creo que es justo asumir que estas omisiones en el ámbito de la política interior y de la gobernabilidad tienen inmerso a nuestro país en una profunda crisis institucional, que se vincula hoy al proceso electoral, hoy no tenemos Procurador General de la República, no hay fiscal general, no tenemos fiscal de delitos electorales, no hay fiscal ni magistrados anticorrupción, falta por nombrar magistrados electorales en salas locales, las autoridades electorales siguen siendo cuestionadas por su desempeño al igual que la Fiscalía para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión que está bajo su mandato, y se tiene que asumir que este modelo de súper Secretaría fracasó, que el mal diseño de esta Secretaría de Gobernación, con todas esas facultades concentradas, no ha funcionado, fueron tantas las facultades que se le otorgaron que no pudo ejercerlas, ejercerlas implicaría haberle un hecho contrapeso al Presidente de la República, cosa que es inaceptable en un país con un presidencialismo tan profundo como el que tenemos.

Yo por eso le pregunto a partir de estos resultados.

¿No considera usted que el diseño de la súper Secretaría de Gobernación y la estrategia de combate a la inseguridad ha fracasado?

No nos puede decir, como nos ha dicho anterior, en los cinco años anteriores nos han dicho que esta es una herencia del pasado, o han dicho que no hemos legislado para dar los instrumentos de participación de la autoridad, incluso hoy usted se ha referido a los problemas vinculados con la falta de aprobación del mando mixto que fue una alternativa al mando único que esa ha sido una barbaridad, donde el gobierno federal pretendía abrogarse la facultad de intervenir y asumir total o parcialmente las facultades de los municipios, buscar que el Senado pudiera remover a la autoridad municipal y al mando único que centralizaría absolutamente todas las tareas de seguridad, y como lo hemos visto en los hechos, porque aunque no hay, hay mando único en muchos estados de la República, pues el mando único se ha convertido en mafia única, porque ahí está el involucramiento de las distintas policías con los grupos delictivos.

Primero señalaron como responsables a las policías municipales, ahora ya nos dicen que no hay, que 200 municipios no tienen, aunque también hay que señalar que los municipios más seguros de este país es donde existen las policías comunitarias y los municipios de usos y costumbres, y que efectivamente falta el desarrollo de capacidades institucionales por gobernadores ociosos que prefieren llamarle al Ejército que asumir sus responsabilidades, yo creo que es el momento de asumir que se requiere un replanteamiento general de la estrategia.

No se requiere aprobar la Ley de Seguridad Interior, ahí está el Ejército en las calles, el objetivo no es buscar cómo legalizar la presencia del Ejército y las Fuerzas Armadas, a quienes respetamos plenamente en las tareas de seguridad pública, sino cómo regresar el Ejército a los cuarteles a partir de desarrollar las capacidades institucionales de todos los órdenes de gobierno en materia de policía y de seguridad pública, no sigamos pensando en esta lógica absurda, desmedidamente centralista que ha caracterizado a este gobierno donde ha sido tanta la centralización que hoy la responsabilidad les toca fundamentalmente a ustedes, creo que esa es la responsabilidad que deben de asumir y para poder resolver un problema hay que asumirlo.

Ahí nos decían que iban a dar la seguridad: “te lo firmo y te lo cumplo”: Pues lo firmaron, no cumplieron, ni refinería, ni aeropuerto en Hidalgo, ni seguridad, ni paz para los mexicanos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

PRESIDENCIA DEL SENADOR
ERNESTO CORDERO ARROYO

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senador Encinas.

Tiene la palabra el señor Secretario.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias, Presidente.

Senador Alejandro Encinas.

Senadoras, Senadores:

Siempre como todas y a todos he reconocido al Senador Encinas como un hombre serio y que conoce la complejidad de los retos que enfrentamos, pero también a veces, y hoy es el caso, escucharle con soluciones, con cuestionamientos a veces simplistas, pareciera que no tuviera usted el conocimiento que sé que lo tiene de la problemática general, no sólo en materia de seguridad, sino de gobernabilidad.

¿Usted fue Secretario de Gobierno, y de verdad los temas de seguridad no le correspondían, no los atendía o no participaba? Le puedo asegurar, porque además lo hemos comentado, que sí.

Y si cuando llega uno al gobierno se encuentra poca conexión entre todas las entidades que tienen que ver con la seguridad, lo menos que uno puede llegar a proponer es buscar cómo sí hay entendimiento y cómo hay coordinación.

Yo le quiero decir que hay una absoluta y completa coordinación.

No, Senador, en esta modificación a la Ley de la Administración Pública no viene el que las Fuerzas Armadas están bajo mi mando o encomienda, lo acaba de señalar; no, está la Policía Federal, está la Comisión Nacional de Seguridad, y con toda humildad le digo que ante esta responsabilidad y las otras he tenido el tiempo suficiente no para atenderlas, sino para conducirlas y buscar que sean efectivas.

¿De verdad usted le pone algún pero a la Policía Federal?

¿De verdad le pone usted algún pero al Ejército, a la Marina, Senador?

Usted me podría abocar a decir que ha habido irregularidades en la actuación de algunos, pero de algunos miembros, tenemos una Policía Federal de elite, profesionalizada, y que es reconocida a nivel internacional, por qué no ponemos el contexto de la problemática y entonces ponemos la solución, pero como Estado mexicano en conjunto, yo no he venido aquí a acusar ni a echar culpas absolutamente de la falta de un ordenamiento legal, simplemente vengo a decir que esta falta de ordenamiento legal no permite que algunas acciones se conduzcan como debe de ser.

Reitero, la Ley de Seguridad Interior no es para proteger a los militares o para militarizar, como usted lo señaló al país, es para proteger a los ciudadanos, es una ley que dentro de lo que se pone hay varias iniciativas, una del Senador Burgos, dice cuándo y en qué condiciones, pero sobre todo cuándo debe de salir el Ejército, y no como ahora que está en la decisión incluso personal. Por eso hay que legislar para que se diga cuándo, cómo y hasta dónde.

Y lo de la policía, el modelo de policía tampoco se pensaba nunca un modelo colombiano de atraer a una policía nacional, nunca, Senador, es obligar a los estados a dotar de seguridad a los municipios.

Senador, partir del hecho de que vamos a formar solamente donde no hay policías 600 corporaciones, no le resulta a usted difícil de entender o más bien no le parece que sería extenso el tiempo para poder lograrlas hacer en lugar de formar una por estado, 32 entidades, como la ciudad en la que usted fue Secretario de Gobierno, en donde hay una sola corporación que sí sirve y que sí da resultados con toda la problemática que se presenta.

¿Qué es más difícil en las entidades? ¡Sí!

Senador, Durango tiene 7 mil 500 comunidades, y si me equivoco que me disculpen los Senadores de este estado, pero le digo, los de Hidalgo que son 5 mil comunidades, o le digo la del Estado de México tiene más de 8 mil comunidades.

No sólo es hacer la policía del municipio, sino que a la vez puedan proteger a comunidad por comunidad de las miles y miles, más de 90 mil comunidades que tenemos en el país.

Pero si ni siquiera pueden crear una policía municipal, y hoy todavía estamos viendo cómo poder avanzar en ese tema. ¿Por qué no obligamos a tener 32 corporaciones que verdaderamente tengan capacidad de respuesta, y que no estén necesariamente con el temor que a usted le llama, bajo el mando único del gobernador?

Que sean policías estatales que puedan tener las capacidades y los controles para que puedan servir a la sociedad, municipio por municipio, más allá de partidos políticos que puedan gobernar estos municipios.

Es actuar con responsabilidad, Senador, es decir las cosas como están para poder encontrar una solución; no hablar de todos los avances respecto al esfuerzo de nuestras Fuerzas Armadas, de la policía federal, incluso de las locales, es tanto como solamente estar, y así lo hizo, señalando lo que no ha funcionado.

Tenemos que reconocernos en las fallas, pero también en los aciertos, para que las cosas puedan caminar bien, más allá del gobierno o del partido político que encabeza un gobierno.

No estamos refiriendo, como lo dijo usted, a que se hagan policías al mando del Gobierno Federal, ni modo, no es correcto. Son 32 policías estatales, y lo dije hace dos años en la Cámara de Diputados, si quieren hacer mixta, solamente vean dónde sí hay capacidades para hacerlo y dónde no hay, así lo dejé en tres hojas, y le aseguro que si podemos analizarlo, no van a ser más 50 municipios que van a poder mantener y tener una policía municipal, los otros mil 180 municipios no tendrían esas capacidades.

Refiere usted a temas como Baja Sur, se lo voy a referir. El anterior gobernador al que hoy está en funciones, porque no había ningún problema, y porque la ley no lo obligaba, digámoslo de alguna manera, no formó un solo policía, y el gobernador que hoy está en funciones están encontrando que apenas está en su proceso de formación de policías. Eso es lo que no podemos permitir, y por eso creo que un marco legal nos va a permitir que cada quien haga y cumpla con su responsabilidad, y si no que se le sancione, eso es lo que estamos proponiendo, y en todos los órdenes de gobierno.

Usted refirió un estado en el que todo era un paraíso, en el que no había un secuestro, en donde no había un homicidio, pero no se formaron capacidades.

Hoy le quiero decir que hay 32 unidades antisecuestros, y hay 18 subunidades, incluso en estados donde no hay un solo secuestro, y el compromiso con los estados es mantenerla para estar listos en caso de que pueda suceder algún evento del que no están acostumbrados. Eso es actuar con responsabilidad, y una respuesta de Estado ante un problema generalizado.

No estamos en el tema de gobernabilidad, Senador, lo puede ver, están afuera de Bucareli, los que decía yo que atendí ayer, y que organización que llega son atendidas, pero también, permítanme no coincidir con usted. Las más de las veces no sólo los atendemos, les resolvemos cuando está en la posibilidad de hacerlo, y nos comunicamos con los estados, porque vienen con muchos problemas de las entidades.

Pero cuando hablo de gobernabilidad, no hablo necesariamente de que no hay manifestaciones. ¿En qué país del mundo sucede esto? Hay enojo, molestia, y hay que atenderse ¿No? esa molestia y resolverle. Esto es lo que procuramos en la Secretaría de Gobernación.

Por eso usted verá que las marchas, las más de las veces se dan en un día, en dos, si se resuelve, porque hay diálogo, porque hay diálogo y nunca nos cansaremos de generar ese diálogo y la capacidad de respuesta con cualquier organización o sector de la población, pero también debe haber un respeto a la ley, y el que esté en Gobernación ambas cosas, no le veo ningún pleito, al contrario, me puedo ausentar, y también para decirles que deben de respetar a la ley, porque respetar la ley es respetar los derechos de los otros, de los terceros no tienen nada que ver en sus manifestaciones o en sus problemas, ese es el equilibrio que se hace desde la Secretaría de Gobernación con estas facultades que ustedes nos autorizaron, y que hoy nos permiten informarles que con todos los sectores tenemos, tenemos comunicación.

Y sobre lo que usted dice, de nombramientos, bueno, creo que sí es importante, y ofrezco toda la capacidad política para que junto con ustedes, porque pasan por el Senado la mayoría de ellos, y la Cámara de Diputados puedan resolverse y existan nombramientos, porque usted es un hombre también, que estoy convencido, que cree en las instituciones, Senador, que no desdeña las instituciones, como alguien o algunos lo hacen.

Y si hoy usted refiere que hay problemas o hubo problemas en algunos estados respecto a las elecciones, imagínese usted si no estuvieran completamente formadas las instituciones que van a normar el proceso más amplio que va a tener este país con más de 3 mil 200 puestos de elección que estarán en disputa.

Son estas instituciones las que deben de llevar los procesos. No puede seguir siendo la retórica de sólo creer en las instituciones cuando nos dan el beneplácito del triunfo por parte de los electores y desdeñarlas y acusarlas cuando no el resultado nos favorece.

Tenemos que enseñarnos a respetarlas, como en muchos países del mundo sucede, necesitamos fortalecerlas. Habido modificaciones, creo que es el país que más modificaciones electorales ha tenido en el mundo, y ha sido por peticiones de diferentes partidos políticos, y casi siempre se han sacado por unanimidad, y siempre sale que hay que hacer otra modificación, siempre hay la apertura de todos, porque tener instituciones democráticas fuertes, nos permiten civilidad, nos permiten libertad y nos permiten crecimiento a nuestro país, y no estar ahí estancados en la discusión política todo el tiempo como a muchos les gusta, como a algunos les gusta.

Entonces, lo que le puedo solamente concluir en mi participación, a usted y a las Senadoras y Senadores es que, en cada uno de los rubros que son de la responsabilidad del Secretario de Gobernación, en todos ha habido no sólo disposición y atención, sino resultados que puedo, por supuesto, ponerlos en cada uno de los rubros en la mano de usted.

Y donde hay deficiencias, como es el tema de seguridad, decir cómo estamos y cuál es el camino que creemos que nos va a permitir a encontrar soluciones duraderas para la tranquilidad de las y los mexicanos.

Gracias por su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Tiene el uso de la tribuna el Senador Carlos Puente.

El Senador Carlos Alberto Puente Salas: Muy buenas tardes, compañeras y compañeros.

Señor Secretario:

Quiero darle la más cordial bienvenida a este Senado de la República.

Y tengo  planteado y he trabajado una pregunta que corresponde a mi grupo parlamentario del Partido Verde sobre el tema migratorio.

Pero antes de ello, quisiera compartir unas reflexiones de lo que aquí se ha venido exponiendo por algunos compañeros y compañeras Senadores, hablando de un tema que, sin duda, señor Secretario,  es uno de los mayores retos que enfrenta nuestro país y de una problemática que lastima y lacera a todas las familias de los mexicanos, que efectivamente es el tema de la seguridad.

Sorprende, sorprende que se utilice el espacio asignado al grupo parlamentario de Acción Nacional para que venga una persona, primero  nos dice que no pertenece a ningún grupo, pero a querer dar lecciones en materia de seguridad.

La problemática que enfrentamos cada una de las  familias mexicanas y mexicanos con este problema de la seguridad, debe de recordar y debemos de recordar  que esto no empezó en el 2012, es un tema que trae varios años y que se ha venido dando una escalada grave, pero parece que ya se les olvidó al PAN, que ellos gobernaron durante 12 años este país, que ganaron en el 2000 y que si comparamos los números de la violencia que teníamos, antes del 2000 a como entregaron el poder, hubo una escalada sensible.

Esa es la herencia que dejaron y eso es a lo que respondió también el sentir de las mexicanas y de los mexicanos cuando tomaron la opción de una alternancia y de buscar una nueva alternativa.

Tenemos que recordar que no había ninguna coordinación entre las propias dependencias dentro de las administraciones panistas y no sólo descoordinación, sino incluso, enfrentamientos entre la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Seguridad Pública, algo que motivó y originó, precisamente esa reforma de darle esas facultades, y que tuvieran la conducción de la Secretaría de Gobernación, y que aquí lo discutimos y aquí lo debatimos, porque habían quedado totalmente fracturadas.

Se hizo una práctica mediática, Luna-Cassez, que terminó  en tener que dejar en libertad a una persona, ¿por qué? Porque se le violentó su debido proceso al hacer público y primero la nota en la televisión de  los resultados en materia de seguridad, pero también hubo cárteles del crimen organizado, que fueron intocables como el de Joaquín Guzmán Loera.

Hoy, hoy entendemos que este gobierno ha cambiado, ha cambiado la forma de hacer las cosas, también tenemos que reconocer que los retos siguen siendo grandes y tienen que seguir siendo muchos, pero tampoco podemos eludir a nuestra responsabilidad, pero también que no vengan a  trata de dar clases, como si hubieran dejado un Estado perfecto, porque podemos recordar hechos desafortunados como los granadazos en la fiesta de la independencia en Morelia, Michoacán, como el atentado en el Casino Royal, que dejó 52 personas lamentablemente fallecidas, los 72 cadáveres en San Fernando, Tamaulipas o los 17 jóvenes asesinados en Ciudad  Juárez, donde también se les acusó de pandillerismo sin ninguna averiguación previa.

Hoy, hoy tenemos que reconocer que  existe una plena coordinación entre el gobierno de la República, los gobiernos de los estados y los municipios, los propios gobernadores de otros  partidos políticos, gobernadores panistas han reconocido este trabajo, este trabajo que usted ha coordinado desde la Secretaría  de Gobernación y que ahí están en esas reuniones regionales, también participando la Secretaría de Defensa, la Secretaría de Marina.

Cuantos gobernadores no han salido a solicitar el apoyo públicamente, y que siempre se les ha brindado de la Policía Federal, de la Secretaría de la Defensa o de la Secretaría de Marina.

Hablar de un fracaso es fácil, hacerlo de esta tribuna, y no en el frente, y no en la responsabilidad como la que hoy usted está cumpliendo, señor Secretario, se nos olvida que también en este gobierno volvió la  operación, la interlocución política con todas las fuerzas, si no, no hubiéramos podido lograr todos los avances que tuvimos con todas las reformas, de construirlas con todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso Mexicano, y eso fue gracias a una operación política y ejercer las facultades que tiene la Secretaria de Gobernación, que se habían olvidado y que habían disminuido sensiblemente en nuestro país.

Hoy aquí dicen y se lamentan que nos faltan nombramientos, señor Secretario, sí, pero yo también les digo, ustedes tienen la mayoría, ¿por qué no lo hemos hecho? ¿Por qué revientan los quórum? ¿Por qué simplemente no quieren avanzar? Porque creen que así les va a dar un mayor rendimiento político electoral. Sí, efectivamente, ya llegaron los tiempos y entendemos que cada día va a ser más difícil  poder construir, señor Secretario, pero también lo exhortamos a que  con su oficio, con la capacidad  que ha llevado en estos años la Secretaría de Gobernación, sigamos buscando en positivo la construcción de acuerdos, y estoy seguro que lo vamos a seguir logrando con responsabilidad.

En cuanto al tema migratorio que le quería plantear, sabemos que la migración de los mexicanos  con destino a los Estados Unidos de Norteamérica es un fenómeno histórico, un fenómeno que ha caracterizado a nuestro país. Yo vengo de un estado migrante como es el estado de Zacatecas, que desafortunadamente falta de oportunidades en este o en otras muchas entidades federativas, orilla a miles de connacionales a buscar el sueño americano y en ese intento a buscar cruzar la frontera  para poder establecerse en el vecino país.

Aunque no es un fenómeno nuevo o que se haya dado en la administración del Presidente Trump, es cierto que existe el temor de que las cifras de deportaciones se disparen y que esto coloque en una situación de mayor vulnerabilidad a nuestros paisanos que son retornados a México.

Ejemplos, señor Secretario, sobran, están aquellos que logran su objetivo, otros que no y que son detenidos inmediatamente y deportados a nuestro país, algunos otros que se quedan por allá durante muchos años a vivir, echan raíces, forman familias, pero sin conseguir documentos que acrediten y les den una residencia legal.

Y, sobre todo, en este último caso, señor Secretario, nuestros paisanos son sacados de su entorno, en Estados Unidos, separados de la forma de vida que conocen para regresar a un país, que si bien, es el suyo, de origen, dejaron hace  mucho tiempo, por lo que en muchas ocasiones les resulta poco familiar y eso limita sus posibilidades de pleno desarrollo, una vez ya establecidos en México.

Consideramos que es necesario propiciar condiciones óptimas para que el retorno de estos mexicanos que son deportados de Estados Unidos.  Sabemos que desde 2014 el Gobierno de la República puso en marcha la estrategia Somos Mexicanos, para dar respuesta  a este fenómeno y atender a nuestros connacionales en su retorno.

En este contexto yo le quisiera preguntar, señor Secretario: ¿Cómo funciona la estrategia Somos Mexicanos, para garantizar a los connacionales que tengan una deportación en condiciones dignas y en estricto apego a sus derechos humanos?

Pero aún más importante todavía, una vez que los connacionales arriban al territorio nacional, ¿de qué manera se está trabajando para lograr una verdadera reinserción en la sociedad mexicana?

Por su respuestas muchas gracias.

Y  nuevamente sea usted bienvenido.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senador.

Tiene la palabra el Secretario de Gobernación.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Senador Carlos Puente.

Senadoras y Senadores:

Ojalá en el debate, en las reuniones, no solamente abordáramos la coyuntura que vive el país, sino las instituciones que requerimos para cuando sucedan eventos que puedan poner en riesgo nuestro país.

Me refiero por ejemplo ahora que se dijeron las cifras, por el Senador Encinas, de lo que ha venido pasando este año y el año pasado y que ha sido reconocido por el gobierno, pues ojalá en alguna de las intervenciones pasadas que tuvimos, hubieran hecho un reconocimiento a la baja considerable que se había logrado en el 2013, 2014 y 2015, porque no era felicitar al Secretario de Gobernación, era reconocer a nuestras instituciones.

Y lo mismo puedo decirles en protección civil, que la verdad es que ojalá no sea un tema que sólo se pueda observar, que también está acá en la responsabilidad, cuando tenemos la desgracia del 7, 19 y 23 con sismos que pegaron en el centro y en el sur-sureste del país, y que se vio que nuestro sistema es robusto y que sirve y sirve bien, y que por supuesto hay que ponerle atención para que si hay que hacer algunas otras consideraciones para hacerlo más fuerte, vale la pena discutirlo.

Y lo mismo digo en el tema que el Senador  Puente ha comentado, el tema de los migrantes, de nuestros connacionales, que ojalá no sea un tema que se derive solamente de algún discurso, que se escuche desde el norte un tweet, y que más bien sea una política de Estado que nos permita ir juntos para la atención de ellos.

Lo fue muy fuerte hace un año, hoy prácticamente no se había abordado, y parece que hoy prácticamente entonces no está en el interés, por lo menos de aquí, de qué está pasando con nuestros connacionales, que siguen regresando, que no son los miles que se nos dijeron, pero siguen regresando connacionales.

La cifra del 2016 fue de más de 170 mil casos. La cifra, hasta la fecha, en 2017 va en  126 mil, no ha aumentado, ha disminuido más de 50 mil, ha disminuido, y son regresos, de acuerdo a las normas y  leyes de los Estados Unidos, o son regresos voluntarios.

Pero ojalá nos siga ocupando a todos, porque son 126 mil 301 casos de mexicanas y mexicanos que están retornando a nuestro país, y que entonces aquí como también lo informé, a través del Programa Somos Mexicanos, se les da toda una atención integral para que regresen en las mejores condiciones a su país, desde la identificación que se hace desde los consulados, desde los papeles que se les dan incluso desde  los consulados, hasta recibirlos en los puntos en un acuerdo que existe con los Estados Unidos para que se dé en esos 11 lugares, incluido el Aeropuerto de la Ciudad de México, y que no, como sucedía, los dejen en cualquier punto, en cualquier lugar, y que nadie decía nada, ahí los ponían.

Hoy es una entrega ordenada, coordinada, y que habla de los derechos fundamentales de nuestros connacionales, son 11 puntos y el de la Ciudad de México, es darles acompañamiento, darles servicios. ¿Cuáles? Médicos, alimentación, transporte. Y lo  más  importante hoy, que se ha agregado, es que con empresas están viendo de acuerdo a las capacidades formadas, generarles un empleo al lugar a donde ellos deciden regresar.

Ojalá, Senadoras, Senadores, éste no sea un tema que sólo lo abordemos cuando se presenta una coyuntura, reitero, de un discurso de una administración pública, sino que sigamos tratando de fortalecerlo porque va ahí la vida, la integridad de connacionales, de mexicanas y mexicanos que regresan a nuestro país.

Gracias, por su atención.

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Secretario.

Tiene el uso de la palabra el Senador Celestino Cesáreo Guzmán.

El Senador Celestino Cesáreo Guzmán: Con su permiso, Presidente.

Señor Secretario:

Ésta es una comparecencia más, y quizá va a escuchar, ha escuchado, las mismas preguntas, porque son los mismos problemas, porque las cosas no van bien.

Decir que la estrategia de seguridad no funciona, a fuerza de tanto repetirlo ya es un lugar común, pero es la verdad, no funciona. Usted tiene el diagnóstico, usted tiene las cifras y no le favorecen. 2017 es ya considerado el peor año en materia de seguridad pública.

En lo que va del año se han registrado 20 mil 878 carpetas de investigación por homicidios dolosos, sólo en octubre es el año más violento en los últimos 20.

Puebla, donde se ha registrado la más alta y, quizá, lo más grave de los enfrentamientos entre las Fuerzas de Seguridad Pública y el Ejército en contra de delincuentes dedicados a la venta ilegal de gasolinas y diésel.

En Baja California Sur, se ha señalado aquí el asesinato de la autoridad en materia de derechos humanos.

Este año ha sido marcado por el asesinato también de comunicadores en todo el país, en su mayoría han quedado en la impunidad; 10 periodistas asesinados y 276 agredidos.

Esto, señor Secretario, no sólo son cifras es un atentado a los derechos humanos, a la libre expresión y al derecho a la información.

Tener una aspiración presidencial es legítimo, pero se complica cuando los resultados no llegan, señor Secretario.

Vengo del estado de Guerrero y los ciudadanos allá vivimos con temor permanente, ha habido decenas de asesinatos de dirigentes políticos, dirigentes sociales, todos en la impunidad.

Demetrio Saldívar Gómez, Roger Arellano, Ranferi Hernández Acevedo y su familia; la desaparición de Catalino Duarte Ortuño, y recientemente de Armando García González.

Los vacíos se ocupan, el abandono de los gobiernos lo llenan las policías comunitarias, entre comillas, muchas de ellas de dudoso origen.

Guerrero ocupa uno de los primeros lugares en violencia e impunidad.

Es urgente que la Federación vuelva sus ojos hacia el sur, pero no con más armas y más policías y más operativos que no funciona, sino con política social que saque del olvido a miles de pueblos del sur del país.

Los municipios, como usted bien lo señala, es el eslabón más débil; la persecución del delito es mero enunciado; las cárceles no readaptan y la justicia no llega.

¿En Guerrero la Federación debe intervenir? Sí, pero con recursos extraordinarios y con una verdadera política social.

En el espejo de Guerrero se puede mirar el país, sin justicia y desarrollo no hay y no habrá paz.

Las Cámaras, baja y alta, tenemos que contribuir y poner por delante las reformas pendientes incluso revisar si es viable que el tema de la seguridad continúe bajo el mando de la Secretaría de Gobernación, resolver el mando mixto, policías de proximidad, definir el papel de las Fuerzas Armadas.

Dotarnos de un marco legal moderno debe ser parte de la ecuación virtuosa, parte de una estrategia donde se privilegie la mayor inteligencia, que se utilice correctamente, no como Pegasus; y menos armas, más prevención, menos corrupción, más sanción a delitos financieros de la delincuencia organizada.

Y aceptemos que la responsabilidad no recae sólo en el gobierno, efectivamente es de todos, pero usted representa al gobierno federal.

Ante ello, a nombre de mi grupo parlamentario le pregunto, ¿qué mejoró en México con la desaparición de la Secretaría de Seguridad Pública, que pasó a su mando en la Secretaría de Gobernación?

En base a su diagnóstico, ¿por qué no funciona la estrategia de seguridad?, ¿cuál es la ruta?, ¿cuál es la solución?

Usted está enterado, en Guerrero, por todos lados surgen policías comunitarias, entre comillas, ¿qué se va a hacer con tantos campesinos, civiles armados sin capacitación, sin entrenamiento, que son un verdadero peligro?

Muchas gracias por su atención y sus respuestas.

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senador.

Tiene la palabra el señor Secretario de Gobernación.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias, señor Presidente.

Señor Senador Guzmán.

Senadoras y Senadores:

Pondré algunos ejemplos en lo local si así se me está pidiendo, pero quisiera tratar de dar más argumentos para en caso de que se decida hacer una modificación legal.

2013, 2014 y 1015 baja en toda la comisión de delitos en el país de todo tipo; 2016 y 2017 el problema regresó.

2013, 2014 y 2015 coordinación plena, reuniones estratégicas, fortalecimiento de capacidades; 2016 y 2017, en estos años 22 cambios de gobierno estatal, más de dos terceras partes de los municipios que también cambiaron de gobierno, y a lo que trato de llegar es que no puede ser ni la ocurrencia de un gobierno o la ideología de otro la que venga a atender el tema de seguridad.

Yo creo que debe de ser a partir de leyes, programas, lineamientos que todos, a los que todos tengamos que atender.

No puede ser que si van funcionando  bien ciertos programas, que si hay un liderazgo en un cuerpo de seguridad, porque llega otro gobierno se le retire a ese funcionario que había venido haciendo bien las cosas, o se le cambia de adscripción.

Tenemos que reconocernos en el problema, y si tres años funcionó y la coordinación era el eje, lo que hoy digo es que hay que seguir en ese camino, pero hay que hacer el ordenamiento  legal que nos permita que no tenga que ver el tema de seguridad con el tema de ideologías o de períodos gubernamentales.

Este es uno de los temas prioritarios, sin duda, y de veras tendría que ser de esa manera, más allá de fobias, más allá de circunstancias políticas.

Por eso, es que más que entrar en una discusión, creo que lo que hay que hacer es ver cifras, ver realidades, ver hasta cuándo funcionó y en qué momento empezó a no  suceder lo mismo.

En estados que estaban en una circunstancia favorable, empezó una descomposición en una modificación incluso integral que se hizo pensando que iba a funcionar de otra manera, se dio descoordinación, no se permitió que las fuerzas federales estuvieran en coordinación con las locales, y nosotros tenemos que respetar la decisiones de las entidades federativas.

Por eso es que creo que tiene que ir por encima de las voluntades el imperio de la ley, y eso nos va a favorecer a todas y a todos en materia de seguridad.

Y, en el punto de estos grupos que se forman por diversos intereses, algunos, pocos, por, sí por la protección, pero algunos otros por el acompañamiento apenas de la delincuencia, yo les digo que a unos y a otros no podemos permitirles, y así lo marca nuestra Constitución, que sean ellos poseedores en el tema de la seguridad de la protección; es el Estado mexicano, son los gobiernos estatales, son los gobiernos municipales y la Federación que tiene esa responsabilidad. No podemos dejarla en manos de civiles, porque entonces vamos a generar mayores problemas de los que ya tenemos en este momento.

Y, respecto a Guerrero, pues tenemos ese antecedente, la no formación de policías, no tener, y lo recuerdo bien, Senador, más de 70 cámaras no conectadas entre sí, no tener equipamiento, y hoy iniciar, poner, crear lleva su tiempo, y estamos acompañando a cada uno de los gobernadores, que así lo permiten,  para poder lograr esas fortalezas que permitan enfrentar a la delincuencia común y al crimen organizado.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Secretario.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Dolores Padierna Luna.

La Senadora Dolores Padierna Luna: Buenas tardes, señor Secretario. 

Señor Presidente, con su venia.

Tal como sucede en la arena pública la diversidad de fuentes ha propiciado debates sobre la dimensión de la crisis de seguridad o de inseguridad, tal vez debiera ser más correcto, decirlo.

Esta crisis de inseguridad que estamos viviendo, lo mismo ha venido ocurriendo en el espacio legislativo.

Para evitar ese debate me concentraré en las cifras oficiales proporcionadas por el Sistema Nacional de Seguridad Pública que depende de la Secretaría, que usted encabeza.

Hace dos décadas inició el registro de la incidencia delictiva en el país, como todos sabemos, porque ha sido información ampliamente difundida en las horas reciente, el pasado mes de octubre registra al número más alto de homicidios dolosos, con 2 mil 764 asesinatos que forman parte de los 23 mil 978 registrados en los primeros meses del año que corre.

Estas cifras nos indican que este año 2017 apunta a ser el año más violento desde 1997.

Ustedes recibieron, por supuesto, un país sumido en una grave crisis de seguridad, pero en lugar de enderezar la estrategia decidieron mantener las líneas centrales del fracaso de dicha estrategia.

Estos números que he citado no sólo son cifras, son la evidencia de un fracaso monumental, y para millones de mexicanas y mexicanos significan dolor y desesperanza.

Podría preguntarle, por qué decidieron mantener las  líneas esenciales de una estrategia a todas luces fracasada, a pesar, incluso de que ustedes han criticado  lo que hizo el gobierno de Felipe Calderón en materia de seguridad.

También podría preguntarle, por qué el gobierno ha decidido mantener la estrategia de (entre comillas) neutralizar a los jefes mafiosos, pese a que incluso sus propios expertos aseguran que la fragmentación de los cárteles profundiza la violencia.

De poco o nada ha servido detener 108 de 120 criminales peligrosos si sus estructuras organizativas siguen intactas, y si sus estructuras financieras sobreviven en forma cada vez más peligrosa y violenta.

Podría cuestionar la cifra que aquí acaba usted de dar, de haber gastado 70 mil 800 millones de pesos en la dignificación de las policías, pero recientemente los medios de comunicación dieron cuenta del desalojo de policías en Michoacán, Oaxaca, Baja California Sur y están viviendo en plena calle, en los jardines, y sabemos que muchos de ellos a veces no comen y cuando comen, comen bazofia.

Esa cifra por sí sola no implica entonces la urgente dignificación de las corporaciones policiacas.

En más de una ocasión funcionarios del gobierno federal escurren el bulto con el argumento de que se trata en homicidios y otros delitos de asuntos del fuero local, así podría preguntarle si la situación que vivimos es consecuencia de la incapacidad de los gobernadores; sin embargo, no quiero ser tomada como alguien que practica el bullying.

De modo que dejaré que la pregunta la haga un documento del Congreso de Estados Unidos que supongo no figura en la lista de los buleadores del gobierno.

El pasado 8 de noviembre fue publicado un documento del Capitolio en el que se afirma que la estrategia mexicana contra las mafias del narcotráfico es un fracaso, su título es mi pregunta: ¿por qué está rebotando? Quizá sería más exacto decir: ¿Por qué está repuntando la violencia en México?

Usted presume las cifras que el Capitolio critica, espero que en su respuesta no me diga que el Congreso de Estados Unidos es parte del coro que hace bullying a este gobierno.

Dice usted en esta comparecencia que con acciones han venido implementando una serie de acciones para atender la emergencia generada por los sismos de septiembre, desearía usted que pronto se regresara a la normalidad, como si la normalidad agradara a la sociedad que muestra su hartazgo de muy diversa manera.

No se requiere regresar a la normalidad, hay que reconstruir el país, ya van más de dos meses de la tragedia y no hay claridad de cuál es la estrategia de los gobiernos para atender a los damnificados, hay una danza de cifras millonaria, supuestamente destinadas a los damnificados, pero la solución no llega.

Hay censos incompletos o incorrectos donde se dan apoyos provisionales a unos y no a otros, se dan tarjetas de débito con cantidades menores a las que se anuncian, pero un plan integral no lo conocemos.

Es muy lamentable ver que los damnificados no reciban un trato como tales de un gobierno con funcionarios de Estado o de funcionarios sensibles a la tragedia que significa ser damnificados, que significa perderlo todo, sobre todo perder familiares o una vivienda, una casa, donde se vivía.

Señor Secretario:

Le solicitaría precisar los tiempos y alcances de la reconstrucción necesaria, pues los sismos y los fenómenos hidrometeorológicos que hemos vivido así lo requieren.

Sobre los recursos del Fonden y de los asignados en el Presupuesto Federal qué coordinación existe con las organizaciones de damnificados, con las organizaciones no gubernamentales, con los gobiernos estatales y municipales, hay fondos estatales que se manejan sin transparencia y resulta indispensable auditar, le pregunto:

¿Podría señalar usted cuánto han gastado hasta ahora en los damnificados?

¿Podría señalar en qué se ha gastado la ayuda internacional recibida?

¿Usted comparte la política de endeudar a los damnificados de la Ciudad de México?

¿Qué hará la Secretaría de Gobernación ante el problema de gobernabilidad que representa las consecuencias de una falta de atención a los damnificados de los sismos que se niegan a convertirse en un negocio de las inmobiliarias?

Por sus respuestas, muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora Dolores Padierna.

Señor Secretario, por favor.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias, Presidente.

Senadora Dolores Padierna.

Las cifras de incidencia delictiva, quiero reiterarle, Senadora, es desde este gobierno cuando ya no hay conflicto al respecto, aquí mismo frente a ustedes les decía que no íbamos a entrar en algo que debía de ser todo normalidad, y me refiero a que en la medición todos estuviéramos de acuerdo de cualquier tipo, incluso la seguridad, hoy no lo es.

Y cuando usted dice seguir la misma estrategia, no, Senadora, quiero decirle que hay amplias diferencias que se hicieron de la administración pasada a lo que ahora se está haciendo, y yo quiero decirle que espero tenga valor para usted, que los propios gobiernos de las entidades han respaldado y aplaudido este tipo de acción que estamos realizando junto con ellos.

Usted habla de la neutralización de los líderes, yo espero que no esté sugiriendo que no debíamos de haberlos detenido, yo lo que le digo es que no sólo detenemos a los líderes, y tengo como validarlo con cifras, sino toda su organización para que su logística y su actividad financiera pueda ser lesionada y evitar que sigan operando, y mire que usted y todos deben de saber que algunos hacia adelante lo siguen haciendo, desde las propias cárceles, que es a lo que estamos dedicando con nuestros sistemas de inteligencia para evitarlo, para que no suceda.

Cuando usted habla y también creo que son cifras o no bien conocidas o mal usadas, 60 mil millones es el recurso que se les pasa a los estados para sus policías estatales y municipales, 60 mil millones, que déjeme decirle resulta incluso insuficiente, pero ese dinero va a los estados, cuando usted habla respecto a la policía federal que si es profesional y que sí nos hemos preocupado por que tengan la mejor de las capacitaciones, de prestaciones laborales y las mejores condiciones, déjeme decirle que esa escena que usted vio en algunos estados es porque todo lo sufraga el gobierno federal, porque todo el apoyo que se manda hacia las entidades no hay sólo una habitación, una alimentación que lo resuelvan los estados a donde van a servir los policías federales arriesgando su vida, todo se paga desde la Federación, todo.

Y como estamos en todos los estados, quiero decirle que ha sido insuficiente el presupuesto que tenemos, ha sido difícil, pero lo estamos solucionando y solventando, pero sí quiero decirle que lo que antes se apoyaba en algunas entidades ahora lo hacemos en muchas más y, por supuesto, el recurso nos resulta insuficiente. Por eso es que, una cosa es lo estatal y otra es lo federal.

De las estadísticas, sí es correcto. Antes, 7 de cada 10 tenían que ver con el crimen organizado, y ahora 5 de cada 10, el otro 5 es del fuero común, pero nosotros no estamos en un proceso, y lo puede preguntar con los gobiernos de los estados, buscando que ellos solucionen lo suyo y nosotros lo nuestro, eso no nos lleva a nada, eso se hacía. Nosotros queremos apoyarles para resolver lo que es del interés del Estado y lo que es del interés federal, porque al final son delitos que se cometen contra ciudadanos y la gente no distingue quién es la autoridad, lo que quiere es soluciones.

Y de este estudio, al que usted refiere, mire, para no entrar en la discusión de este estudio, déjeme decirle que todas las, prácticamente todas las áreas, instituciones, dependencias de seguridad de los Estados Unidos, desde hace cinco años, no tienen más que reconocimiento al trabajo que se viene realizando, y acompañamiento.

Y hoy, este gobierno, además ha podido hacer que los funcionarios del Gobierno de los Estados Unidos, por primera vez reconozcan que el problema fundamental de lo que está sucediendo a México es el consumo que tiene, que es creciente allá, y que esto se suma al flujo de recursos y esto también se suma a la libertad y a los procesos en tema de armas que llegan a nuestro país, y esto nos está permitiendo caminar de otra manera con ellos para encontrar soluciones integrales, porque lo que sucede allá nos lastima acá.

Pero todas las dependencias, todas las autoridades no han tenido más que reconocimiento a la labor que se está haciendo desde el Gobierno Federal respecto al crimen organizado.

Y sobre la reconstrucción. Mire, sería muy bueno que se observara en campo lo que está sucediendo. Se está atendiendo persona por persona, casa por casa.

Se ha ido al domicilio de miles y miles de personas para salir de la emergencia, primero, atenderles en su salud, en su alimentación, y al mismo tiempo empezar con el segundo proceso que es la evaluación, el censo y la entrega de los recursos de las tarjetas. Ha sido bien complejo, pero allá siguen miles de funcionarios, junto con los estatales, atendiendo directamente a las personas.

Parece fácil, Senadora, y a la mejor, tal vez en mi discurso no lo dije, y tiene usted razón. No estamos queriendo regresar, y así lo ha dicho el Presidente, a la normalidad. Queremos hacer ciudades mejores, con mayores fortalezas, es correcto su comentario, pero déjeme decirle que estamos trabajando para llegar a ese lugar.

Pero si usted dice: Bueno y ¿Por qué no han podido entregar todas las tarjetas? Llevamos entregadas 90 mil de las 180 mil, porque todavía no se saca todo el escombro de las casas que se están, o derribando o que fueron lastimadas por los sismos.

Son miles y miles de casas, que si van a cualquier municipio de Oaxaca o de Morelos, a sus comunidades de Chiapas, podrán ver lo difícil, la dificultad, y no sólo es de recursos, sino las capacidades para poder remover y llevar a lugares, además, adecuados, todo el escombro que se está sacando de las casas, y después entregar las tarjetas.

Pero hoy puedo decirle que ya están casas entregadas, particularmente en Oaxaca y en Chiapas, que ya está la construcción, la asesoría, se les está conduciendo, no se les está dejando solo, y no se les va a dejar solos en todo el procedimiento, y lo saben los gobernadores de los estados, y lo sabe la sociedad y la población.

Y yo le puedo asegurar que en cada uno de los lugares donde se está haciendo una acción de gobierno, serán ciudades diferentes y serán muchos mejores lugares para vivir de la propia población.

Y termino diciéndole: Todo el recurso del que se ha hablado, y se ha hablado y se ha hablado, que ha llegado a nivel internacional de otros países, quiero decirle que llega a fidecomisos privados y que no es un solo centavo de estos recursos ocupado por el Gobierno Federal, que son los particulares quienes lo deciden a donde será su objetivo allegar estos recursos, y nosotros, por supuesto, no tocaremos un solo centavo.

Lo único que hemos procurado y lo han aceptado es que se les pueda sugerir a dónde llevar los recursos para que no se encimen los apoyos, eso es todo.

Nosotros no vamos a manejar un solo centavo, un solo centavo, ni lo que viene del extranjero, ni lo que viene de México, del sector privado en México.

Y por cierto déjeme decirle, para todo lo que se dijo en redes, que se manejó. No significa, lo que viene del extranjero y lo que viene del sector privado, un 8 % de lo que habrá de poner el Estado mexicano para los damnificados. No es correcto.

Qué bueno, y ojalá se junte más, pero tampoco es lo que se ha querido correr, que han llegado miles y miles de millones de dólares y que lo está manejando el Gobierno de la República. Ni un centavo tocará, eso les toca a ellos.

Y lo que le maneje, le toca manejar, que son recursos públicos, al gobierno, está en portales, está de manera transparente, ahí a la vista de todos.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Secretario.

Tiene el uso de la tribuna el Senador Víctor Hermosillo.

El Senador Víctor Hermosillo y Celada: Buenas tardes, Secretario.

Cuando usted inició su presentación y habló de la intervención del ejército y de la marina, el partido del gobierno aplaudió. Debo decirle que en el sexenio anterior se la pasó criticando esa actitud.

Si el gobierno anterior tomó esa decisión, es porque vio el debilitamiento precisamente de las policías federales y tuvo que recurrir al Ejército, sobre todo al Ejército, y de las policías estatales para combatir el tráfico de drogas y el sembradío y todo lo que tiene que ver con la mafia del narcotráfico.

Este gobierno hizo lo mismo, porque quizás también no ha encontrado una respuesta de cómo combatir esta situación.

Entonces, sí me llama la atención porque, pues, el crimen organizado tiene mucho más sexenios que tuvo aquí el PAN, y de este sexenio, y ha ido creciendo, esa es una cosa natural, porque hay demanda, como usted dijo, pero la realidad es que en este sexenio que no han cambiado mucho de estrategia, las cifras lo reprueban, para no meterme en más detalle, usted dice a veces que no hay coordinación con los gobernadores, pues hace seis años fue la misma cosa, hay elecciones todos los sexenios.

Lo que pasa es que la situación ha sido ineficiente, han capturado muchos capos de la mafia,  pero esto se multiplica, debería saber inteligencia qué sucede con eso, porque esa es la realidad, se han capturado a muchos capos, pero la situación sigue, y una de las situaciones que sucede  es por la corrupción, el contubernio entre el crimen organizado y las autoridades de todos los niveles, a ser justo.

Yo no puedo entender como Kate del Castillo se pudo juntar con el Chapo Guzmán y las fuerzas de la autoridad no lo localizaban. Eso definitivamente para mí es situación de que sí  saben, pero no lo hacen, ¿por qué? Porque el negocio es muy bueno, y la realidad es que el pueblo de México no tiene confianza.

Los ciudadanos saben dónde están los de la mafia y la autoridad también, y no actúa. Esa es una situación que tiene sumido a este país en una  desconfianza, y por otro lado, en una situación de impotencia.

Usted habla de la coordinación con los estados, los estados buscan con la responsabilidad del crimen organizado y de los estupefacientes, y esa es una situación totalmente de la Federación.

Podrán coadyuvar en ciertas cosas, pero ellos no tienen esa responsabilidad, esa responsabilidad es del gobierno federal, habrá coordinación, pero no pueden ustedes decir, no nos ayudan los estados, ni los municipios.

Por otra razón también, el centralismo  tal tiene a los estados en situaciones económicas difíciles y eso a pesar de que sea por muchos años permitido que estados sean saqueados por sus gobernadores y el Estado no hace mucho para meterlos a la cárcel, tienen que venir autoridades  de otros países a decirnos dónde están, y luego de esa manera se les puede meter en orden.

La mayoría de ellos, no quiero decir otra cosa, pero tengo que expresarlo, son gobernadores  de su partido, decir, hay uno, uno por diez, o sea, somos el 10 %, por más que griten, por más que griten ustedes son los campeones de la corrupción y del desfalco del país.

(Aplausos)

Los estados no tienen capacidad por este centralismo terrible que tenemos, ya dentro de los estados, que sus gobernadores sean unos pedinches, que vengan aquí a suplicar que les den dinero, muchos de ellos emplean más tiempo aquí en la capital que en sus estados.

Entonces usted dice, por supuesto, que los estados no le van a decir que usted no coopera con ellos, porque pues les levanta la charola.

Eso se dio aquí hasta en la Ley de Ingresos, por eso muchos de mi partido votaron a favor de la Ley de Ingresos, que verdaderamente es un atropello, ya que en este sexenio cada mexicano, ustedes lo endrogaron por 32 mil pesos.

Es cierto, hay una situación que me preocupa también, que es, usted habla de los expulsados de Estados Unidos, estoy de acuerdo con usted, que el  número ahorita es menor que cuando el tiempo de Obama, pero yo soy fronterizo, y la atención que da la Federación, que es obligación de ustedes,  no es suficiente ni mucho menos, este año al estado de Baja California le van a dar, parece,  16 millones.

No hay centros del gobierno federal que atiendan a los que expulsan, no les dan las facilidades que usted dice, si no fuera por la sociedad civil que ayuda con centros para  los expulsados de Estados Unidos, estos estarían totalmente desamparado, y  usted ha estado en Mexicali y ha visitado esos centros y ninguno es del gobierno, es la sociedad que ayuda a las personas que expulsan a Estados Unidos, y eso verdaderamente es un crimen, porque esas personas han  ayudado al país con una cantidad enorme de dinero  que mandan a sus comunidades, que están desamparadas aquí en nuestro país y que el gobierno no les atiende para nada, y esa es una realidad, el presupuesto que se tiene es raquítico.

Yo hice junto con otros Senadores, un cambio  al artículo 84 de la Ley de Población hace tres años para que se les atendiera como debe ser y la verdad es que no sucede.

Otra cosa que me preocupa, y esas son preguntas que le voy a hacer, es  Estados Unidos ya permitió la marihuana, el Estado de California más bien, en su estado.

¿Qué medida ha tomado el gobierno federal a las consecuencias que eso va a traer? ¿Qué medidas? Es una situación de seguridad nacional y es una situación de tráfico de enervantes que tiene que  ver con el gobierno federal.

¿Qué va a pasar en el estado de Baja California? ¿Ya no vamos a exportar droga? ¿Vamos ir nosotros a fumar allá? Se va a hacer un verdadero conflicto y no hay hasta ahorita nada que llame la atención y que se estén tomando precauciones, esa es una pregunta que tengo yo.

La otra, cómo van a atender a los posibles deportados, porque si hasta ahorita el número es escaso, todo indica que el gobierno de Estados Unidos, con este Presidente que tienen va  expulsar a más de los que expulsó Obama, puede ser, ¿qué medida están tomando? Porque las que tienen son insuficientes, usted dice hay 11 puntos, uno de ellos es Tijuana y el otro Mexicali.

No hay instalaciones del gobierno si no es, repito, por la sociedad civil, estaría en una situación desesperante.

La otra  pregunta que le voy a hacer es,  ¿cómo van a ayudar a los estados fronterizos  en combate al crimen organizado que ha subido?  ¿cómo van a ayudar a Baja California Sur? ¿cómo van a ayudar a Baja California? ¿cómo van a ayudar a Chihuahua? ¿cómo van a ayudar a Tamaulipas? estados gobernados por el Partido Acción Nacional.

Lo que sí le digo es que no es que el estado pida ayuda, es una obligación federal ir y combatir el narcotráfico, y ¿qué están haciendo al respecto? Porque es parte de los problemas que se tienen ahora, y todo indica que es de parte del gobierno, una indiferencia hasta esos estados.

Y la última pregunta que le voy a hacer. 

Usted habla mucho de que tiene  mucha relación con los organismos de la sociedad. Yo veo que aquí el Gobierno Federal está presionando a los organismos de la  sociedad.

Yo quisiera, por lo menos que me diga, en los estados, por lo menos en el que yo vivo, en Baja California, con qué organismos de la sociedad están ustedes trabajando.

Por sus respuestas, muchas gracias, señor Secretario.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Señor Secretario.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias Presidente.

Senador Víctor Hermosillo:

Sentí en dos momentos de su intervención, en reconocer que las circunstancias en los estados en materia de seguridad, en la coordinación han funcionado muy bien. Y después empezó usted a hacer un proceso de hablar de corrupción, de no atención y de no respaldo.

Si me lo permite voy a ir a la segunda parte.

Primero. Ahora que citó usted lo de las reuniones que tuvo este delincuente Guzmán, que se podía reunir con algunos personajes. Lo mismo nos preguntábamos cuando llegábamos al gobierno, cómo podían estar 14 años en libertad y nadie detenerlos, nada más que nosotros sí los detuvimos.

(Aplausos)

Y de verdad quiero dejarlo claro, nosotros no estamos diciéndoles a los estados: “Tú encárgate de aquí para allá, y nosotros de acá para allá”. El problema es la inseguridad, y el problema de inseguridad se combate con una política de Estado.

Sí he escuchado algunos, pocos, uno, un gobernador que dice: “Éste es un problema federal y tiene que venir el Gobierno Federal a resolverlo”. Quiero decirles que no.

Yo quiero decirles que si no los acompañamos no vamos a resolverlo de fondo. No hay límites, yo espero que usted sepa que no hay límites, que no hay límites territoriales, de aquí para acá cometen actos federales, y de aquí para acá roban a un transeúnte, una casa, un vehículo.

El vehículo que roban, en un delito del fuero común, lo ocupan para un secuestro del fuero común, o lo ocupan para el trasiego de la droga. Es lo que tenemos que entender, si la dinámica que usted plantea es la de “cada quien su parte”, va a ser un desastre, Senador.

Lo que tenemos que hacer es entrarle todos con toda la fuerza del Estado a solucionar este problema, y así lo hemos venido haciendo.

Y perdóneme, y lo digo con mucho respeto y prudencia, fui gobernador, pueden revisar también estadísticas, pero quiero decirle que era bien complejo venir a diferentes áreas a pedir apoyo y respaldo de seguridad, no de recursos, porque no había coordinación para poder enfrentarlo juntos, un problema que teníamos en mi estado, que quería yo acompañamiento. Y con esa experiencia es como planteamos la coordinación.

Los recursos que se les dan a los estados está en ley, hay un proceso para entregar esos recursos, no tienen que venir a quedar bien con nosotros, Senador, está en ley, ahí está bien claro cuánto es para cada quien.

Y lo que sí creo que no pueden ellos, la gobernadora y los gobernadores hacer a un lado, es el      apoyo total de los miembros de la Policía Federal, a los que como ya dije, no hay ningún apoyo, ningún sobresueldo, no hay recursos ni siquiera para el hotel pero sí la exigencia para que estén allá, y que no resuelven solamente temas de la delincuencia organizada, también puede preguntarle eso a sus gobernadores, si no también están para los otros delitos del fuero común.

Y ahí están los del Ejército, y ahí están los de la Marina, que por cierto, están haciendo tareas, incluso de policías municipales y de policías estatales, ahí donde el estado y los municipios no han podido.

Y lo que estamos haciendo es apoyarles para que traten de formar esos policías que ellos no han podido, pero le puedo poner muchos ejemplos, muchos, desde Guerrero, Chihuahua, Tamaulipas, Veracruz, Baja, Baja Sur, Sinaloa, y muchos estados. Y usted cree de verdad que estamos viendo el color de ese estado, es una responsabilidad y la estamos asumiendo como es, como debe de ser para poderlo solucionar.

Ya aquí traté, o he buscado de diferentes formas de explicar dónde está el problema, pero también cuál es la solución. Y la solución es no dejar solos ni a los estados, ni a los municipios, y seguir teniendo Fuerzas Armadas de elite, Policía Federal que vayan y respalden para los problemas que rebasan a las entidades y a los municipios, pero en total coordinación, en apoyo.

En el tema de migrantes usted dice que, y yo creo que hay una confusión Senador.  Los Centros de Atención a Migrantes no son esos lugares que usted refiere, que reciben a los que regresan de los Estados Unidos a nuestro  país. 

No, Senador, en esos lugares, y ya fui allí a Mexicali, y estuve en Tijuana, y en otros lugares, están para recibir a los que vienen de Centroamérica, o mexicanos que quieren cruzar y no lo logran, y entonces les dan cobijo mientras alcanzan ese propósito de ir a los Estados Unidos.

A todos, absolutamente a todos los que regresan de Estados Unidos con el Programa Somos Mexicanos, los tenemos, los atendemos y los llevamos hasta su casa, y en la mayoría de los casos hoy, con un empleo, y quiero decirle que esto no se hacía. Y hoy sabemos dónde están, quiénes son, hoy no nos dejan botados en cualquier punto de los muchos cruces que hay entre Estados Unidos y México. 

Hay 11 lugares previamente establecidos y no los regresan si no nosotros lo autorizamos para poderlos atender bien.  Hoy atención a nuestros connacionales, no van a un centro de atención de migrantes, es el gobierno, es el Estado mexicano el que recibe a los suyos.

Estos organismos de la sociedad civil que usted refiere, que no los conoce quiénes son con los que platicamos, pues quiero decirle que en cada uno de los temas se trata, se lo decía a la Senadora, sea el tema de desaparecidos, muchos colectivos, muchos.

Colectivos, por cierto, con los que ustedes, y en el que tuvimos la fortuna de participar, se hizo la Ley de Desaparecidos; colectivos, agrupaciones, asociaciones, grupos que llevan años, de Centroamérica que también nos reunimos, y otros que si bien no es un tema de seguridad, pero sí es un tema de aportación de grupos organizados nos reunimos, y le podría mencionar varios, algunos con diferencias importantes, pero con todos queremos construir.

Pero en el tema de secuestro todas las políticas públicas han venido haciéndose, y voy a citar sólo este ejemplo, con la agrupación de la señora Wallace, de Alejandro Martí, y así le podría decir, además, estado por estado, con muchas agrupaciones que nos reunimos para encontrar solución a los graves problemas que tenemos en nuestro país.

Gracias por su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Secretario.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Angélica Araujo Lara.

La Senadora Angélica del Rosario Araujo Lara: Muy buenas tardes.

Señor Secretario, Miguel Ángel Osorio Chong, sea bienvenido de nueva cuenta a este Senado de la República.

Quiero iniciar mi participación reconociéndole su vocación al diálogo, su dedicación al trabajo y todos y cada uno de los días y las noches que durante más de estos cinco años le ha dedicado ininterrumpidamente al frente de esta Secretaría de Gobernación, a usted y a gran parte de su equipo que hoy le acompaña.

Sin familia, sin enfermarse, sin darse el lujo, de verdad, de estar ningún solo día no al frente de esta importante Secretaría del Estado mexicano del Ejecutivo.

De verdad muchas gracias por estar con nosotros.

Y como mis compañeros Senadores aquí lo hicieron, aunque es la Glosa de este Informe, el análisis que hago es precisamente de manera coordinada por los cinco años al frente de esta Secretaría de Gobierno.

En este análisis, como lo he señalado, revisamos de manera integral los cinco años de la administración.

Quiero concentrarme en datos y en cifras como aquí se ha señalado; datos y cifras que nos permitan ver que hay retos y que hay avances. Retos importantes, y aquí también lo señalaron, en materia de seguridad, en estados, en municipios, en delegaciones en esta Ciudad de México, en muchas delegaciones inclusive donde podríamos pensar, a las que se refería un compañero Senador, en donde seguramente de ahí él sacó que pareciera que se le ha entregado ese territorio a la delincuencia.

¿Retos en materia de corrupción? por supuesto.

Hoy nos enfrentamos a videos donde vemos cómo a personajes ligados a partidos políticos se les entrega dinero; vemos también retos en materia de corrupción, por supuesto, cuando tenemos a líderes de partidos políticos tratando de aclarar el objetivo de tener recursos que no pueden ellos demostrar.

Tenemos grades retos porque entre los principales es no subir a esta tribuna con ligereza, con dolo, con la que lo hizo un compañero que, desafortunadamente, ahorita no está, pero que ha lanzado acusaciones y señalamientos infundados.

En donde lo que podemos ver es que sólo denota que él piensa en el aplauso fácil y en engañar a los ciudadanos con tal de conseguir votos.

Por eso me di a la tarea, y el principal reto que voy a hacer es entregarle a este compañero, que, desafortunadamente, no está aquí, este trabajo que realicé, donde se habla de los cinco años en una síntesis, cinco años de los logros que tenemos de esta administración.

Porque él dice que no los encontró, pero  yo ya hice la tarea y ahora se los dejaré y se los entregaré por escrito.

Hubo también quien se subió a esta tribuna a acusar a este gobierno de insensibilidad, de incapacidad, de no saber escuchar y estar alejado del pueblo.

Nada, nada más falso que eso. Estas acusaciones son totalmente falsas.

En nuestra historia reciente nunca habíamos visto a un Presidente con tanta popularidad y que a todos los lugares a donde asiste miles y miles de personas se acercan a saludarlo y a reconocerle su trabajo.

Y un ejemplo lo pueden ver en los videos, en los videos que tenemos de, desafortunadamente, estos últimos acontecimientos que vivimos con motivos de los sismos de septiembre.

Pueden ver los videos, pueden ver cuando el Presidente está en Chiapas o en Oaxaca; pueden ver la respuesta de la gente; pueden ver que en esas giras, principalmente acompañado por el Secretario de Gobernación y muchos funcionarios, pueden ustedes ver la respuesta y la confianza de los habitantes, principalmente de estos estados.

En esta tribuna también se ha venido a mencionar que la Secretaría de Gobernación del Gobierno Federal es la responsable de la seguridad de presidente y presidentas municipales.

Lo único que denota a este comentario, desafortunadamente, es desconocimiento, ignorancia o mala intención para no conocer la autonomía de estados y municipios en materia de seguridad pública.

Este gobierno lo ha dicho, el Secretario de Gobernación trabaja diariamente y en todo momento en coordinación con los gobernadores y con los presidentes municipales para resolver los problemas de seguridad.

A pesar de que nosotros tenemos pendientes legislativos en la materia, los municipios han pedido el mando mixto para continuar al frente de sus labores de seguridad, pero contradictoriamente no pueden garantizarse su propia seguridad.

De igual manera, en el seno de la Conago, y lo saben, los gobernadores han solicitado formalmente al gobierno federal que intervenga en sus estados porque ellos no tienen la capacidad para enfrentar el problema de inseguridad.

Esos son los retos, hay que hablar claro, pero también hay que hablar de avances.

Y hoy yo me refiero como Presidenta de la Comisión de Protección Civil a los avances en esta materia.

Hoy tenemos que hablar porque hablar de seguridad no solamente implica cifras en materia de delitos, de secuestros y de otro tipo de problemas.

Hablar de seguridad también significa darle certeza a todos los más de 123 millones de mexicanos que saben que ante cualquier contingencia, generada por algún fenómeno natural, tienen hoy, más que nunca, un gobierno federal preparado en materia de prevención de desastres.

Hoy hay que decirlo fuerte y claro.

(Aplausos)

México es reconocido por organismos internacionales como líder en la materia de prevención de desastres, y ahí están los reconocimientos, ahí está, por primera ocasión tuvimos la plataforma en materia de prevención de desastres en este país, por primera ocasión deja su sede permanente que es Ginebra, Suiza, y la tenemos en México como un reconocimiento a los avances que tenemos en materia del Sistema Nacional de Protección Civil.

Un sistema que no solamente por ley encabeza el presidente, sino que por convicción y por determinación y por trabajo él está ahí  permanentemente coordinando los esfuerzos con el Secretario de Gobernación de todas las instancias del Ejecutivo Federal que están formuladas y que están presentes ahí.

Algo que nos une, Secretario, y tengo que decirlo, es el reconocimiento, ahí reconozco yo también a mis compañeros Senadores, el reconocimiento que hicimos al ejército, a la marina, a todos y cada uno de los voluntarios, ahí no hubo partidos, tengo que reconocer que es algo que nos une a todo el Senado, le hicimos un reconocimiento amplio a lo avanzado y a la respuesta inmediata que tuvimos ante los fenómenos meteorológicos de los pasados meses de septiembre.

Por eso hay que hablar también de logros, y ese es un logro, hay que reconocerlo, hay que decir, que hoy más que nunca los mexicanos nos sentimos listos y preparados para que ante cualquier desastre natural, que, desafortunadamente nuestro país por su posición geográfica y por la situación del cambio climático nos enfrentamos todos y cada uno de los días.

México es el único país que en el mes de septiembre se enfrentó al mayor número de desastres naturales, y lo pueden, todos, corroborar; se manejó en el Centro Nacional de Prevención de Desastres, fue el único país que se ha visto enfrentado a tal cantidad de desastres naturales, y ante todo eso, dimos una respuesta puntual, y, sobre todo, coordinada con la población y con la sociedad civil que por supuesto que participaron activamente.

De aquí, Secretario, que yo quisiera que usted nos ayudara, aunque la Senadora Dolores fue puntual en algunos temas en  materia de reconstrucción y en  materia de lo que se está haciendo con los recursos que hemos recibido como país de ayudas internacionales, mis dos preguntas van encaminadas en ese sentido.

Uno a que nos ahondara un poquito más, y que pudiera platicar más sobre este mecanismo de reconstrucción y de respuesta rápida que estamos dando.

Se dice muy fácil el número de viviendas, 50 mil, 60 mil más de 110 mil, ustedes valoren que hay municipios que tienen 500 y 1,000 viviendas, reconstruir más de 100 mil viviendas es hacer un determinado número de comunidades en ciudades, con las implicaciones logísticas y que como arquitecta tengo que decirles las implicaciones que esto tiene.

Entonces, de verdad que estamos como país, muy orgullosos de un trabajo de reconstrucción que estamos haciendo, muy rápido y de manera resiliente.

Entonces, mi primera  pregunta sería, señor Secretario, si nos ahondara un poquito  más sobre estas tareas de reconstrucción, y lo que hemos estado haciendo para dar respuesta a estas miles de familias.

Segundo, que nos pudiera también continuar hablando, porque es un punto que se ha tocado mucho y que los ciudadanos tienen que estar muy conscientes, el apoyo que se le ha dado por parte del sector privado a los damnificados, que nos pudiera usted decir qué uso le están dando, y, sobre todo, qué uso se le dará a estos recursos, y cómo planea el gobierno de la república entregar estos apoyos.

Por su atención y sus respuestas, muchísimas gracias Secretario.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias Senadora, señor Secretario.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias Presidente, Senadora Araujo; Senadoras, Senadores.

Iría directo al tema de protección civil, creo que vale la pena hacer un recuento, vale la pena que lo que nos movió, lo que movió a millones de mexicanas y mexicanos no permita que se nos quite, que se nos arrebate.

Me refiero que movió conciencias, que permitió reconocernos unos con los otros,  permitió la solidaridad, el respaldo e ir a apoyar a alguien que seguramente nunca habían visto, que no conocían, incluso estando en circunstancias adversas las personas que lo hacían.

Pero lo de la emergencia y  la reconstrucción no ha pasado, y pareciera que pues ya hay que dejarlo, que las cosas sigan dándose, no entendiendo que tiene poco más de dos meses del primero, del segundo, de un tercero que ahí está registrado como réplica, pero que fue bastante fuerte en su potencia, y decirles, Senadoras y Senadores que ha habido  más de 9,500 réplicas después de estos sismos; que siguen generando, para lo que comentaba la Senadora Dolores, y que se está viendo cómo arreglarse, el que el sismo de 7 que pegó particularmente en Chiapas y Oaxaca, pero con las 9,000 réplicas que se han dado particularmente en esa región pues ha afectado y modificado las condiciones en las que estaban casas que no habían tenido ningún tipo de problema.

Y entonces, los que han afectado del 7, pues lo fueron del 23 o lo fueron del 8,527, entonces se está haciendo una revisión  para poder atender a unos y a otros, pero quiero decirle, creo que no lo puntualicé, todas y todos van a recibir exactamente lo mismo, todo el apoyo, todo el respaldo, y hasta ver construida su casa o  habérsele  hecho los trabajos necesarios para que estén en las mejores condiciones, todos por igual.

No se está dando ningún tipo de apoyo a organizaciones, que se han presentado, o a grupos, y ni siquiera se está manejando de manera unitaria por presidencias municipales o por estados.

Vamos juntos, federación, estados y municipios a entregar tarjetas; vamos juntos a checar, a revisar para que la reconstrucción se haga, y se haga bien, y se está entregando de acuerdo al avance que se está dando, como lo dije hace un momento, de remoción de escombros.

No olvidemos, fueron más 400 municipios los afectados, de los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Puebla, Morelos, Ciudad de México, Hidalgo y estado de México, 400 municipios con las delegaciones.

Hubo, sin lugar a dudas más de 12 millones de personas que de alguna manera resultaron afectadas, que algunas sólo fue sacarlas de la emergencia para su atención y nunca dejar de acordarnos de las más de 450 víctimas que perdieron la vida, pero este sistema funcionó, y cuando dice la Senadora que somos reconocidos, somos reconocidos como Estado mexicano, presumámoslo todos.

Hoy hay un modelo que se ha denominado MX, antes todos conocían el plan del Ejército, el plan de Marina, de la Policía Federal, hoy se ha logrado la unidad de esfuerzos y es el Plan MX que le sirve al país, más de 25 mil soldados marinos y policías federales tuvieron en la calle, en los lugares, y ahí siguen; más de 80 mil servidores públicos federal, estatal y municipal salieron y ahí siguen, y hoy estamos en este proceso ya de entrega de recursos para que ellos hagan su autoconstrucción, para que sean asesorados, para reactivar la economía, para reconstruir la escuela, el sanatorio, para hacer lo que se tenga que hacer para mejorar no sólo la normalidad, sino también mejoras las condiciones del municipio.

Hoy es impresionante que ante la adversidad no solamente se esté de pie, sino se esté trabajando, y hay circunstancias que desde acá no se ven, como no se veía el sismo de Chiapas y Oaxaca cuando sucedieron, yo le diría que tuvo que suceder desafortunadamente el que pegó en la Ciudad de México para que muchos pudieran entender lo que estaba pasando en el sur-sureste.

Porque aquí mientras se cayeron edificios, departamentos, allá se cayeron miles y miles de viviendas, y es increíble lo que está haciendo la sociedad, la forma de enfrentarlo, las condiciones en que lo hacen, algunos podrán saber que en este momento los vientos en Oaxaca es la época y obstaculizan la construcción, la reconstrucción, el lugar donde están viviendo, pero están firmes, están trabajando para salir adelante, un par de meses sí, pero yo quiero decirle que los más, seguramente hay fallas, las más de las personas están siendo atendidas, hay dos modalidades, para daño parcial, para daño total, pero a unas y a otras darles todo el apoyo, para los comercios.

Está la etapa, el Secretario de Educación ya lo ha comentado, de la reconstrucción, de la edificación de nuevas escuelas, de mercados, de nuestro patrimonio cultural, no ha pasado la desgracia, déjenme decirlo así, y por eso creo que el llamado a la solidaridad y a no perderla nunca más vale la pena hacerlo desde este lugar.

Y termino reiterando, todas las aportaciones privadas serán ocupadas por los propios particulares, se han hecho fideicomisos, ahí está el recurso que también creo que se ha hecho público, por eso me atrevía a decir qué significa respecto a lo que va a hacer el Estado mexicano, pero no va a tocar un solo centavo el gobierno de la República de esos recursos, lo más es estar en coordinación para que se ocupe de la mejor manera, para que se aplique en todas las partes donde se necesita.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Secretario.

Damos paso a la ronda de intervenciones de los grupos parlamentarios, prevista en el numeral 6 del Resolutivo Segundo del acuerdo correspondiente, hasta por diez minutos cada uno, conforme al orden dispuesto por la Mesa Directiva.

Le suplico a mis compañeros que harán uso de la palabra, por favor, respeten los diez minutos asignados.

En consecuencia, tiene el uso de la tribuna el Senador Juan Gerardo Flores Ramírez, del Partido Verde Ecologista de México, hasta por diez minutos.

El Senador Juan Gerardo Flores Ramírez: Gracias, Presidente.

Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación.

Compañeras y compañeros Senadores.

Con su venia, señor Presidente.

Señor Secretario:

A nombre del grupo parlamentario del Partido Verde le agradezco su disposición y apertura para asistir a este ejercicio de rendición de cuentas.

En primer lugar permítame hacer aquí un reconocimiento público a su labor ante la reciente emergencia de la cual usted ha dado cuenta en sus intervenciones.

Es cierto que el Sistema Nacional de Protección Civil viene consolidándose desde años atrás, pero también es cierto que este gobierno es quien ha hecho del tema una política de Estado, no podría ser de otra manera, pues estamos hablando de proteger y salvar vidas humanas.

Y vaya que funcionó el sistema, apenas ocurrieron los sismos del 7 y 19 de septiembre ahí estuvieron listos para ayudar los policías federales, soldados y marinos junto a un gran número de mexicanos que de inmediato se volcaron a colaborar, ya sea como rescatistas en actividades de apoyo y en los esfuerzos de recolección en los centros de acopio, así como junto a rescatistas de otras naciones.

Este gobierno demostró a los mexicanos y al mundo que estamos preparados como país ante las contingencias, hoy nuestro Sistema Nacional de Protección Civil funciona porque suma a la iniciativa privada, asociaciones y organizaciones civiles, pero también por las capacidades institucionales que se han construido durante estos cinco años, se nota que hay gobierno, se nota que hay Secretario de Gobernación, aunque algunos vengan a esta tribuna a desconocer avances o logros, o a lanzar pronunciamientos ligeros, que se atreven a hablar de cifras alegres sin siquiera ser capaces de explicar por qué se atreven a lanzar esa crítica fácil, la crítica que no construye.

No, a pesar de esos que lanzan la crítica ligera no tengo duda en reconocer que tenemos un Secretario de Gobernación capaz, responsable y sobre todo comprometido con México.

En nombre de mi partido le reitero nuestro reconocimiento por su labor, la Glosa de este Quinto Informe nos ha dado la oportunidad de hacer un balance de la situación del país para identificar avances y desde luego tareas pendientes, para enriquecer el debate con propuestas serias, no sólo con críticas vacías de quienes aspiran a gobernar desde la demagogia y el voluntarismo, actitudes que no caben en democracia y que los verdaderos demócratas rechazamos porque sabemos que el diálogo enriquece, pero el diálogo serio, constructivo, consistente, no aquel en que un día considera inadmisible lo que diga el gobierno o el Congreso de Estados Unidos y otro día o usan algún documento de ellos para cuestionar el desempeño de nuestro gobierno.

Sí, el diálogo enriquece, pero, insisto, el que parte de la base de reconocer que en sus propios partidos tienen problemas de corrupción y de falta de transparencia, sí, la de sus líderes, algunos que ahora quieren llegar a la Presidencia de México, ya sea mediante un frente amorfo, que es sólo un vehículo maltrecho que han querido utilizar para soñar con repartirse la Presidencia de México y el gobierno de la capital, aunque ello signifique renunciar a los principios que han abanderado durante muchos años, u otros que hoy se quejan de persecución, pero se niegan a explicarlas por los cuantiosos montos que aparecen en las cuentas de sus líderes, que en su oportunismo ahora han apostado a ese populista obsesionado con el poder.

Porque no se vale venir a criticar aquí cuando pretender acallar a los medios de comunicación que exhiben sus problemas de corrupción y falta de transparencia.

El mejor ejemplo del diálogo que México necesita son las reformas históricas que se han logrado. En ese proceso y a lo largo de esta administración, la Secretaría de Gobernación ha sido pieza clave para impulsar los acuerdos y la colaboración, no sólo entre fuerzas políticas sino también con gobiernos locales.

En el Partido Verde celebramos que el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto trabaje y apoyo por igual a todos los estados y municipios cuando así se requiere, porque lo verdaderamente importante está en el bienestar y progreso de la ciudadanía, y no en cálculos políticos, como ocurría en el pasado cercano.

Ya se les olvidó a quienes se dedican a criticar que la seguridad de las familias mexicanas fue utilizada como herramienta político electoral. En contraste, hoy, la presencia y el apoyo de la Policía Federal, la Gendarmería, el Ejército, la Marina y el Cisen se han dado a quien lo ha necesitado.

Por eso quisiera aprovechar la ocasión para hacer llegar por su conducto, señor Secretario, un reconocimiento a los hombres y mujeres que integran estas corporaciones y arriesgan su vida en favor de los mexicanos.

Y hago aquí también un llamado a no perder de vista que cada vez que solicitamos la intervención de las Fuerzas Armadas, de las Fuerzas Federales, perdón, les imponemos un desgaste inmerecido y las distraemos de las tareas que por ley les corresponden.

Por eso es fundamental impulsar una transformación de las policías locales, que contribuya a que las y los ciudadanos puedan confiar en ellas, porque la seguridad es una tarea que exige trabajar con corresponsabilidad.

Señor Secretario:

Quisiera referirme también a dos áreas prioritarias para nuestro grupo parlamentario:

Primero. Celebramos que en materia de migración se esté atendiendo el tema con visión regional, dando a la frontera sur, por primera vez, la atención que merece, no sólo con mayor orden en los puntos de internamiento, sino también impulsando el desarrollo integral del sur-sureste.

Segundo. A propósito de la entrada en vigor del Sistema de Justicia Penal Acusatorio, el pasado 18 de junio, reconocemos el trabajo de la Secretaría a su cargo para lograr este cambio tan trascendente.

Su liderazgo propició los acuerdos necesarios y fue fundamental en la coordinación de esfuerzos para fortalecer las capacidades institucionales.

Estos logros no son exclusivos de una persona, una institución, ni un partido, son triunfos del Estado mexicano y sus instituciones, un concepto al que usted se ha referido de manera reiterada en esta tribuna, señor Secretario, porque las instituciones son el pilar de la democracia, y quienes las denigran las debilitan con sus solas palabras.

Compañeras y compañeros Senadores:

De cara a los desafíos que tenemos como país, no caigamos en descalificaciones o posiciones dogmáticas; no permitamos que nuestra labor se entorpezca por cálculos electoreros.

Participar en el Congreso de la Unión es un gran honor que implica también la responsabilidad de sumar esfuerzos ante retos comunes y construir soluciones verdaderas y de largo aliento.

Señor Secretario:

Sepa usted que en el Partido Verde seguiremos respaldando la buena política que ha puesto en práctica el Presidente Enrique Peña Nieto, siempre motivados por el amor a México y el bienestar de los mexicanos.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senador Flores.

Apreciamos mucho el respeto al tiempo.

Tiene el uso de la palabra la Senadora Angélica de la Peña Gómez, del Partido de la Revolución Democrática.

La Senadora Angélica de la Peña Gómez: Señoras y señores.

Señor Presidente de la Mesa Directiva.

Señor Secretario:

La Secretaría de Gobernación tiene a su cargo la política interior, la seguridad ciudadana, el desarrollo político, la protección de los derechos humanos, la prevención del delito, el sistema penitenciario, la protección civil, la política migratoria, también los conflictos sociales y laicidad del Estado, es un ministerio del interior.

¿Cómo evaluar objetivamente el cumplimiento de las metas y los objetivos?

Aquí se ha discutido mucho. Si los indicadores que se han esgrimido como argumentación son ciertos o no son ciertos, si reflejan o no los resultados, pero, mire, señor Secretario, yo creo que hay una gran diversidad de datos y de encuestas y de estudios también de distintas organizaciones, incluso gubernamentales, que nos reflejan que el país hay inseguridad, hay corrupción, también hay, por lo tanto, impunidad y también se señala que hay una creciente debilidad institucional. Todos estos síntomas, por supuesto, son preocupantes porque socavan las bases de nuestra convivencia democrática.

También diversas encuestas, estudios de diversas organizaciones, no solamente en los periódicos, no solamente en los medios de comunicación, también de universidades, señalan y hacen comparativos y coinciden en que al Presidente Peña Nieto no le va bien en las encuestas y, por supuesto, también se señala que esto claro que va a afectar o está afectando más allá de que estemos en un acuerdo con las encuestas, está afectando a su partido.

Yo creo que si observamos lo que dice la gente en las calles, en las comunidades, no la que se toma la foto con nosotros, sino como vive la gente en la calle, en cualquier parte del país, ciertamente vamos a encontrar un sentimiento y una preocupación respecto de que este régimen no está funcionándole a la gente.

El México en paz, incluyente, educado, próspero y con responsabilidad global que describe el texto del quinto informe no sólo es y forma parte del imaginario del gabinete presidencial y de sus aliados, es  una constante  que encontramos en la gente común y corriente.

Por tanto, en un país democrático y en un congreso y en un Senado que ojalá camine por  la ruta  igualmente del parlamentarismo democrático en donde todos escuchamos, pues esta comparecencia, sin lugar a dudas reviste una particular importancia, y usted, como responsable de la Secretaría de Gobernación, ciertamente acude a esta comparecencia, de este Senado plural, también a rendir cuentas y efectivamente también a responder lo que aquí se cuestiona, y se menciona y se pregunta.

La población espera respuestas claras sobre temas trascendentales y que tienen repercusión en la vida política, en la vida económica, en la vida social  de la ciudadanía en general. Por ello, reitero nuestra preocupación por tener respuestas claras y precisas sobre lo que está haciendo el gobierno federal, y hay muchos asuntos que no pudimos plantear, pero hoy, ahorita, en este momento, en el posicionamiento del Partido de la Revolución Democrática, voy a mencionar algunas, el caso Odebrecht, por ejemplo, es preocupante  que ante una investigación con repercusiones internacionales, el gobierno federal haya optado por la confrontación que transfiera inmovilizar la procuración de justicia y descarrilar el proceso electoral del 2018 e investigar a fondo los señalamientos  dirigidos a ex funcionarios del gobierno y, además, con señalamientos de posición que tienen que investigarse y aclararse.

Con mucho respeto, no abundo el señalar nombres y personas, pero todas y todos sabemos a quienes nos referimos.

México es el único país en donde la percepción es donde no se investiga nada, no se detiene a nadie, no se procesa a nadie y cuando se intenta hacer algo, se amarra a la preocupación de justicia, se convoca la parálisis institucional de las instancias jurisdiccionales que tienen facultad para investigar y resolver, Odebrecht es la marca que tiene que aclararse de manera pertinente sino, será una marca con un tatuaje que distinga al gobierno.

Los índices delictivos no han reducido, no se han reducido, además está identificado por desgracia, a nivel internacional a México como uno de los países más violentos e inseguros que hace una década, tan sólo este fin de semana, pues ya mencioné al Ombudsman de Baja California Sur, pero igual, puedo mencionar un alcalde electo de Veracruz o un alto ejecutivo de televisa o las decenas y decenas de adolescentes y de jóvenes que  son asesinadas y la verdad son un horror, durante cinco años esta  administración no logró ejecutar las políticas, programas y acciones tendientes a garantizar la seguridad pública de la nación y de sus habitantes aun cuando aquí se esmeren los compañeros del PRI y del Verde para decirnos lo contrario.

La percepción de la sociedad  es totalmente distinta, y nos preocupa, por ejemplo, en el caso de  la seguridad, particularmente el modelo centralizado que se optó  para transferir, finalmente la responsabilidad de las Fuerzas Armadas.

No sólo se interrumpió el proceso de crecimiento a la policía federal, no sólo  se dejaron desarrollar los diversos procesos internos  de desarrollo, sino que además  se permitió que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública se debilitara en sus funciones de seguimiento técnico de las policías locales.

Eso aconteció y ahí está.

Eso no es todo, la percepción de la inseguridad y la ciudadanía alcanza sus niveles más altos, recordemos por ejemplo la encuesta de Inegi, el 74 % de la población considera que vivir en su ciudad es inseguro, todos los días la población enfrenta el riesgo de alguna ejecución, de algún levantamiento, de alguna extorsión o peor, de la desaparición, a pesar de la presencia permanente de las fuerzas armadas y además de la Policía Federal, hay regiones en donde es un verdadero riesgo vivir.

La violencia, la corrupción y la impunidad también, también están golpeando a las libertades de prensa y de expresión, el principal efecto sobre periodismo ha sido la  autocensura, en la actualidad se considera, por organismos internacionales, no solamente nacionales, que esta profesión es considerada de alto riesgo para ejercerla en nuestro país.

Voy a otro tema, en materia penitenciaria le corresponde a la Secretaría de Gobernación presidir  la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, donde se establecen los mecanismos de coordinación que permiten la formulación y ejecución de políticas, programas, acciones necesarias para el cumplimiento del principio constitucional para reinserción social. 

No dé  más detalles, pero me llama la atención que el organismo administrativo desconcentrado de prevención y readaptación social, siga llamándose de readaptación social, en contra sentido con lo que establece el 18 constitucional, tiene que ser de reinserción social.

En días recientes efectivamente es un acierto que yo aquí reconozco, así como crítico, aquí también reconozco el acierto de que finalmente logramos conciliar las voluntades políticas para lograr la publicación de la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Desaparición Forzada de Personas y Desaparición Cometida por Particulares, sin duda es un instrumento fundamental que le permitirá al gobierno resolver esta grave crisis, pero hay que destacar, esa ley se la debemos a las familias de personas desaparecidas que siguen infructuosamente desde hace muchos años, buscando a sus seres queridos.

Otro signo importante de real preocupación que no pudimos plantear, es el que tiene que ver con su carácter como Presidente del Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres, que usted preside.

No voy a hablar aquí sobre su intervención respecto de la alerta de violencia de género, cómo la interpreta, más bien quisiera que nos diera un espacio a quienes diseñamos esta ley, para que podamos platicar en qué sentido está inscrita la alerta de violencia de género y porqué ha fracasado en su implementación. Y los datos ahí están, el feminicidio sigue creciendo, hay una situación  muy grave del crecimiento del feminicidio.

Voy a terminar mencionando lo siguiente:

Ciertamente en el PRD exigimos que se le devuelva a la gente la tranquilidad y la seguridad a la que tiene derecho, porque mire, señor Secretario; señoras y señores.

No podemos continuar como hasta ahora estamos, porque la corrupción no es cultural, la desigualdad no es natural, ni la violencia es un destino manifiesto.

Gracias, por su atención.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora Angélica de la Peña.

Tiene el uso de la tribuna la Senadora Layda Sansores San Román, del Partido del Trabajo.

La Senadora Layda Sansores San Román: Señor Presidente.

Senadoras y Senadores.

Señor Secretario de Gobernación:

Señor Secretario, ¿qué le pasó? ¿Se le hizo tarde? Su comparecencia era a las 12 del día, pero del 20 de octubre de 2016.

Peña dice en su informe que México está mejor, menos pobres, más empleo, mejor educación, más seguridad, respeto a los derechos humanos. Es un mitómano.

En México para sobrevivir, sobre mueres.

Usted habló de seguridad, no habló de gobernabilidad, ni de Estado de derecho, hizo bien porque  no existe. Me hubiese gustado que hablara de la dictadura mediática que ejerce con mano férrea.

Fusionar la Secretaría de Seguridad, con Gobernación para un mayor control político.  Ambiciones.

Como lo dijo el Senador Bartlett en 2012, aquí en este Senado, que sería una aberración, y tenía razón.

El éxito no se mide por la buena voluntad, se mide por resultados, y aunque vengan aquí con discursos que son verdaderas fallas patéticas del servilismo y la lambisconería de los Senadores. Que si usted muy trabajador, que es buen papá, que no se enferma, todo eso está muy bien. Pero el resultado es que usted fracasó, eso es lo que cuenta.

La Secretaría de Gobernación es su Waterloo, y la de seguridad su tumba.

Usted dice que dialoga, sí, dialoga, dialoga poco.  Ah, pero qué tal escucha a periodistas, adversarios a través de Pegasus, y de una gran red de espionaje. Pegasus sólo se vende a gobiernos, transparente el costo, díganos ahora de software y los nombres de todas sus víctimas. ¿O qué, Aristegui y los defensores de los derechos humanos amenazan la seguridad nacional?  Espiar es un acto fascista, y aunque mire para otro lado, es usted fascista.

Peña Nieto dijo, reconocemos que en 2016, yo creo que estaba muy enojado, y que para que diga esto él, que en 2016 y 2017 la delincuencia ha cobrado nuevamente mayores espacios donde dejó de haber violencia, nuevamente vuelve a haber, lo dijo él, no lo dijo ningún crítico. 33 mil desaparecidos, más que en la dictadura de Pinochet, la era Peña supera los 63 mil muertos; de Calderón con 75 mil 500.

El Instituto Estratégico de Londres reporta que en 2016 tuvimos 23 mil muertos, e Irak tuvo 17 mil, peor que en una guerra declarada. Y usted viene aquí y parece que vive de la nostalgia.

Pero por qué no hablan del 2012, el 2013 y el 2014, ahí bajó la delincuencia porque, señor, vivimos en el presente, y lo que está sucediendo, lo que sucedió en el 2016, y ahora en el 2017 donde vamos por más, y hoy encabezan los periódicos la cifra de 2 mil 371 homicidios en el mes de octubre, ¿cómo no puede uno criticar el fracaso en materia de seguridad?

Y no se diga de periodistas, en el pódium, tercer lugar. Sólo arriba de nosotros Siria e Irak.

El mecanismo de protección para los periodistas no funciona. Es más, es peor activarlo que no activarlo.

¿Cuál es el protocolo de protección y cuál es el seguimiento que se sigue para evitar que sigan asesinando a los periodistas?, ¿y cuál Policía Federal capacitada?

Mire, el CIDE publicó hasta 2014 el índice de letalidad, que es decir cuántos muertos hay por cada herido, brutalmente alto, superior a la guerra de Vietnam, que alcanzó a 4 muertos por 1 herido.

El Ejército lo duplica, 9 muertos por un herido.

Su Policía Federal tan capacitada, 25 muertos por cada herido.

Y la Marina, la reina, 74 muertos por un herido; o sea, por cada bala un muerto, ni los crímenes de guerra.

Y como en los tiempos de Porfirio Díaz, “mantenlos en caliente”.

Se queja como Peña que no hay reconocimientos para la policía, pero ustedes son los responsables, ellos obedecen sus órdenes autoritarias.

La recomendación expedida hace unos días, la semana pasada a la Policía Federal, a su titular, y como quien dice a usted que es el responsable, a favor de 89 víctimas que interpusieron su queja por la represión en el Zócalo, el 20 de noviembre de 2014, por manifestarse pacíficamente a favor de los jóvenes de Ayotzinapa, evidencia el uso desmedido e innecesario de la fuerza policíaca.

Ustedes quieren lograr seguridad con balas y no con inteligencia.

El Almirante del Comando Norte declaró en el Senado Norteamericano, ahí se consigue la información, aquí no, que en 2014, que era un mito histórico que el gobierno de México comprara al Pentágono mil millones de dólares en armamento, “esto contribuirá, dijo el Almirante, a la seguridad nacional de los Estados Unidos de Norteamérica”.

Bravo, irresponsable que confundan sexenio con semestre, y quieran venir hoy a imponer una Ley de Seguridad Interior, sería un paso gigantesco para militarizar el país.

En ningún país desarrollado los ejércitos la hacen de policías o son usados para enfrentar a los ciudadanos, y deje de repartir culpas, que si los policías municipales, que si los gobernadores, usted se había comprometido a capacitar a la Policía Federal para que el Ejército en las calles solamente estuviera un determinado tiempo.

No cumplió, así que hoy, por favor, déjenos en paz, que otros vienen a hacer la tarea que ustedes no tuvieron la capacidad de hacer.

Porque cuidado ¡eh! Al militarizar el país también ustedes entregan la seguridad nacional al esquema de Estados Unidos violando a la soberanía nacional, y eso sería más grave, usted es el responsable de la seguridad civil, defiéndala.

Su jefe es un cínico, el presidencialismo autoritario y corrupto en todo su esplendor, y ahora resulta que el pobre Peña se siente acosado, víctima de los ciudadanos.

Peña tiene a México escupiendo rabia, él es quien acosa al pueblo saqueándolo, reprimiéndolo, descabezando instituciones.

¿No hay procuradores? Bueno, tampoco hay Presidente.

Haciendo fraude tras fraude indigna los actos delincuencias de la Cosa Nostra instalada en Los Pinos, y no lo pueden negar, la corrupción y la impunidad que gozan sus cómplices y asociados tiene a México partido en tajos y dice que le hacen bullying, incorrecto ¡eh! es acoso, son expresiones de una persona que está perdiendo el juicio.

¡Ay!, el respeto a los derechos humanos.

Atenco, en tantos años, no existe un solo sentenciado, es una vergüenza ante la Corte Interamericana; mujeres inocentes, violadas y llevadas a una cárcel de máxima seguridad; representantes de Peña declararon en la Corte que están investigando.

Muy sencillo, que recurran a la crónica de la visita de Peña en la Ibero ante estudiantes que lo repudiaban, él se ufanó plenamente que era responsable de los hechos y que si era necesario volvería a hacerlo, él es el responsable confeso, qué más buscan.

Y Nochixtlán, 19 de junio, un plan perverso con el fin de reprimir a los maestros, quienes apoyados por el pueblo protestaban contra la reforma educativa. La Policía Federal estuvo en Nochixtlán, fue quien disparó con armas largas.

11 muertos, 94 heridos de bala; ningún federal fue herido de bala. Y después de año y medio nos salen que un jefe policiaco es el responsable de la matanza.

¿Qué él se mandaba solo?

No, señor Chong, todos los muertos son de Peña.

Solamente díganos cuántos vasos de sangre le tocan a usted beber.

Y primero, Senador, infórmate, estoy hablando de Nochixtlán y Ayotzinapa, increíble que en el hecho más trágico y cruel que nos ha tocado vivir ustedes no tienen respuesta.

La desaparición de los 43 conmovió al mundo, muestra el colapso del Estado de derecho a la represión gubernamental, la impunidad, la injusticia. Ustedes se han dedicado a encubrir al ejército, a las policías municipales, estatales, federales; Senadores pedimos a Murillo Karam, que investigara especialmente el caso de Julio César Mondragón, hijo de maestros, el más ideologizado, dibujaba ojos, tal vez para sustituir los que a él le arrancaron, su tortura fue infinita.

¿Por qué, por qué tanta saña?

Ayotzinapa es un crimen de estado, Peña y usted sabe quiénes son los culpables, y en su acto de vileza y ruindad no decirles la verdad a los padres.

Qué se siente, señor Osorio Chong, cuando ya no importa nada, cuando los alcanzó el            valemadrismo, cuando no los conmueve ni la indignación del pueblo ni el coraje y el dolor de los padres que buscan a sus hijos en las sombras.

Señor Secretario, ¿dígame, qué siente no sentir?

Hoy se avivan tantos fuegos no apagados: ABC, Apatzingán, Tlatlaya, Tanhuato, feminicidios, migrantes sembrados en fosas y lágrimas; usted como responsable de protección civil presume  lo que hizo la ciudadanía, ¿pero dónde estaba usted o qué, también se le hizo tarde?

Porque protección civil debió coordinar los sectores para el rescate, pero como Ponchong Pilatos, se  lavó las manos, y entregó la responsabilidad a las fuerzas armadas, que no están entrenadas para esta tarea.

Y Peña Nieto sigue promocionándose, es una bofetada para quienes el temblor después de dos meses mantiene en la calle sin casa, sin agua, sin trabajo; ha gastado inútilmente 36 mil millones para reconstruir su rostro, que no tiene remedio; saben, es un millón de pesos por hora lo que gasta Peña Nieto, debía de indignarnos en un pueblo con tantas carencias.

Y aprueban 28 mil millones para reconstruir 180 mil viviendas y levantar pueblos en ruinas.

Díganle que ya no queremos verle la cara, y mucho menos  que Peña nos la vea.

Afuera hay 40 mujeres de Juchitán damnificadas que solicitan una audiencia, a ver si con su intervención el gobernador les recibe, no que todos muy bien atendidos, porque si no, pues tendrán que venir a ver si aquí en la Ciudad de México los atiende.

Peña es un corrupto de ligas mayores, los sobornos de Odebrecht, de OHL, la espada maestra, desvío de dineros públicos, México exige se transparenten los donativos del extranjero y  los fondos para desastre, porque se sospecha que transan con ellos; aquí nos dice, que no, que lo manejen los particulares, que hay fideicomisos, pues exhórtelos a que lo transparenten, porque la percepción ciudadana es que no saben qué se ha hecho con esos fondos.

Y la reconstrucción tan cacaraqueada no se nota claramente. Y no vengan con que las viviendas, como decía Dolores, serán financiadas con cómodos abonos durante años.

Dice Claudia Sheinbaum, ahora resulta que el gobierno convertirá los damnificados en deudores como se llama a los esclavos de la era neoliberal.

México negocia el Pacto Global para la migración segura, pero los migrantes desde que arriban al territorio, sufren todo tipo de violencia.

Peña asegura que la infancia es prioridad, ah, pero cuando se trata de derechos de niños migrantes, de la infancia migrante deja, aquí está la iniciativa en la congeladora del Senado, ha aumentado en 900 % la detención de niñas y niños migrantes, y los encarcelan de forma inhumana aquí; no le piden nada a Trump.

Hace unos días un retén acribilló a una camioneta con migrantes, mataron a un niño de 10 años.

Ahí andaba todo mal, y para colmo parió  la abuela, se descubrió el milagro hidalguense, 9 empresas cuando la experiencia en licitaciones federales pasan de cero a 63 contratos federales; de cero a 2 mil 560 millones de pesos, y, actualmente gente de toda, toda su confianza está en el ojo del huracán.

Usted está bajo sospecha de tráfico de influencias, y usted mismo, si no tiene cadáveres en el closet, debería exigir que sean investigado, ya no por respeto a la ciudadanía, sino por conveniencia propia, presume hace un rato impoluto, pero hasta ahora no ha podido explicar cómo es que rentaba una casa en Las Lomas a su contratista predilecto, Carlos Sosa, el síndrome de la Casa Blanca.

Bueno, nos pasamos escuchando sus respuestas, evasivas y defensivas, y llamó demagogo a un compañero equivocada a una Senadora, ubíquese, señor Secretario, usted viene aquí a rendir cuentas, no a contarnos cuentos, y menos a sancionar a los Senadores.

Y ya termino, para los que les urge ir a comer la barbacoa.

Habrá que legislar para que en las comparecencias en las que se jura hablar con la verdad, funcionarios que omitan, mientan o vengan a contarnos sus fantasías, tengan la debida consecuencia.

México está herido, y sin intermitencias gotea sangre fresca, pero este gobierno insensible parece decir lo que en una canción, México está bien mal, sólo se está desangrando.

Convoco, como decía Neruda, a que no miren hacia atrás, hacia su casa muerta, y su patria rota; a la calle todos los que tengan dignidad, que ya es la hora, a caminar cuerpo, y en el 2018, demostrarles que vivimos, que somos el comienzo de un amanecer, aún hay aire para que las alas vuelen, hay buen viento, nosotros, nosotros venceremos.

Felicidades lambiscones.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora Sansores.

Tiene el uso de la palabra el Senador Héctor Larios Córdova, del Partido Acción Nacional.

El Senador Héctor Larios Córdova: Gracias, con el permiso del Presidente.

Señor Secretario, bienvenido a este ejercicio de, en mi opinión, la función más importante del Congreso, que es la función de control de contrapeso.

Usted lo dijo al iniciar su intervención primera: “vengo a rendir cuentas”. Pero más que rendir cuentas es una función de diálogo, de contrapeso.

Y yo quisiera hacer una primera reflexión al respecto en torno al formato, de las muchas críticas que se hacen hacia el pasado, los doce años primeros de este siglo las comparecencias de funcionarios siempre tuvieron el mismo esquema, primeramente los posicionamientos generales y después la pregunta del legislador, la respuesta del funcionario y  la réplica del legislador, porque siempre se dijo y se dijo por los que hoy lo niegan que en la casa del Congreso el legislador debía tener la última palabra.

Ahora acudimos a un ejercicio en donde los posicionamientos se ponen al final, como el PRI tiene mayoría de la Jucopo impone para que los posicionamientos generales, los planteamientos iniciales sean al final para que el PRI cierre y pueda concluir con su sesión de aplausos.

Pero cambian y rompen algo que había conquistado el Congreso y que ciertamente existía desde las comparecencias, yo recuerdo, las de los Secretarios del Presidente Zedillo, en donde el Congreso cuestionaba con firmeza y tenía el derecho a la réplica. Ahora no, ahora es una pregunta, respuesta del funcionario y aplausos del respetable.

Sí creo que tenemos que reflexionar porque el Congreso merece, el país merece que el Congreso más que legislar sea el contrapeso del Ejecutivo, así seamos o sean del mismo partido, lo que importa al país es que existan los equilibrios entre los poderes.

Segundo, y a propósito de los comentarios que se han hecho, dice el Secretario, y creo que con justicia, que ciertamente se vierten las críticas, por ejemplo, señalando el alto índice delictivo de este año en particular, el más grande en los últimos años que se hayan llevado récords, pero no se habla cuando se bajaron los índices.

Y sí ciertamente es difícil hacer esas menciones porque hay un claro complejo de Adán: “antes de mí, antes de notros nada”.

Le oí en su intervención inicial que gracias a esta administración hoy en los gobiernos estatales existen grupos especializados y operativos eficaces antisecuestro.

Yo le diría que más o menos el gobierno de Sonora en el 2001 inició un grupo antisecuestro, Sonora es quizá si no el que menos uno de los estados con más bajo índice de secuestro y tiene un grupo, y no se creó en una administración del PAN, se creó en una administración del PRI, o sea, no puede uno pensar que se soslaye los fracasos si se tiene este complejo de Adán.

Se habla también y se dijo, nos fue muy bien afortunadamente y qué bueno, en la respuesta que se dio en los sismos del pasado mes de septiembre, porque gracias a todos los cambios que hicimos los cinco años anteriores estábamos preparados.

Protección Civil es una función del Estado que nació precisamente después del sismo de 85, y yo sí podría señalar algunas deficiencias de esta administración.

Se descuidó el tema de los seguros que obligaban a los estados y que condicionaban los recursos de Fonden para que hubiera garantía de que estaba asegurada la infraestructura mínima y las pérdidas fueran siempre en lo posible menores, y así podría mencionar varios temas que a lo largo de la comparecencia se refieren a este complejo de Adán: “antes de nosotros el caos, ahora con nosotros todo es luz”.

Aquí vino alguien a reconocer que este gobierno sí dialoga y a felicitar al Secretario porque se dialoga, porque se construyen acuerdos. Pues yo que sepa el diálogo ha sido desde hace muchos años una herramienta.

Lo que no hubo en los 12 años anteriores fue la capacidad de perder la mezquindad, de apostarle que le fuera mal al gobierno, aunque con ello le fuera mal al país, la voluntad del diálogo de la oposición de construir acuerdos de dio precisamente ahora en esta administración y es mérito de la oposición, no es mérito precisamente del gobierno, sin dejar de reconocer que el planteamiento de estas reformas estructurales nació precisamente del gobierno y tuvo la colaboración que antes no existió por parte de la oposición.

Finalmente, en estos comentarios quisiera resaltar algo que no corresponde en mi opinión, por lo que yo conozco, a la verdad.

El Secretario ha afirmado aquí, y le respondió a mi compañero, que el gobierno federal recibe a cada uno de los migrantes que son expulsados por tierra. Sí los recibe por aire, lo que es la repatriación voluntaria que vuelan a la Ciudad de México, sí los recibe en el aeropuerto, pero los que son repatriados por tierra no los recibe el gobierno federal.

Sí hay un programa federal que es de Sedesol para pagar un mes de salario mínimo a los que retornan, a los que son expulsados, normalmente los recibe combinadamente los gobiernos de los estados, los gobiernos municipales que son los más interesados en que se les dé una atención primera para que no se queden deambulando en su ciudad y sean origen de otros problemas, la propia iniciativa privada, la ciudadanía de los municipios normalmente se les recibe, se les da de comer, se les da cama, se les revisa médicamente, se les cambia el cheque que traen, se les hace el trámite con el gobierno federal de este mes de salario y con convenios con los estados expulsores, no con el gobierno federal, se les compra el boleto que lo reembolsan los gobiernos estatales que expulsan a estos migrantes o de los cuales salieron para que regresen a sus casas de ser posible en un lapso no mayor de 36 horas de que fueron expulsados.

Yo que conozca, cuando menos en el caso de Sonora, no hay una instalación del gobierno federal que los reciba.

De los temas, y se me ha ido el tiempo en esto, pero seré muy breve, de los temas que corresponde ahorita, que más inquietud levantan en la ciudadanía, son los temas que competen precisamente a la reforzada crecida Secretaría de Gobernación, el primero y el más  importante, la razón de ser de la política interior, de la Secretaría de Gobierno, de Gobernación, es la gobernabilidad, el que en el país exista el conjunto de condiciones para que se pueda ejercer la acción de gobierno, para que los ciudadanos podamos tener nuestras actividades.

Y si algún tema ha sido verdaderamente la gran falta de esta administración, es la pérdida de gobernabilidad.

Empezó la administración, precisamente, con el surgimiento de las defensas, algunas parecían en los estados de Michoacán y de Guerrero; algunas parecían como una estrategia para combatir el crimen organizado y el hecho es que imperó y sigue imperando la gobernabilidad en estos estados.

Me decía el otro día un estudiante de Michoacán: “Es difícil tomar un camión federal en Michoacán, por no sabes si en el camino te van a bajar y van a secuestrar el camión”. Tenemos gravísimos problemas de gobernabilidad.

El año pasado, después de unas inundaciones en el sureste, el Gobierno Federal montó un exitoso puente aéreo para llevar ayuda a los damnificados, y no porque estuvieran cortadas las vías de comunicación por los sucesos de la naturaleza, porque estaban bloqueadas por los maestros.

¿No es falta de gobernabilidad el que la ley no impere?

Ha habido muchísimos operativos de uso de las fuerzas públicas policiales en donde no existen armas, que no han tenido el uso debido y que han sido exitosas, como fue, por ejemplo, en el 2006, en el desalojo del Zócalo de Oaxaca, el desalojo a la Mina de Cananea, el tema de Luz y Fuerza del Centro. Se mandó un mensaje claro de hacer imperar la ley.

Hoy en este país se secuestran camiones, se sacan de las vías a carros del ferrocarril para robarlos. Tenemos un gravísimo problema de gobernabilidad.

La gobernabilidad es un tema esencial para la competitividad y el crecimiento, y esa es la razón primera por la cual existe la Secretaría de Gobernación. Yo creo que esa sería suficiente como para quitarle todas las funciones de seguridad y regresar a la creación de una Secretaría de Seguridad Pública.

En materia de seguridad pública, bueno, se ha abundado aquí el tema. Pero yo solamente quisiera hacer una acotación.

Ciertamente es el mes más alto de homicidios en la historia de los que se llevan récord. Lamentablemente la mayor parte de los homicidios tiene que ver con el crimen organizado. Pero el problema que estamos sufriendo en este país no es precisamente de crimen organizado, el problema que estamos sufriendo en todo el país, prácticamente, es delincuencia común.

Los delitos que más le duelen a la gente, lamentablemente no son los homicidios que se cometen de personas, que muchas veces son fuera de su entidad, es cuando se meten a robar a la casa de uno, cuando te asaltan en la calle, cuando existe extorsión, y esos delitos que son materia del orden del fuero común, que compete a su combate, persecución y administración de justicia a las autoridades estatales y municipales, hoy, por varias razones están esparcidos en todo el país, y parte de estas razones son de causa federal.

Hubo un abandono de lo que eran los controles de confianza.

¿Cuántos jefes policiacos estatales?

¿Cuántos procuradores hoy no acreditarían la prueba de control de confianza?

¿Lo aplicó acaso el anterior Procurador de Nayarit, por ejemplo?

El descuidar esas normas que se habían establecido vino soltando la seguridad de los estados en los temas de delincuencia común. Pero también el insistir que las policías municipales había que desaparecerlas, hizo también que bajara la propia necesidad y estima de la sociedad y de los propios, la autoestima de los propios policías.

Me parece que el Gobierno Federal tendría mucho trabajo qué hacer en lo que se refiere precisamente al tema de la seguridad.

No quiero abordar los otros temas, porque se me fue el tiempo, y esa es responsabilidad mía, en los comentarios iniciales, y voy a concluir, simple y sencillamente, volviendo al principio, en primer lugar, diciendo: “Sí tenemos que encontrar los mecanismos de hacer estos ejercicios democráticos”.

La democracia se lastima cuando existe la zalamería. Si es bueno defender las políticas públicas a que se compromete, la zalamería impide que el Congreso pueda ejercer con eficacia su labor de contrapeso.

El exceso de aplausos, quienes han participado aquí, por ejemplo, en el Parlamento, en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, saben perfectamente que están prohibidos los aplausos, que si el respetable aplaude, lo corren, o si chiflan, porque la razón no tiene que ver con las manifestaciones que aquí se dan .

Aquí lo que deberíamos de venir es a hacer un ejercicio republicano de exigencia de cuentas, no de meter al patíbulo, ni de ponerlo en la silla de los condenados, pero sí de siempre esperar más.

Es cuanto, señor Presidente.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Gracias, Senador Larios, le agradezco su insólita prudencia con el tiempo.

Tiene el uso de la palabra la Senadora María Cristina Díaz Salazar.

La Senadora María Cristina Díaz Salazar: Compañeros Senadores:

Hemos escuchado una participación cínica, mentirosa e irresponsable.

(Aplausos)

Sin duda, sin duda su padre ha sido uno de los políticos más respetados que ha tenido el país. Si su padre viviera, seguro moriría de vergüenza.

(Aplausos)

Señor Secretario de Gobernación, Licenciado Miguel Ángel Osorio Chong.

Con su autorización, señor Presidente.

Compañeros Senadores:

En el Senado de la República, Secretario, se reconoce este ejercicio de rendición de cuentas.

El PRI es un partido, que fiel a sus principios ha impulsado desde el Poder Legislativo los cambios en beneficio de los mexicanos.

Esa transformación que urgía en nuestro país y que con gran responsabilidad y altura de miras lidera el Presidente Enrique Peña Nieto.

Lo hacemos en la confianza de alcanzar un México más justo, igualitario, incluyente y de derechos.

En este proceso transformador, los Senadores del PRI, hemos estado atentos a las exigencias de la ciudadanía y construyendo el acuerdo con los diversos grupos parlamentarios representados en la Cámara del Congreso.

Reconocemos la suma de voluntades y esfuerzos entre poderes, órdenes de gobierno y el acompañamiento  permanente de la sociedad.

Debemos señalar que desde la Secretaría de Gobernación se escucha a todas las voces para destrabar conflictos que son naturales  en toda sociedad democrática y se construyen acuerdos.

No creemos, no confiamos en liderazgos unipersonales y visiones únicas, así se lograron las transformaciones  históricas que van a permitir a México insertarse a plenitud  en el siglo XXI, y es grave, y lo debo de señalar, que en un país democrático y plural, donde precede una etapa de acuerdos en los que han intervenido responsablemente los diversos partidos políticos representados en las Cámaras, la oposición sólo reclame la inseguridad cuando ellos son corresponsables en los estados que gobiernan y dado que la seguridad pública es una responsabilidad  compartida.

Detrás de su retórica, se esconde la simulación, la perversidad, la mentira, el descaro y la incongruencia, puesto que muchos han sabido aprovechar los espacios  que las coyunturas políticas les han presentado  para ocupar los espacios que ahora tienen.

Insisto,  la incongruencia está en su discurso retórico, porque al mismo tiempo que  hablan de democracia son comparsa de la complacencias de liderazgos mesiánicos, se apropian de un partido o grupo político para saciar sus afanes personales.

Debo señalar que el uso de la inteligencia en tareas de seguridad no es de escuchar por escuchar o a cualquiera es utilizar una herramienta del Estado para garantizar la seguridad nacional y combatir al crimen organizado.

El espionaje no es del Estado, el espionaje es de los particulares y el Estado los sanciona.

A quienes hoy critican sin fundamento al gobierno de la República, les recuerdo que hay quienes han solapado a personajes por ciertos sujetos de investigación criminal, por vínculos con la delincuencia organizada.

Y es sorprendente   escuchar la desfachatez con la que reclaman los condenables y sensibles hechos suscitados en Iguala a los 43 jóvenes normalistas de Ayotzinapa, sucedidos en un gobierno municipal y estatal  distinto, por cierto al nuestro, y si no, ahí está la hemeroteca, en la democracia  se debaten las políticas públicas, se señala en las instituciones los actos, motivo de responsabilidad administrativa y penal,  pero fundamentalmente se construyen acuerdos y se concilia una política como ustedes lo hacen, y eso es lo que México y su sociedad nos demanda, y eso es lo que en el PRI procuramos constantemente, transformaciones que estén en marcha y que a pesar de ese entorno internacional complejo y de las dificultades internas, se mantienen  condiciones de gobernabilidad en el país, y debo señalar que en este sexenio, México regresó a ser de los primeros diez países receptores de turismo, tenemos niveles históricamente altos, de inversión extranjera, y continuamos consolidando  el crecimiento de nuestras exportaciones, aún con aquellas complejidades del comercio internacional.

México, y lo señalo más puntual, ha recibido  156 mil millones de  dólares por concepto de inversión extranjera directa, flujo que representa el 28 % más, respecto de los sexenios anteriores y se coloca en la cifra más alta en la historia del país. Eso significa  confianza, eso significa certidumbre jurídica para invertir en nuestro país.

En el PRI estamos convencidos que de no haberse dado un paso histórico con la participación de todas las fuerzas políticas, y es un reconocimiento para todos, el pacto por México, México estaría viviendo otra realidad.

No ha sido sencillo, por el contrario,  ha sido posible por la voluntad de diálogo, la disposición  de trabajar de manera coordinada y corresponsable con todos y, sin duda, el impulso decidido de la participación ciudadana.

En gran medida, señor Secretario, es su capacidad  de hacer buena política.

Con usted al frente, la Secretaría de Gobernación ha recobrado relevancia, como un espacio de inclusión, un espacio para la conciliación entre intereses diversos, e incluso contrapuestos y, sobre todo, para la adopción de compromisos  y de acuerdo, lo hemos visto en materia de seguridad, un tema que se politizó por muchos años, y hay que señalarlo claramente, que esto cambio en este gobierno.

Durante los últimos cinco años se ha dado un respaldo decidido a las autoridades  estatales y municipales sin  reparar en colores partidistas, las Fuerzas Armadas y la Policía Federal  se han desplegado en el territorio nacional para salvaguardar la vida y el patrimonio de los mexicanos, realizando principalmente tareas subsidiarias que no les corresponden.

Actualmente ha sido el trabajo coordinado del gobierno de la República con los estados, con el respaldo leal y patriótico de las fuerzas federales de seguridad y con la participación, lo subrayo, decidida de la sociedad, como se atienden los retos en materia de seguridad.

Hacemos un llamado urgente  a los gobiernos locales a redoblar los esfuerzos en esta materia.

Coincidimos  con usted, Secretario, que es necesario en transitar a un nuevo modelo de formación, capacitación, coordinación y mando policial, para garantizar mejores condiciones de seguridad pública, así como la aprobación de la Ley de Seguridad Interior para determinar y, sin duda, delimitar correctamente las funciones de las Fuerzas Armadas en esta tarea.

Hemos observado la labor sin precedentes que se está realizando para enfrentar el problema de la violencia contra las mujeres desde una perspectiva integral y con atención especializada para las víctimas. Pero yo pregunto qué están haciendo los estados, qué están haciendo sus gobiernos locales, porque el reto aún es grande y complejo, por lo que reiteramos nuestro respaldo para profundizar estas acciones. Y hacemos ese llamado urgente a gobernadores, alcaldes, legisladores para poner un freno a la violencia de la mujer.

Sin duda debemos señalar que una vez más el Estado mexicano, a través de sus instituciones y de su gobierno le dio prioridad al fortalecimiento del Sistema Nacional de Protección Civil, porque cuando hubo que actuar se actuó, y se hizo en coordinación institucional y de manera activa de la sociedad. Se atendió la emergencia con oportunidad y en un tiempo importante se inició la reconstrucción que hoy está en marcha, por lo tanto, el gobierno demuestra capacidad y preparación de sus instituciones.

Compañeros:

Los Senadores de mi partido seguiremos acompañando al Gobierno de la República, porque hoy estamos seguros que se está garantizando en todo, actos de autoridad y respeto a los derechos humanos con apego  a la Constitución y a los Tratados Internacionales, para ello el Congreso de la Unión ha dotado de instrumentos sólidos a las instituciones para su aplicación.

Desde el Código Nacional de Procedimientos Penales, la Ley Nacional de Ejecución Penal, la Ley de Mecanismos Alternativos de Solución de Controversia, por citar algunos de ellos, demuestra la solidez y  la fortaleza del Estado mexicano.

De manera significativa también el gobierno, a través de la Secretaría de Gobernación ha puesto de manera importante, de sobremanera, el tema de derechos humanos, y nos ha acompañado a los Senadores, a los Diputados Federales, a construir leyes que sean un instrumento eficaz para el acceso a las víctimas y medidas de ayuda, asistencia,  así como a la justicia a la verdad y a la reparación integral.

Debo señalar, para concluir, que lo mismo lo hemos hecho en materia de migración, se ha cuidado y se ha fortalecido esta materia en la frontera sur, pero también estamos dentro de pocos días por firmar el Pacto Global de Migración y de Refugiados.

Quiero, por último, ante esta situación de violencia generalizada que se ha vivido en el país a causa de una inadecuada política de seguridad, de más de una década, se consideró necesaria la intervención de las Fuerzas Armadas para recuperar la tranquilidad de los mexicanos. El Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la Policía Federal han contribuido al desarrollo y a la estabilidad de nuestra Nación, a través de operaciones, de patrullaje terrestre y aéreo, con el único objetivo de proporcionar seguridad al territorio nacional.

No es extraño, y lo digo fuerte, que las Fuerzas Armadas de México sea la institución con mayor confianza, admiración y respeto por todos los mexicanos. Para ellos, nuestro más amplio y profundo reconocimiento.

(Aplausos)

Señor Secretario:

Ha sido enfático en todos los temas que integran la política interior, desde sus responsabilidades y en pleno uso de sus facultades ha trabajado todos los días para que así sea.

Sepa usted, señor Secretario, que cuenta con el respaldo de los Senadores del Partido Revolucionario Institucional en la importante tarea que tiene a su cargo, porque el compromiso del PRI es uno sólo, y se llama México.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, Senadora Cristina Díaz.

Concluidas las participaciones de los grupos parlamentarios, el Secretario Osorio tendrá una intervención final de hasta 10 minutos.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Gracias, señor Presidente.

Como lo comentara el Senador Larios, efectivamente es complejo una comparecencia con este formato que ustedes mismos sancionan y ustedes mismos determinan, y en el que por supuesto es complejo tratar de construir, de dialogar, de debatir, como en todo Estado democrático y no llevarnos a un proceso de espectáculo de show político.

Creo que es fundamental alentar estos encuentros y no rehuir de ellos. Para poder generar mejores condiciones y con la responsabilidad que tienen unos y que tenemos otros.

Y  le digo a la Senadora Layda que se equivoca, no se me hizo tarde, a ustedes les faltaron acuerdos para que yo pudiera estar el año pasado aquí.  Yo siempre he tenido disposición.

(Aplausos)

Es compleja la cantidad de comentarios que hicieron, muchos se repitieron, pero abordo algunos de los que plantearon las y los Senadores.

Reitero a la Senadora De la Peña, que el Presidente al proponer reformas no pensó, como en otros tiempo o en otros ámbitos de gobierno, en cuidar popularidad o estadísticas de aceptación, pensó en el país para reformarlo, para lograr que las condiciones cambiaran y que fuera a través de la política, de la buena política, la que construye, la que hace, la que realiza y no la que divide, genera estridencias y aleja a los actores políticos, fue lo que lo condujo a lograr este proceso que fue acompañado por la mayoría de Diputadas, Diputados, Senadoras y Senadores que piensan en cómo construir un mejor país para todas y para todos.

Y más allá de si está en las condiciones de calificación, lo que sí queda claro que es que esa decisión de ir por estas reformas, por al menos 13 reformas, están viéndose reflejadas en circunstancias mejores poco a poco para llevar a México a una condición de desarrollo que impacte directamente a donde queremos que impacte, que es en el bolsillo de las y los mexicanos, en mejores oportunidades.

Pero esto tiene un proceso en el que no importa que gobierno llegue. Bueno, hay quienes manifiestan ante un proceso electoral que cualquier cosa que se haya hecho la echará para atrás, que no permitirá que se logren ya estar vigentes las reformas, pero la mayoría se está dando cuenta que esas reformas construidas por todos están dando buenos resultados, buenos resultados en los sectores a los que se ha impactado y que, insisto, irá reflejándose en el bolsillo, que es el fin fundamental, de las y los mexicanos.

Por supuesto, Senadora, puesto para poder dialogar, como me lo ha pedido, y, por supuesto, también decirle que, usted lo sabe, México es uno de los países más medidos del mundo, y lo es por las propias desconfianzas que se han generado, por pasajes electorales que algunos quisieran olvidar o algunos dicen que ya se están preparando, y hay que preguntarles a los que lo hicieron de qué nos tenemos que preparar para que no suceda.

Pero tampoco es correcto que se nos pueda ver solamente como uno de los países más violentos, inseguros, cuando es este país de los pocos que se miden. Hay otros que no se miden absolutamente nada y que los tenemos muy cerca o muy lejos, pero no se mide nada, pero México se mide de todo y qué bueno que se haga.

Pero qué raro sucede luego al poder explicar, por ejemplo, en turismo, que del número 14 pasamos al octavo, y que un turista para ir a un país siempre mide los grados  de seguridad o de confianza que le permite ese país. Y hoy hay más visitantes extranjeros en este país porque consideran un lugar turístico excepcional y porque se sienten con la posibilidad de estar seguros en nuestra nación, la de todas y la de todos.

Ese, y no lo dije así, Senador Larios, y nunca dije que es sólo de este gobierno, dije: “es el esfuerzo del Estado mexicano, es el esfuerzo de todos y que así lo tenemos que ver”, y nunca pedí reconocimientos a mi persona, ni al gobierno, sino a todos porque todos somos parte de.

Eso lo tenemos que ver para poder avanzar y para poder lograr alternativas mejores en todos los temas.

Nunca dije que era culpa solamente, y usted lo comentó, del asalto a transeúnte, robo a vehículo, a casa habitación, donde suceden muchos de estos homicidios. Pero nunca dije que fuera responsabilidad solamente de los gobiernos, dije que los estamos acompañando, que tenemos que generar, en un esfuerzo conjunto, las condiciones de seguridad que se requieren.

Hace  un rato lo comentaba, nosotros estamos abiertos al escrutinio y no solamente a eso, sino a la crítica, y no como en pasajes que ha tenido este país, y hay que recordarlo, en 2004, cuando una marcha blanca, salieron millones de personas a hablar de la seguridad y la única respuesta que se dio y que se tuvo es: “es una marcha de pirruris y de oportunistas”, así señalaron a mexicanas y a mexicanos que pedían seguridad en este país.

Y hoy en las condiciones en las que estamos por supuesto que sabemos que hay, y lo hemos reconocido, dificultades, pero estamos marcando ruta y camino para poderlo resolver, que no es tarea solamente de un gobierno, y que sí hay circunstancias que han sido mal llevadas por algunos miembros o integrantes de algún cuerpo de seguridad, pero yo no acepto de ninguna manera, de ninguna, y lo dirijo directamente a quien lo señaló, la Senadora Layda, que se pueda atacar a una institución como el Ejército, la Marina y la Policía Federal, que son orgullo de las y los mexicanos.

Y usted señala la letalidad, usted señala la letalidad de estas corporaciones.

Yo lamento que en lugar de ver cómo se afecta a los delincuentes nunca se vea cuántos quedan heridos, cuántos pierden la vida, mutilados, de las fuerzas federales y de la Policía Federal, que estoy seguro que ninguna de estas veces han podido tener un encuentro con ellos para ver cómo arriesgaron la vida en favor de todas y todos los que estamos aquí.

Estamos abiertos al escrutinio de Nochixtlán, de Tanhuato, de Apatzingán y también de Ayotzinapa, y estamos abiertos con los organismos internacionales, efectivamente, queremos que se sepa la verdad.

Quiénes no actuaron, quienes promovieron este tipo de gobernantes y quiénes fueron incluso cómplices de lo que ahí sucedió con los jóvenes de Ayotzinapa.

No, Senadora, no es correcto que estemos manejando los fondos de particulares, no hay un discurso ameno para usted, debo decirle lo que está públicamente por parte, visto por parte de los organismos que están operando estos recursos, nosotros no tenemos nada que ver y seguiremos en esa misma dirección, los recursos privados se manejan por la sociedad, por los privados.

Nosotros no vamos a manejarlo por más que se insiste, que se quiera decir que es el gobierno federal que es el que va a  manejar estos recursos, no tenemos injerencia en ellos, y no la vamos a tener.

Esto que a mí me señala respecto a los migrantes, a niñas y niños encarcelados, dijo usted, dijo también usted de migrantes que metemos a la cárcel, no, no Senadora, ¿aquí en México?, no sé dónde lo haya visto usted.

Aquí en México tenemos un agente especial para llevar y conducir, y son mujeres preparadas del Instituto Nacional de Migración para acompañarlos, para estar junto a ellos, y para devolverlos a sus familias, hasta su propio hogar, así trabajamos en el Instituto Nacional de Migración.

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Senadora Sansores, tuvo usted el uso de la palabra por 20 minutos, y se le respetó. Le pido que escuchemos al Secretario,  le sugiero que escuchemos al Secretario, Senadora, por favor, gracias.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong: Y hay muchos más temas, pero no puedo dejar pasar ni de usted ni de  nadie, y lo vuelvo a decir, ni de usted ni de nadie el señalamiento respecto a esto que salió en medios de comunicación de mi situación personal.

Ya le dije a quién lo preguntó en primera ocasión, que llevo desde los 17 años trabajando con mucho orgullo en instituciones  públicas que todo mi patrimonio está a la vista, de manera transparente de quien quiera revisarlo, y muy importante, Senadora, yo no soy de niño de privilegios, a mí no me han heredado absolutamente nada, y todo lo he hecho a partir de mi trabajo. Y me siento muy orgulloso de ello.

(Aplausos)

Yo no creo que sea a partir de…

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Senador Hernández Deras, por favor, gracias.

El Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong:   Yo no creo que sea a partir de intolerancia, como nos debamos de conducir, yo estoy convencido que la sociedad pone a cada quien en su lugar, es correcto, Senadora, y yo creo que una vez más la sociedad habrá de reconocer lo que se ha hecho para que estemos en condiciones totalmente diferentes.

Pero a partir del diálogo, a partir del encuentro y a partir de no sentirnos dueños de la verdad o tomar solamente acciones unilaterales pareciéndose lo más cercano a los dictadores de otra época de la historia de  México, del mundo.

Yo agradezco  muchísimo este ejercicio de diálogo y de rendición de cuentas, estaré aquí las veces que se me convoque de manera formal, y quiero informarle también que he estado con muchísimos grupos de Senadoras y Senadores una y otra vez, y no necesariamente aquí, sino ustedes mismos me han convocado a ver todo tipo de temas, una y otra vez con Senadoras y Senadores; con Diputadas y Diputados.

Porque todos, todos tenemos que entender que algunos nos toca en este momento en este lado, algunos les toca donde están ustedes, y algunos otros, algunos otros en alguna otra responsabilidad.

Pero, si nos dejamos rebasar por la intolerancia, si nos dejamos rebasar por el protagonismo, entonces, seguramente vamos a lograr absolutamente nada para que las condiciones sean otras en este país.

Hay que, y yo valoro mucho esta oportunidad, hay que, y con esto termino, además de agradecerles.

Hay que, y   fui legislador, lo fui, fui diputado federal, y yo recuerdo haber puesto una iniciativa que hoy es vigente, que es la revisión de cuenta de las y los  legisladores y de los funcionarios.

Yo hoy me sumo a la propuesta de la Senadora, sería muy bueno que legislaran, respetuosamente se los digo, para sancionar al funcionario público que falte a la verdad, pero de pasadita también a los que son integrantes del Congreso de la Unión o de cualquier congreso o de cualquier gubernatura, todos a rendir cuentas, y a sancionar cuando falten a la verdad.

(Aplausos)

No se puede venir aquí con medias palabras y con medios discursos.

Muchas gracias y muy buenas tardes, gracias a todos.

(Aplausos)

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Muchas gracias, señor Secretario.

Concluimos la Sesión de Análisis de la Política Interior, agradecemos la presencia del licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación.

En cumplimiento al artículo 7º de la Ley Orgánica del Congreso y el Punto Sexto del Acuerdo aprobado, la versión estenográfica de esta comparecencia se remitirá al ciudadano Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Solicito a la Comisión designada acompañe al licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, cuando desee retirarse del salón.

(La comisión cumple)

Reanudamos la sesión ordinaria.

En otro apartado de nuestra agenda, tenemos dictámenes para primera lectura, dé cuenta la Secretaría con ellos.

La Secretaria Senadora Lorena Cuéllar Cisneros: Tenemos los siguientes dictámenes para primera lectura.

Seis de las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos con proyectos de decreto.

Uno, por el que se deroga el artículo 158 del Código Civil Federal que propone eliminar prohibiciones especiales a mujeres.

Uno, por el que se reforma el artículo 1915 del Código Civil Federal que propone reparación del daño con cálculo de la unidad de medida y actualización.

Otro, por el que se reforma el artículo 149 Bis del Código Penal Federal para actualizar la edad de menores.

Otro, por el que se adiciona el artículo 160 del Código Penal Federal para sancionar el uso de objetos como simulación de armas.

Uno más, por el que se reforman diversos artículos del Código Penal Federal que propone prohibir el uso de estudios de personalidad.

Y otro que reforma los artículos 19 de la Ley de Amparo y 163 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación para incorporar la fecha conmemorativa de la Ley de Amparo.

Asimismo, tenemos seis dictámenes de las Comisiones Unidas de Salud y de Estudios Legislativos con los siguientes proyectos de decreto.

Uno, por el que se declara el día 10 de septiembre de cada año como el Día Nacional para la Prevención del Suicidio.

Otro, por el que se reforman diversos artículos de la Ley General de Salud sobre la higiene de manos.

Otro, por el que se declara la segunda semana de junio de cada año como la Semana Nacional del Donante Voluntario de Sangre y sus Componentes.

Uno más, por el que se declara el primer sábado del mes de junio Día Nacional del Glaucoma.

Otro, por el que se reforma el artículo 184 Bis de la Ley General de Salud en materia de control del tabaco.

Y otro por el que se declara el 5 de abril de cada año como Día Nacional Contra el Cáncer de Pulmón.

Son todos los dictámenes, señor Presidente.

El Presidente Senador Ernesto Cordero Arroyo: Debido a que se encuentran publicados en la Gaceta y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, quedan de primera lectura.

Compañeros Senadoras y Senadores:

Los textos de las intervenciones del rubro de efemérides se integrarán al Diario de los Debates.

Se cita a la siguiente sesión ordinaria el día de mañana jueves 23 de noviembre, a las 11:00 horas.

Se levanta la sesión.

Se levantó la sesión a las 17:59 horas.

http://www.senado.gob.mx.:80/index.php?ver=sp&mn=4